Prácticas responsables en el sector cosmético: el éxito de L’Oréal

El tiempo estimado de lectura es de 6 minutos

Sólo durante el año 2014 el sector de la perfumería y la cosmética generó 6400 millones de euros en España, alrededor de 400 empresas se dedican a este sector en nuestro país y de media al año cada consumidor se gasta en torno a los 135 euros en productos cosméticos, son datos de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa).

Estos que son datos de nuestro país representan sólo una parte de un sector global de grandes dimensiones que gira en torno a la cosmética. Un sector que durante años ha sido el foco de numerosas críticas por su prácticas poco éticas, pero que se ha convertido con el tiempo y a través de la responsabilidad en uno de los sectores que más puede contribuir a mejorar el estado del medio ambiente y la calidad de vida de las personas, especialmente por su capacidad de innovación e investigación constante. Por ello, en los últimos años estamos descubriendo como algunas marcas destacan por su capacidad de compromiso, es el caso de la marca líder L´Oréal.

El caso de L’Oréal

Año tras año la marca se coloca en la primera posición en el ranking de marcas cosméticas debido a su gran volumen de facturación. La marca agrupa bajo sí a su división luxe formada por Lancôme, Giorgi Armani, Biotherm o Cacharel entre otras, sus productos profesionales como son Matrix, Kérastase, Pureology, etc., por otro lado también encontramos productos de gran consumo como son Garnier, Maybelline o Essie, también cuenta con una división de cosmética activa con Vichy, La Rocha Posay, etc.,  y por supuesto, la que es su apuesta más firme por la sostenibilidad: The Body Shop. Todas ellas tienen algo en común: la responsabilidad social corporativa.

Al respecto hay que destacar sus grandes ejes de actuación que son la Producción e Innovación Sostenible, el Consumo Responsable y el Desarrollo Sostenible.

La compañía manifiesta su objetivo de llegar a miles de consumidores pero sin olvidar cuales son sus compromisos medioambientales, por ello se han propuesto para el 2020 reducir sus emisiones de CO2 en un 60%, así como el consumo de agua y la producción de desechos, atendiendo tanto a los procesos en sus centros, en el proceso de distribución y en la eliminación de los residuos. Estos compromisos están en marcha y los ejemplos son:

  1. Planta de Pune en India: ya en 2007 la planta consiguió a través de la energía solar el calentamiento de 35.000 litros de agua, por esa fecha instala también una unidad de lumbricultura, es un sistema mediante el cual las lombrices convierten residuos químicos en compost. En 2012 se introduce un sistema de reciclado de aguas residuales, por lo que toda el agua tratada por la planta se reutiliza en las instalaciones. Además cuenta con paneles en sus tejados que permiten el paso de la luz pero no del calor, por lo que pueden prescindir del consumo de iluminación eléctrica durante el día. Con los años se han ido invirtiendo esfuerzos en la transmisión de una cultura del desarrollo sostenible entre los empleados y los proveedores, entendiendo esta transmisión de valores la clave del éxito.
  2. Planta de Sao Paulo: esta planta funciona con calderas que utilizan biocombustibles, llamada caldera “flex” funciona con alcohol de caña de azúcar de suministro sostenible, el uso de este alcohol reduce las emisiones de CO2 de la planta en un 60%, la tecnología está siendo estudiada para implantarla en otros centros e innovar con otras fuentes renovables como la producción de etanol con la corteza de eucalipto.
  3. Planta de Burgos: la planta industrial de productos capilares de Burgos se encuentra dentro de un programa internacional de la marca para que las fábricas se abastezcan de energía térmica y eléctrica a través de la biomasa. Es el primer proyecto en España que a través de la combinación de energía con uso de biomasa y tecnología fotovoltaica es capaz de abastecer de vapor, agua caliente y fría y electricidad a la fábrica y produce el 100% de sus necesidades de energía.

Estos, son sólo tres ejemplos de la innovación aplicada a la sostenibilidad, pero además la compañía trabaja desde el ecodiseño, la innovación de sus fórmulas a través de las tecnologías virtuales o la química verde así como un fuerte compromiso por la utilización de materias primas de manera responsable.

Pero todos estos compromisos anteriores estarían faltos si la marca no tuviera en cuenta a las personas, además de los empleados y los proveedores, otro gran grupo es el que conforman los consumidores, para los cuales la marca ha expresada el siguiente compromiso:

Haber capacitado para el año 2020 a todos los consumidores de L´Oréal para que puedan tomar decisiones de consumo sostenible realzando al mismo la belleza del planeta.

El camino que están siguiendo para alcanzarlo es a través de la transparencia de sus marcas, ofreciendo información a los consumidores de la huella ecológica de los productos así como de la escucha constante sobre las preocupaciones de los mismos.

Esta apuesta por la sostenibilidad dirigida hacia todas las marcas del grupo se hace más patente en The Body Shop como hemos indicado anteriormente, ya que desde sus inicios, desde su propia definición ha manifestado siempre un fuerte compromiso en su relación con las personas. La marca ha creado su propia historia mediante el diálogo compartido con los consumidores, y no sólo eso, a través de un compromiso constante por mejorar la vida de las personas más vulnerables, como lo demuestran sus constantes colaboraciones con ONGs y su apuesta por el comercio justo.

Por último, habría que destacar que todos los programas y marcas de la compañía, independientemente de su cultura y valor como marca apuestan por el camino del Desarrollo Sostenible y este es inseparable de las personas que están más cerca, por ello, su manifiesto es cumplir los objetivos propuestos compartiendo al mismo tiempo el éxito con los empleados, los proveedores y las comunidades de su entorno, trabajando para que en 2020:

  • Los empleados tengan acceso a planes de atención sanitaria, protección social y formación sin importar su situación en el mundo. Esto implica protección sanitaria para todos, especialmente para aquellos trabajadores en países más vulnerables así como asegurarles protección financiera.
  • Se seguirá trabajando por el desarrollo del talento local y el bienestar en los centros.
  • En relación a los proveedores el objetivo para ese año es que el 100% de los proveedores estratégicos participen en el programa especifico de sostenibilidad dirigido a ellos. Que consiste en implicarlos en los compromisos de la marca y ayudarlos a mejorar en materia de sostenibilidad, así como de evaluarlos y seleccionarlos bajo criterios de desempeño social y medioambiental, consiguiendo que se comparta el compromiso ético, los esfuerzos medioambientales y una política de contratación sostenible.
  • Y por último, los objetivos en relación a las comunidades de su entorno son la consecución de mejores condiciones para más de 100.000 personas de comunidades desfavorecidas, es decir, facilitarles el acceso a un puesto de trabajo en condiciones dignas, poniendo especial atención en aquellos grupos sociales más expuestos a la pobreza y la desigualdad.

 

 

 

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*