Trabajo nocturno: Efectos fisiológicos de la iluminación sobre el trabajador

El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Trabajo nocturno

El trabajo nocturno tiene efectos sobre la salud del trabajador. Entre las múltiples causas que pueden afectar, el hecho de encontrarnos en ambientes de trabajo iluminados durante la noche provoca consecuencias para la fisiología humana debido a la alteración del reloj biológico y a la disminución de la producción de melatonina por el organismo.

La melatonina, que se secreta fundamentalmente durante la noche, tiene una serie de efectos que se pierden por la exposición nocturna a la luz:

melatonina

– Modulación del ciclo sueño/vigilia

– Regulación de los ritmos circadianos

– la sincronización, etc.

 

El ambiente iluminado durante el trabajo nocturno informa a nuestro organismo que «es de día», por lo que los diferentes órganos deben «reajustarse» para adaptarse a esa condición. Así pues, los cambios fisiológicos ocasionados por la iluminación nocturna pueden, a largo plazo, traducirse en procesos fisiopatológicos que contribuirían a la aparición de enfermedades.

 

Efectos de la iluminación sobre la fisiología humana: La glándula pineal y el reloj circadiano

La glándula pineal es un órgano situado en el centro del cerebro, componente fundamental del reloj circadiano y de la producción y liberación de la melatonina.

glándula pinealLa detección de luminosidad por los ojos (mediante fotorreceptores especiales en la retina) envía una señal al núcleo supraquiasmático (NSQ), que por decirlo de alguna forma, sería el reloj biológico principal. Esta señal provocaría su inactivación. Una vez ha reducido su actividad, el NSQ deja de enviar señales a la glándula pineal, de forma que se inactiva la generación de melatonina. Así pues, existe un ritmo circadiano, regulado por la luminosidad percibida, en la síntesis y secreción de melatonina por parte de la glándula pineal.

Generalmente las concentraciones de melatonina en sangre durante la noche (en ausencia de luminosidad) son de 10-20 veces mayores que durante el día.

 

El trabajo nocturno: Efectos de la exposición a niveles de luz durante la noche sobre la producción de melatonina

A lo largo de la evolución humana, la iluminación estuvo más o menos restringida a los periodos de luz solar, con la llegada de la revolución industrial, la generalización del uso de la electricidad y la iluminación artificial han modificado de manera sustancial las horas de iluminación y oscuridad a las que nuestro cuerpo está sometido. Los efectos de este incremento en la luminosidad lo observamos principalmente en la reducción de producción nocturna de melatonina por parte de la glándula pineal.

Observamos una tendencia a la baja en el número de horas de sueño al día, siendo ya inferior a las 8 horas al día recomendadas. Aunque el sueño no es una causa per se en la producción de melatonina, sí que está vinculado, porqué normalmente es el único periodo de tiempo en el que nos encontramos en situación de oscuridad compatible con su síntesis.

Así, situaciones de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, que es lo que ocurriría en el los equinoccios, y que permiten que se mantengan niveles elevados de melatonina durante las 12 horas de luz, se ven reducidos a máximos de 8 horas de oscuridad (reduciendo 4 horas la capacidad de síntesis de melatonina)

Otro efecto que inhibe la síntesis de melatonina es la existencia de pulsos de luz, aunque sean breves (encender la luz si nos levantamos por la noche). El cerebro interpreta este breve periodo de luz como el inicio de un nuevo día, por lo que la síntesis de melatonina cae rápidamente, tardando luego un tiempo en recuperarse.

Consecuencias fisiológicas de la alteración de los niveles de melatonina

La alteración de los niveles de melatonina puede generar sobre el organismo una serie de consecuencias:

– Alteraciones del reloj biológico interno que provoca, entre otros:

  •  letargo
  • apatía
  • desorientación
  • somnolencia diurna

Reloj_biologico

Durante el periodo de aclimatación al trabajo nocturno por parte del reloj biológico se puede ver comprometida la eficacia y precisión en el trabajo, y verse afectada la capacidad de toma de decisiones y juicios.

Una problemática para conseguir una aclimatación efectiva al trabajo nocturno es que, habitualmente, se trabaja 5 días en horario nocturno, y luego los 2 días de descanso. Con mucha probabilidad, durante los días de descanso, el trabajador volverá a estar activo durante el día y dormirá por las noches, por lo que nunca conseguirá aclimatarse a la situación de trabajo nocturno. Bajo esa condición de irregularidad, ni el reloj biológico ni el ritmo de producción de melatonina pueden tener un ciclo normal. Por tanto el trabajador mantendrá de manera sistemática la alteración del reloj biológico, con afectación laboral (menos eficiacia, posibilidad de cometer más errores)

– Afectaciones fisiológicas por la disminución de la concentración de melatonina (en su efecto antioxidante y neutralizador de los radicales libres). Estudios epidemiológicos han puesto de manifiesto que trabajadores de turno nocturno muestran mayor incidencia de cáncer de mama, y se ha definido la «hipótesis de la melatonina» que indica que una posible causa de este incremento es la supresión de la melatonina por la exposición nocturna a la luz.

La melatonina es un agente anticancerígeno (por la capacidad que tiene de limitar el daño generado por los radicales libres en el genoma) y su reducción continuada debido a la luz puede, de hecho, contribuir a la probabilidad de inicio y progresión del cáncer (de cualquier tipo, no solo el de mama).

Acciones preventivas

Evidentemente, el trabajo nocturno continuará, y los niveles de iluminación para llevarlo a cabo se van a mantener, por lo que es difícil tomar medidas preventivas para conseguir que los niveles de melatonina no disminuyan durante el trabajo nocturno.

Aun así, si que podemos establecer una serie de recomendaciones y acciones preventivas:

– Desarrollo de fuentes lumínicas que excluyan longitudes de onda específicas que inhiben la síntesis de melatonina (parece ser que las longitudes de onda que producen mayor inhibición son las que se encuentran en el rango de los 470-475 nm (luz azul))

– la producción de gafas o lentes de contacto que filtren estas longitudes de onda

– Evitarse la exposición a luz tras el comienzo del sueño (el único momento en el que solemos estar expuestos a oscuridad). La luz en ese periodo altera la síntesis de melatonina  y «desinforma» al reloj biológico. Esta indicación está especialmente enfocada a trabajadores nocturnos, que deben dormir en periodos en los que hay existencia de luz natural, por lo que es especialmente importante que mantengan tanto el número de horas de sueño como el mantenimiento de un ambiente oscuro mientras dura dicho periodo de descanso.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*