La creciente tendencia de las organizaciones españolas a abrirse a nuevos mercados es una realidad que responde, ya no tanto a la estrategia de negocio de la empresa, sino a su propia subsistencia. Uno de los indicadores que da fe de ello es el número de trabajadores expatriados fuera de nuestras fronteras: entre el 2012
Continuar leyendo...