Ayer hizo mucho viento, con rachas superiores a 100 km/h. Hoy, al pasar por una carretera secundaria, un árbol caído te corta el paso. ¿Por qué se habrá caído? (te preguntas) ¿Es obvio no? La ventisca provocó la caída. Seguramente, en una situación cotidiana (y sin conocer el método SCRA), no te harás las siguientes preguntas:
Continuar leyendo...