¿Tener una plantilla envejecida es síntoma de mala gestión?

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Durante el Mobile World Congress, los trabajadores de la compañía que gestiona el metro y autobús de Barcelona, TMB, realizaron unas jornadas de huelga que generaron comentarios tan dispares, que incluso se puso en tela de juicio la gestión de la compañía por el hecho de que la plantilla de TMB tenía un alto porcentaje de trabajadores de edad avanzada.

TMBEn la web de TMB podemos conocer los datos de las edades de sus trabajadores con el % que representan del total de la plantilla en las dos empresas de la compañía:

En el Metro:
– De 41-50 años, 36,63%
– De + de 50 años, 22,48%

En el Bus:
– De 41-50 años, 46,08%
– De + de 50 años, 30,47%

El hecho de que la plantilla de estas empresas esté compuesta por un alto porcentaje de seniors, no implica que la gestión haya sido ni buena ni mala. Lo que podemos afirmar es que las plantillas de las empresas son un reflejo de la sociedad y ésta está envejeciendo.
En el año 2007 los mayores de 55 años representaban el 11,64% del total de afiliados a la seguridad social, el año 2014 han representado el 15,50% del total, más de un 5% en 7 años.

Las pautas que debe seguir una empresa en la gestión de las personas mayores de 50/55 años son las siguientes:

  • Analizar los puestos de trabajo ocupados por estas personas. Evaluar los riesgos físicos (ruido, vibraciones o radiaciones), químicos, riesgos biológicos, evaluar la carga de trabajo físico (manipulación manual de cargas, trabajo de pie, movimientos repetitivos), carga de trabajo mental (plazos de entrega muy estrictos y reducidos, nivel de atención, diversidad de tareas,…)
  • Evaluar las circunstancias personales.
  • Implementar las medidas para adaptar el puesto de trabajo a las peculiaridades del trabajador.
  • Realizar un seguimiento periódico de la vigilancia de la salud, para detectar posibles afectaciones que conlleven adaptar o cambiar el puesto de trabajo. Por ejemplo para corregir aquellas condiciones de trabajo que puedan acelerar el proceso de envejecimiento.
  • Detectar desajustes, corregir, mejorar las medidas aplicadas.
  • Eliminar o reducir el trabajo a turnos, sobretodo el nocturno que provoca alteraciones en el ritmo biológico, en el sueño y la vida familiar/social.
  • Estos trabajadores deben disfrutar de igualdad de oportunidades y de trato respecto de los otros trabajadores.
  • Crear un protocolo para regular la progresiva transición de la actividad del trabajador senior hacia la jubilación.

La adaptación del puesto de trabajo consiste en aplicar simples recomendaciones ergonómicas. Recordemos que la capacidad visual a los 60 años, es un 20% inferior que a los 30, sólo será necesario incrementar el tamaño de los caracteres de las pantallas de los ordenadores o disponer de teléfonos con teclas de mayor tamaño.
La mejor pauta para realizar una adaptación del puesto de trabajo es contemplar las características del trabajador en la etapa del diseño del producto. En este sentido habrá que facilitar instrucciones a los ingenieros de 30 años en este momento de la concepción del producto.
La adaptación del puesto de trabajo, aporta un beneficio claro hacia la empresa y un beneficio al trabajador.

Aunque los datos de la Seguridad Social muestran que los trabajadores de mayor edad padecen un menor número de enfermedades, éstas no se han reducido, por lo que hay que seguir trabajando para conseguir que las personas que lleguen a la jubilación lo hagan saludablemente, para poder seguir realizando actividades.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*