El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Escucha la lectura de este artículo

 

En una empresa el comportamiento de la dirección es el que más influye en el comportamiento de las personas del resto del equipo. Estas ven un espejo en el que reflejarse y actúan de la misma forma en la que lo hace la dirección de la compañía.

Es por este motivo que el liderazgo humano tiene que ser establecido por la dirección. El resto de la organización entenderá enseguida lo que se espera de ellos. Serán conscientes y querrán recorrer ese mismo camino, que tan solo puede ser establecido por los líderes.

Antes de exigir a los demás, son los directivos los que tienen que ofrecer, entregar y regalar. Serán muy generosos para que los demás entiendan cuál es el destino al que todos se dirigirán en el mismo barco.

Y aunque no es solo el liderazgo directivo el que mueve una organización, si este no está presente, será muy difícil que se perciba en la organización una cultura de liderazgo.

Estamos hablando de liderazgo, no de liderazgo de seguridad y salud, ni de cultura de seguridad y salud, ni de incidentes (accidentes incluidos), ni de daños. Es el liderazgo el que logra que los asuntos más relevantes de una organización cambien. El liderazgo promovido por las personas que dirigen a personas. Tan fácil y tan difícil a la vez.

El liderazgo no lo han de trabajar tan solo los equipos directivos, existen líderes de equipos en todos los niveles y ellos serán los encargados de transmitir el liderazgo. Tienen que hacer exactamente lo mismo que los directivos pero de aplicación a sus propios equipos, áreas o secciones. Esta es la forma en la que se consigue que todas las personas de la organización sepan que están en el mismo barco y que se dirigen a su objetivo común.

Incluso las personas que no lideran a otras personas en una organización, en algunos entornos llamados “contribuidores individuales”, tienen la oportunidad de liderarse a sí mismos. Sentir que son capaces de actuar con autonomía, de actuar de la mejor manera posible y hacer las cosas lo mejor que saben, pueden y quieren. Pueden elegir su actitud y no tolerar actos que no sean los más seguros. También son líderes.

El liderazgo es necesario que fluya por tanto desde los niveles directivos para trasladarse a través de las personas que gestionan equipos hasta los contribuidores individuales. Es un ejercicio que se enseña, se aprende y se practica. Una persona es líder porque nace y también porque se hace en función del contexto en el que trabaja. Los líderes necesitan una dosis de talento innato, un aprendizaje y una experiencia asociada al mismo, otra buena dosis de inteligencia, pero sobre todo saber cuál es el momento en el que se espera de ellos que lleven al equipo hasta la meta.

En los proyectos de evolución cultural de seguridad con los que acompañamos a empresas de todos los tamaños el liderazgo es el elemento fundamental. Nos preocupamos de que la dirección establezca las líneas maestras, que domine el vocabulario que utilizará su compañía y que muestre su compromiso visible con la seguridad. Hacemos que sean los líderes de la organización los que pongan su liderazgo en marcha; realmente son los líderes los únicos capaces de impregnar de cultura a toda su organización. Necesitamos líderes de seguridad y salud.

Si quieres conocer más acerca de cómo impulsar la Cultura Preventiva en tu organización mediante un liderazgo activo, visualiza la ponencia “HOP: Evolucionando la Cultura de Seguridad y Salud”

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

1 comment

  1. Joan Vicenç Duran Llacer

    Buenas tardes,
    Estoy de acuerdo en el contenido del artículo. El liderazgo debe de ejercerse de la cabeza a los pies y en todos los ámbitos de la dirección, incluyendo lógicamente Seguridad y Salud.
    En la última revista de la SLTC (Sociedad Latinoamericana de Tecnología del Caucho) me extiendo un poco más sobre el rol del CEO y el equipo de dirección en el tema.