Una de las claves fundamentales cuando se conduce es el principio de la anticipación. En realidad es válido en muchos aspectos de nuestra vida, pero aplica de forma muy clara en seguridad. Cuando conducimos realizamos una tarea mental verdaderamente compleja, aunque no nos lo parezca. Estamos atentos a la recogida de múltiples estímulos visuales, auditivos,
Continuar leyendo...