Comunicación
El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Escucha la lectura de este artículo

 

Todavía inmersos en una situación de profundo cambio y, por tanto, de incertidumbre y demanda de información, es inevitable hacernos una pregunta: ¿Cómo comunicar los cambios que necesitaremos en nuestra organización?

Para encontrar respuesta, comencemos por preguntarnos cómo gestionamos la comunicación en nuestra organización.

Es práctica frecuente tener canales de comunicación ya establecidos. A modo resumen:

  • Tablones de anuncios
  • Procedimientos de trabajo
  • Correo electrónico
  • Reuniones periódicas
  • Otros

Habitualmente estos medios cumplían su función, según las necesidades de comunicación de la organización, pues la situación era “normal” y el personal recibía y transmitía la información que necesitaba.

Medios que pueden no dar una respuesta satisfactoria a la necesidad de comunicación actual.

La primera cuestión que podemos plantearnos es cómo se ha visto afectada nuestra plantilla a nivel emocional. Es decir, conocer cómo ha alterado sus creencias la situación traumática vivida.

No podemos ignorar que el resultado de nuestras comunicaciones se ve condicionado por el sesgo de confirmación de los oyentes. Ello implica que, si las creencias se han alterado, nuestro mensaje ha de cambiar.

¿Cómo podemos adaptar nuestras comunicaciones a las nuevas creencias?

El primer paso es conocer cómo se han alterado las creencias. Para ello tenemos herramientas como el cuestionario propuesto por la Junta de Andalucía.

El siguiente, analizar la adaptación de nuestro sistema de comunicación a las necesidades de información:

  • ¿Son los canales de comunicación los adecuados?
  • ¿Son los mensajes recibidos por todos los destinatarios?
  • ¿Tienen los mensajes el resultado deseado?

Y definir la estrategia de comunicación que mejor se adapte.

Vamos con un ejemplo. Tenemos un punto de partida que es un sistema de comunicación basado en correo electrónico entre compañeros. La alta dirección requiere semanalmente informes que son entregados por los mandos en formato Excel. Los trabajadores disponen de un buzón de sugerencias en el que depositan sus propuestas, obteniendo respuesta únicamente cuando la misma es positiva. Semestralmente se envía por correo electrónico los resultados de producción a los mandos y anualmente se efectúa una reunión en el salón de actos en que se presenta por la dirección los datos macroeconómicos de la empresa.

En la antigua normalidad, el sistema permitía mantener al personal informado sobre la situación de la empresa, los asuntos del día a día eran resueltos por email, y la empresa funcionaba.

En la situación actual, nuestro equilibrio emocional se encuentra alterado. El miedo cobra especial peso, máxime cuando seguimos con una constante y reiterada amenaza de rebrotes. ¿Puede este sistema de comunicación ayudar a la gestión del miedo en la empresa?

La nueva situación ha magnificado una necesidad ya existente, que es la de conexión emocional. La información generada por la pandemia ha sido tan confusa y variable, incluida la proporcionada por los Organismos oficiales, que se ha acuñado el término infodemia. La infodemia tiene consecuencias como son la desconfianza respecto a toda información recibida y el condicionamiento de nuestras creencias por nuestro sesgo de confirmación.

Podemos por tanto concluir que si nuestro sistema de comunicación no contempla la gestión emocional con las personas está abocado al fracaso.

En PrevenControl estamos desarrollando herramientas, sesiones formativas y nuevas soluciones de consultoría para ayudarte a encarar esta nueva realidad. Si quieres ver nuevas opciones para adaptarte a la post-normalidad, no dudes en contactar con nosotros.

Fotografía de portada de Clem Onojeghuo

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*