Estimado lector, quiero hacerte una pregunta: si te pusiesen dentro de una habitación o un recinto cerrado, del cual no puedes salir salvo que resuelvas una serie de acertijos o retos, ¿qué harías? Seguramente, buscar la forma de salir haga lo que haga falta, ¿verdad? ¿Y si, además, aparte de salir tuvieses un objetivo por el cual obtendrías una jugosa recompensa? Sin duda, haríamos todo lo posible por conseguirlo.
Continuar leyendo...