Sobre la resistencia al cambio en la Prevención

El tiempo estimado de lectura es de 2 minutos

Aunque parezca que no tiene nada que ver con el tema, lo más claro es comenzar por lo que me motivó a escribir éste blog.

En la última formación que impartí en materia de Manipulación Manual de Cargas, en la encuesta de calidad, me encontré con el comentario más sorprendente hasta la fecha:

“Todo está muy bonito pero todo es mentira”

RegistroValoracionSincera recortado

Lo cual me invitó a pensar en qué pudo motivar al trabajador a llegar a ésta conclusión.

Es evidente que no podía ser que considerara falsas las técnicas de manipulación manual de cargas ni las potenciales lesiones que se pueden sufrir.

Ello me llevó a cavilar en los comentarios recibidos en otras formaciones de éste tema, y el enorme porcentaje de ellos que eran del tipo: “me gustaría verte haciendo la sentadilla a ver si puedes”, o “claro, tengo que descargar un camión entero y me voy a entretener haciendo posturas”. En resumen, que muy probablemente la motivación del comentario esté más orientada a la resistencia al cambio que genera la aportación de nuevas ideas.

Y es que; como dice el tópico “el único cambio que le gusta al ser humano es el de pañal”. Todos tenemos nuestra zona de comodidad, en la que nos sentimos seguros y, curiosamente, efectuamos actos inseguros que nos dan más confianza. Por ello, cuando se nos plantea el cambio, presentamos excusas del tipo “siempre se ha hecho así”, “vaya tontería”, o “sí, pero…”.

Resistencia al cambio

Todo ello se traduce en que, para hacer Prevención efectiva, es necesario generar un cambio en la actitud de los trabajadores. Para ello tenemos que pasar por cuatro fases que a grandes rasgos son:

  • Activación: Estimular al individuo a generar respuesta al mensaje de cambio positivo o negativo.
  • Personalización: Conseguir que el individuo se identifique con la nueva actitud.
  • Cambio propiamente dicho: Conseguir que el individuo asuma las nuevas actitudes y las aplique.
  • Consolidación: Mantener la nueva actitud en el tiempo.

Es efectivamente un cambio que requiere tiempo, esfuerzo, alto compromiso sobre todo por la dirección y, una vez conseguido, no bajar la guardia y reforzar el mismo.

En éste cambio los técnicos debemos ser los catalizadores; a partir de la formación inicial, en la que activaremos a los trabajadores, tendremos que, con la participación de los mismos, implicarles en la asunción de las nuevas actitudes,  proporcionarles motivos para cambiar y herramientas para llevarlo a la práctica y acompañarles en la nueva etapa.

Como se refleja en el vídeo, no es una tarea fácil, pero sí apasionante y, por ende, el camino para reducir la siniestralidad. Por lo menos, el alumno que dio origen a éste post, está, aunque en negativo, activado.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*


He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons