El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Los trabajos verticales son de los que más riesgos entrañan para quien los realiza ya que, como su propio nombre indica, se hacen a elevadas alturas. Tareas de mantenimiento, construcción, limpiezas especiales, montaje de estructuras, reparaciones o labores de restauración de edificios son algunas de las actividades que se engloban dentro de esa definición.

Las medidas de seguridad que se deben tomar se rigen por el Real Decreto 2177/2004, aplicable a trabajos con escaleras de mano, andamios y trabajos verticales, y siempre se verán influidas por aspectos como la frecuencia de circulación, la altura a la que se deba subir y la duración de la utilización. Cuando se trabaja sobre un andamio, los riesgos generales tienen que ver con las caídas, el derrumbe de la estructura, los golpes por caída de objetos y  los contactos eléctricos, ya sea directa o indirectamente.

Los accidentes que se puedan producir tienen causas humanas o materiales, aunque desde que entrara en vigor la  Ley de Prevención de Riesgos Laborales la siniestralidad se ha visto reducida de forma significativa. Tampoco debemos olvidar que la climatología tiene relevancia en estas actividades ya que gran parte de ellas son al aire libre, y el viento, las lluvias o cualquier otra circunstancia meteorológica pueden poner en compromiso la seguridad del trabajador. La formación y la información son indispensables para evitar los accidentes.

Pero más allá de la prevención y de cumplir con toda la normativa al respecto, los trabajos de alturas proporcionan una experiencia a quien los desempeña que es única e incomparable a la de cualquier otro empleo a nivel del suelo. Muestra de ello es el vídeo que han hecho circular por las redes sociales los encargados de la restauración de la Catedral de Salisbury, en el Reino Unido.

Philip Scorer y Gary Price quisieron inmortalizar la última de sus subidas a los 414 pies de distancia con el suelo ya que, tal y como comentan en la filmación, tardarán en volver ahí arriba unos 3 o 4 años más. Una GoPro y un palo de sujeción para la cámara bastaron para que los que no estamos acostumbrados a este tipo de experiencias, podamos ponernos en la piel de un trabajador vertical.

La aguja de Salisbury, una construcción que se inició en 1220 y que concluyó en 1266, alcanza 123 metros, siendo así  una de las agujas góticas más altas del mundo. Grandes obras arquitectónicas como catedrales e iglesias deben ser mantenidas y restauradas con periodicidad para que no pierdan sus características y sigan luciendo los encantos que las hacen únicas.

En nuestro país uno de los últimos trabajos llevados a cabo es el de la restauración de la catedral de Segovia. En lo que se denominó como unas “obras urgentes”, los más de 2.000 metros de cubierta de este edificio histórico, el último de estilo gótico perteneciente al  siglo XVI,  se incluyó  también la limpieza de las fachadas. Los técnicos y operarios accedían a la cubierta de la nave central a través de un ascensor de 32 metros, unido a andamiajes y a una gran grúa por donde se sube el material.

catedral segovia

Juan Carlos Arnuncio, el arquitecto autor del proyecto y director de los trabajos,explicó en su momento que había zonas donde la madera estaba afectada por la termita, lo que era muy peligroso porque no se aprecia en el aspecto exterior, que queda como un papel de fumar, pero luego la viga está totalmente vacía en el interior. Esto podría constituir un peligro de derrumbamiento, algo que hay que tener muy en cuenta a la hora de iniciar labores de saneamiento de cualquier edificio antiguo. En PRL y seguridad a la hora de llevar a cabo todos estos trabajos no podemos dejar ningún detalle al azar ya que, como es evidente, podría costarnos la vida.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

3 comentarios

  1. Avatar

    Solo con ver las fotografías ya me consigo marear, nosotros nos dedicamos también a esto pero no a distancias tan elevadas, al menos de momento

  2. Avatar

    Impresionante ver hasta donde se subieron para limpiar la chimenea estos profesionales, hay que tener valor para llegar a hacer algo así porque aunque vayas atado y seguro hay que valer para hacer un trabajo así, sorprendentes imágenes

  3. Avatar

    Carlos Alfonso Ortega Martinez

    Muy Interesante, creo que habría que ampliar el tema de andamios colgantes, ya que son sistemas eficaces cuando se trata de trabajo en alturas, les dejo un enlace donde pueden ampliar la información: https://goo.gl/4R7jr3

    Gran Articulo.