¿Tienes en cuenta estos Filtros en tus formaciones preventivas? (2/3)

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Hace unos días, en uno de los módulos del Practitioner en PNL, se contó una anécdota muy interesante sobre como DISTORSIONAMOS la información que nos llega.

Parece ser que, no importa el lugar ni el momento, alguien decidió que estaba muerto (aunque clínicamente no era el caso) y comenzó a comportarse como si tal. Decidió que no comería más puesto que los muertos no comen; decidió que no andaría más puesto que los muertos no andan; etc., etc.

Uno de los diferentes profesionales que acudieron a atenderle pretendió una estrategia con la que consideraba que esa persona abandonaría definitivamente esa creencia. Para ello le preguntó: “¿Usted cree que los muertos sangran?”, a lo que le respondió: “No. Por supuesto que no. Los muertos no sangran”. Al recibir esa respuesta el profesional le provocó un pequeño corte a través del cual comenzó a brotar sangre. La respuesta inmediata de esa persona fue: “Si resulta que los muertos sí sangran”

Distorsion 1

Que distorsionamos la realidad, creo que es algo evidente. En muchas ocasiones nos hemos enfrentado a discusiones de como lo que percibimos se interpreta de formas tan distintas y, a veces tan antagónicas.

Distorsionamos, además de por otras razones, cuando la información que nos llega entra en conflicto con nuestra visión de la realidad: con nuestras creencias, nuestros valores, nuestras ideologías, nuestras fes, etc.

Es infinitamente más fácil distorsionar y reinterpretar la información que percibimos que adaptar nuestras realidad a los nuevos datos que se nos presentan. No nos gusta cambiar, que le vamos a hacer, nuestro cerebro está muy cómodo dentro de ese entorno conocido en el que cree tenerlo todo bajo control. Independientemente de que ese entorno conocido no sea especialmente saludable, o incluso tóxico, eso no es importante; lo importante es que lo conozco y prefiero que no cambie porque tengo miedo a lo que ocurrirá después.

COMO NOS PUEDE AYUDAR SABER ESTO

Para continuar con el objetivo de estos artículos, la pregunta que nos podríamos hacer ahora es ¿De qué me sirve a mí como formador saber esto?

Si somos conscientes que la información que emitimos al grupo al que estamos formando puede ser distorsionada, en la preparación de ese discurso deberemos tenerlo en cuenta.

Realizar interacciones con los participantes y crear dinámicas de grupo puede ayudar a que se pongan encima de la mesa algunos de esos pequeños conflictos en la interpretación del mensaje. Desde mi punto de vista es más efectivo a largo plazo que los participantes salgan de la formación con una única idea clara que con cinco conflictos sin resolver o con interpretaciones erróneas.

Distorsión 2

No debemos olvidar que este punto puede ser uno de los más difíciles de gestionar dentro de cualquier proceso formativo dirigido al cambio de conducta y a la concienciación, puesto que es aquí donde más entran en juego nuestras creencias. Tanto de las personas que reciben la formación como de los propios formadores.

Cuando enviamos un mensaje, éste se ve condicionado en gran medida por las creencias de quien lo envía, por eso es muy importante que se sea muy objetivo y se analice con cautela el tipo de palabras y terminología que se utiliza.

La improvisación no es buena metodología si queremos que nuestro mensaje llegue con intensidad. Prepara, escribe y revisa varias veces aquello que quieras comunicar. Con este ejercicio detectarás si lo que vas a decir puede generar conflicto en las personas que van a escuchar tu discurso o no.

Además, conocer al máximo posible a los participantes en ese proceso formativo nos ayudará a tener una idea de cuáles pueden ser sus patrones, y de esta forma adaptar nuestro mensaje a sus realidades.

Como he comentado en otras ocasiones, las palabras adquieren valor dentro del contexto de las memorias de quienes las escuchan, por lo que utilizar terminología permisiva y cercana a esas memorias ayudará a captar la atención del grupo.

En el próximo artículo hablaremos del tercero de los filtros. La OMISIÓN.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*