Si hemos seguido las recomendaciones descritas en los post I, II o III anteriores, estaremos frente a nuestro ordenador listos para empezar a sacar el máximo partido del nuevo software seleccionado.
¿Qué hacemos ahora?
No es recomendable empezar a introducir datos de manera inmediata y esperar “a ver qué sale” una vez estén todos cargados en nuestra aplicación.
Continuar leyendo...