La vigilancia de la salud a quirófano: Claves de una buena planificación

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

Una de las cosas buenas del verano es poder almorzar con amigos junto al mar, conocer a sus invitados y tener una agradable sobremesa hablando de todo y de nada.

Costabrava

Frente a mi estaban sentados un empresario de finanzas, que dirige una empresa de unos 40 y pocos más trabajadores y un enfermero de un hospital privado de unos 1000 empleados, que trabaja de turno de noche.
Inevitablemente, por deformación profesional, me interesé por la vigilancia de la salud que practicaba el empresario y por la que recibía el enfermero. Y me di de cara una vez más con la opinión que merece una de las tareas de nuestra especialidad médica y me acabé acordando del trabajo publicado por la Dra. Rodríguez Jareño y colaboradores cuando concluyen que: “la vigilancia de la salud (…) no cumple el objetivo de detección precoz de daños a la salud relacionados con el trabajo, y no contribuye a mejorar el sistema de prevención de riesgos laborales”.

El empresario se quejó del coste de la Vigilancia de la Salud (pero después paga el doble para el simple chequeo del permiso de conducir) y el trabajador añadió que no valía mucho la pena acudir a los exámenes de salud. Concordaban en que la analítica de sangre era lo más útil.

Cuando oigo este tipo de comentarios, no tengo más remedio que aceptar que lo estamos haciendo mal. En la guía de la patronal Foment del Treball Nacional “Claves para integrar la vigilancia de la salud en las empresas” (2011) aparece una disertación muy lúcida sobre la Vigilancia de la Salud que recomiendo encarecidamente:

Balance general de las actuaciones de los diferentes agentes y actores en la praxis de la Vigilancia de Salud

Frente al horizonte de expectativa que surgió con la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la praxis de la Vigilancia de la Salud se ha caracterizado por
•  ser considerada una disciplina aislada del resto de las disciplinas,
•  se ha obviado su carácter preventivo e interdisciplinar,
•  se ha tenido en cuenta la vertiente exclusivamente individual,
•  se ha obviado la necesidad de estar relacionada con los riesgos identificados en el puesto de trabajo que ocupa el trabajador,
•  se ha limitado a la realización de reconocimientos médicos (chequeos generales de salud que poco o nada tenían que ver con los riesgos laborales),
•  se ha olvidado de la labor informativa sobre los diferentes aspectos que pueden incidir en
la salud de los trabajadores, y
•  se ha reducido a considerar que el «reconocimiento médico anual» es sinónimo de Vigilancia de la Salud y que es a lo que debe aspirar el empresario y los trabajadores.

El personal de una firma de finanzas como la susodicha, que desarrolla tareas administrativas principalmente, ¿habrán pactado una analítica que se ajuste a las necesidades preventivas del sector? No digo quitar o poner el análisis de colesterol, pero sí digo de justificar todo aquello que se hace.

Los exámenes de salud en cualquier empresa deberían ser el resultado de tal justificación, para ser útiles al seguimiento de los riesgos posibles en esa empresa y al propio estado de salud de la población trabajadora. La planificación en vigilancia de la salud nos ayuda a dirigir los exámenes de salud para que recojan los datos que realmente queremos estudiar, creando, junto con la vigilancia colectiva, unos indicadores que nos permitan valorar si las medidas preventivas son adecuadas y suficientes.

Esta planificación, como mínimo, debería incluir:

  • información a los trabajadores sobre los derechos y las obligaciones derivadas de las actividades sanitarias
  • realización de los exámenes de salud en función de los riesgos específicos del puesto de trabajo que se ocupe
  • identificación de los trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos laborales
  • entrega de los resultados de los exámenes de salud a los trabajadores de forma clara y estrictamente confidencial
  • relación de certificados de aptitud de la empresa
  • orientación a planes de promoción de la salud que beneficien la prevención de los riesgos laborales identificados

Sólo si trabajamos en una dirección clara y organizada, conseguiremos un beneficio para toda la sociedad, la cual, a medio y largo plazo, reconocerá el valor de la seguridad y salud en el trabajo como algo útil.

Al finalizar la sobremesa, nos despedimos con un fuerte apretón de manos, y percibí en la cara del empresario que algo le dolía. Después de una ligerísima exploración, objetivé una sobrecarga muscular de los extensores de los dedos en el antebrazo derecho que bien podría ser de su trabajo en la oficina (el dichoso ratón). Le recomendé que pidiera hora con su médico del trabajo en el servicio de prevención que él mismo paga fielmente cada año y se dejase revisar ese brazo.

“Tú eres un trabajador también y uno de los que más horas haces, así que…”

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*