Hoy he quedado con mi  amigo Andrés. Vendrá a verme desde lejos, tiene un buen coche y no le importa hacer un trayecto de  más de cien kilómetros para venir a visitarme. Andrés se porta siempre muy generosamente conmigo y casi siempre me invita a comer. Charlar con él es un placer, porque es un
Continuar leyendo...