Hoy en día nos podemos encontrar muchas propuestas formativas basadas en la GBL (Game-Based Learning), rompiendo la formación tradicional para poder adaptarse a las necesidades y a las tendencias de la sociedad actual, donde pueden ofrecerse recursos formativos muy divertidos y que entretienen, a la par que atraen, a la mayor parte del público. En esta línea, como gran aficionado a los videojuegos y como profesional del mundo del e-learning, me encanta pensar en oportunidades y posibilidades en las que poner en práctica las ideas “videojueguiles” que voy experimentando.
Continuar leyendo...