El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

El miedo a perder el empleo y las nuevas tecnologías, que nos permiten estar conectados en cualquier momento y lugar, son dos factores de gran importancia en el desarrollo de la adicción al trabajo. A finales de 2013 la Universidad de Kansas (Estados Unidos) publicó un estudio en el que se plasmaba la relación directa entre los workahólicos (palabra que define a estas personas) y un menor bienestar físico y mental asociado tanto a una mala alimentación como a la depresión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entendemos como un workahólico un individuo que dedica 50 horas semanales a su labor profesional. No obstante, otro parámetro que mesura esta problemática son los síntomas y comportamiento que el adicto desarrolla: irritabilidad, insomnio, estrés, cambios de humor… Esta sintomatología, si no se frena, puede derivar en trastornos cardiovasculares y depresivos, así como en otras adicciones como al alcohol.

La gravedad de este trastorno hizo que en 1983 surgiera en Estados Unidos el programa de Trabajólicos Anónimos para ayudar a que estas personas abandonen su adicción al trabajo. Sin embargo, el continente americano no figura en las primeras posiciones de la lista de países más adictos al trabajo que ha elaborado la OECD (Organization for Economic Co-operation and Development), sino que se encuentra en la décimo segunda posición. El listado lo lidera Turquía, donde casi la mitad de la población trabaja más de 50 horas por semana. Le sigue Japón, con un 31,7% de su población workahólica, y México, con un 28,63%.

¿Cómo detectar que alguien es adicto al trabajo? El perfil de los afectados suele ser el de una persona a la que le cuesta aceptarse a sí misma y que se refugia en su vida laboral para ocultar sus emociones. Mienten sobre la cantidad de horas que dedican a su trabajo, son perfeccionistas y necesitan tenerlo todo bajo control, y su hogar no es más que una prolongación de su oficina. Además viven con la agenda repleta de trabajo, no tienen vida fuera de su despacho y, sobre todo, se sienten culpables cuando no están trabajando.

Para evitar caer en las garras de la adicción al trabajo, especialistas en la materia han elaborado un listado de consejos y comportamientos a seguir para alejarnos de esta problemática. Los mencionamos a continuación:

  •  Establece prioridades: llegar al éxito no se basa sólo en trabajar el máximo posible sino en seguir el camino correcto. Hay que tener claros los pasos a seguir para obtener los mejores resultados y así ahorrarnos muchas horas de esfuerzo inútil en pasos que no llevan a nada. Hay que saber minimizar el trabajo para no caer en la extenuación.
  •  Organiza un calendario propio: reservarse un tiempo para ir a comer o marcarse una hora límite de salida de la oficina para realizar una actividad, como ir al gimnasio o ayudar en los deberes a los hijos, son maneras de controlar el tiempo que dedicamos a nuestro trabajo. De esta forma se aprovechan mejor las horas y se evita alargar la jornada hasta horas intempestivas. Saber que tenemos otros compromisos que atender nos ayudará a ello.
  •  Adicto al trabajo…sólo excepcionalmente. Podemos permitirnos realizar horas extra cuando la situación lo requiera pero sin que eso se convierta en la tónica habitual. Por algo se les llama “extra”, porque tal y como su nombre indica son un añadido a lo que una jornada de trabajo es.
  •  Si eres nuevo en una empresa intenta controlar el ritmo de trabajo inicial. Si desde un principio mostramos una capacidad para asumir el trabajo en exceso, daremos a entender que eso es lo habitual en nosotros y lo más probable es que nos sobrecarguen con más tareas. El exceso nunca es bueno.
  • Elige quedarte o marcharte. Si el ritmo de la empresa en la que trabajamos es muy alto y se exige a los trabajadores un constante sobreesfuerzo, debemos valorar seriamente el abandonar el puesto. La filosofía de la compañía no cambiará pero lo que si puede verse modificado es nuestro carácter y por ende nuestra salud. Como se suele decir: “Más vale prevenir que curar”.
Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

4 comentarios

  1. Pingback: Workaholics: adictos al trabajo | El Diario de ...

  2. Avatar

    joseph

    Creo q me estoy volviendo uno de ellos. Gracias por los consejos!!!!

  3. Pingback: Workaholics: adictos al trabajo - PrevenBlog | ...

  4. Pingback: Workaholics: adictos al trabajo - PrevenBlog | ...