El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

En el post anterior introduje lo que se entiende por Efecto Espectador. En esta nueva entrada voy a tratar de sintetizar los factores más importantes que los psicólogos atribuyen al comportamiento de un “espectador” pasivo, síntesis extraída de algunas publicaciones en diferentes medios especializados en psicología, seguridad y conducta.

Primer factor potencial: dilución de la responsabilidad

Este primer factor fue postulado por Darley en 1968, y se explica de la siguiente forma: cuando hay más gente presente en un determinado escenario, el individuo no siente la presión de actuar, amparándose en que la responsabilidad de esa actuación se diluye entre todos los presentes.

Darley condujo un experimento que sustentaba esta explicación. Para el experimento se escogieron estudiantes universitarios voluntarios y se les metía en cubículos con un intercomunicador. Una vez dentro, se les explicaba que podían hablar con el intercomunicador con otros colegas que estaban a su vez en otros cubículos, diciéndoles si había uno, dos o cinco participantes en los otros cubículos. Se les aclaraba que sólo una persona podía utilizar el intercomunicador. Dentro de los participantes se infiltró un miembro del equipo investigador que, al inicio del experimento, alertaba a todos por el intercomunicador que en ocasiones sufría de ataques de apnea. En un momento dado del experimento, esta persona empezaba a hablar más alto y a decir incoherencias, simulando ahogos y jadeos y llegando a emitir una llamada de auxilio a sus compañeros antes de que la comunicación se cortara.

Los resultados mostraron que el 85% de los participantes a los que habían informado que hablaban con sólo una persona salieron a brindar ayuda; este porcentaje bajó al 62% cuando se les había informado que había dos participantes más (situación de 3 personas), y cayó al 31% cuando se les había informado que había cinco personas más (situación de seis personas).

Veámoslo en este experimento realizado por unos estudiantes:

 

Segundo factor potencial: necesidad de comportarse siguiendo normas socialmente aceptadas

El segundo factor fue postulado por Darley & Latané y se explica de la siguiente forma: cuando un individuo observa que el resto de observadores no actúa, lo interpreta como una señal de que o bien no es necesario o bien no es apropiado actuar, hecho que se potencia si la situación es ambigua.

Para sustentar esta hipótesis, Darley & Latané realizaron en 1970 el siguiente experimento: los participantes tenían que rellenar unos cuestionarios en una habitación. Al poco de empezar a trabajar en ellos, se forzaba la entrada de humo dentro de la habitación (señal clara de peligro). Cuando los participantes estaban solos en la habitación, en el 75% de los casos abandonaron la misma y reportaron la situación; cuando los tests se hacían en grupo (más de una persona en la habitación), sólo el 37% abandonaba la habitación y reportaba la situación; y cuando dentro de ese grupo se “infiltraban” algunos “espectadores” que conocían el experimento y tenían instrucciones claras de quedarse y de dar indicios claros a los demás de que la situación no era anormal, el porcentaje bajaba a un increíble (opinión personal) 10%.

Podéis ver un breve extracto de este experimento (tercera situación descrita) en este vídeo:

 

En este experimento, los participantes sucumbieron a la denominada “ignorancia plural”: el hecho de interpretar la calma de los que nos rodean en una situación de emergencia como un signo de que en realidad no hay ninguna situación de emergencia, es decir, si actúo puedo no estar haciéndolo conforme a un patrón social preestablecido que puedo desconocer.

En otro experimento, se comprobó como la “mayoría” arrastraba a la minoría, es decir, el poder del grupo (norma social) frente al individual. En este video se puede ver este efecto:

 

Otros factores

Existen otros factores que pueden tener influencia en el efecto espectador, tal y como vimos en el vídeo que adjuntamos en el post anterior.

En situaciones en las que una persona necesita ayuda, se han observado algunos condicionantes que pueden aumentar la probabilidad de que un espectador pase a tener un rol activo (no he encontrado referencias biblilográficas que sustenten estas observaciones), como son:

  • Si la persona que necesita ayuda es una mujer.
  • Si la persona que necesita ayuda va vestido según los cánones sociales (ropa limpia, traje, etc.).
  • Si la situación no es ambigua (por ejemplo, si una persona en la acera tropieza y se cae y las personas alrededor lo ven, es mucho más probable que alguna de ellas actúe para brindar ayuda).
  • Si la situación no es violenta.

¿Qué otros factores pensáis que pueden influir en este efecto? ¿Puede haber otros factores que contribuyan al Efecto Espectador en al ámbito laboral? ¿Cuáles creéis que pueden ser? Y pensando en el segundo video que hemos visto, si pensamos en una cultura en la que la seguridad no está integrada y en la que el técnico de seguridad es quien suele hablar de seguridad, ¿cómo puede sentirse este técnico de seguridad y qué probabilidades tiene él solo de fijar un criterio o un requisito de seguridad sobre un grupo totalmente “desalineado”?

En el tercer y último post  trataré de llevar el Efecto Espectador al ámbito laboral desde la perspectiva de la seguridad y presentar una aproximación y serie de pautas para tratar de hacer que este Efecto Espectador se pueda ir diluyendo y prime una cultura de inter-depencia en el centro de trabajo.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Avatar

    Raquel Sánchez

    Muy interesante post. Lo mejor que puede hacer el técnico de seguridad en caso de encontrarse con un grupo “desalineado” es mostrarse seguro de sí mismo, manifestar confianza en su exposición hasta hacer sentir al grupo que lo normal es su atención.

    • Oscar Roijals

      Oscar Roijals

      Sí, así es. Debe actuar con integridad y en base a un valor tan esencial como el de cuidar al prójimo a la vez que tratar de educarle (adquirir conciencia). Las organizaciones podrán tener su cultura, pero no pueden evitar que nos comportemos con valores “positivos”.

      Gracias por tu aportación, Raquel.

      Un saludo.

      Oscar