El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

 

Escucha la lectura de este artículo


 

“Generar una cultura de seguridad sólida, sostenible y compartida por todos los miembros de la organización” es un objetivo que muchos líderes nos plantean desde hace algunos años como un reto que persiguen en sus empresas. Pero algo está cambiando…

El pensamiento de los trabajadores, de los supervisores, de los cuerpos técnicos y de los directivos respecto a la seguridad en los últimos 20 años es justo lo que ha cambiado de forma drástica.

Lo que para algunos ha sido una sencilla foto estática desde la aparición del marco normativo moderno en España a mediados de los 90, para otros ha sido una veloz carrera hacia la generación de cultura de seguridad que empapa a todas las personas, de tal forma que la seguridad se convierte en un valor personal y afecta a su comportamiento.

Hace tan solo unos días, durante la celebración de uno de nuestros eventos Safety Leaders en una amena e informal charla sobre los retos que se plantearía un responsable de seguridad a corto plazo, surgió la impactante frase: “…la curva de Bradley ya se nos queda corta…”. Dentro de este mensaje se recoge la esencia de lo que está pasando en las organizaciones más avanzadas y comprometidas con la seguridad. Se persigue algo más.

Hace ya muchos años que algunas compañías iniciaron el recorrido hacia un escenario en el que los trabajadores quieren trabajar de forma proactiva, con estándares de seguridad muy avanzados, se preocupan por la seguridad de sus compañeros y evitan tener daños tanto en sus actividades profesionales como en el entorno familiar.

Que un método de medición de la madurez cultural de seguridad de una organización tan consolidado como la curva de Bradley se plantee como limitante es una muy buena noticia. Significa que estos 20 años han servido para evolucionar, madurar y conseguir comprometer a la dirección y a los trabajadores. También significa que es necesario hacer las cosas de forma diferente, buscar métodos, compañeros de viaje y herramientas novedosas para seguir avanzando.

Si quieres generar cultura de seguridad para prevenir accidentes es necesario que reflexiones sobre cuál es la visión de la seguridad en tu organización. Te propongo algunas cuestiones esenciales sobre esa visión:

¿Estáis ante un escenario de foto fija en la que el marco normativo es vuestra guía?

¿Habéis establecido un sistema de gestión sólido que aporta un nivel formal en el que os sentís cómodos y seguros?

¿Perseguís la excelencia en vuestro modo de gestión y las personas de la organización muestran un compromiso total con la seguridad, viviendo una cultura de anticipación?

No es tan importante la respuesta a estas preguntas como el que se consiga que las personas con influencia en tu organización se las planteen contigo, que influyas para que se tomen decisiones orientadas al cambio. Que se mida dónde se está en cuanto a madurez cultural de seguridad y sea o no suficiente la curva de Bradley se persiga el aumento de la cultura.

Hemos cambiado muchas cosas entre todos en muchas organizaciones; en realidad no es tan difícil ni requiere tantos esfuerzos, humanos y en cuanto a recursos, pero sí es necesario que haya acción, que haya movimiento. Si quieres que algo cambie no puedes estar haciendo siempre lo mismo. ¿Nos movemos?

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*