En 1989 la EPA advirtió que los aires interiores (viviendas, oficinas, talleres,..) pueden llegar a ser hasta 10 veces peor que los del exterior, conteniendo hasta 900 COV (Compuestos Orgánicos Volátiles). El informe destacó la presencia de los “archiconocidos” cancerígenos Formaldehido, Benceno y Tricoloroetileno. Al formar parte de los componentes de tintas, pinturas, fibras sintéticas, tabaco, solventes, adhesivos se
Continuar leyendo...