El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Una de las cuestiones que más llamaba la atención a Timothy Gallwey cuando impartía clases de tenis, y que así refleja en su libro El juego interior del tenis, era la dificultad que encontraban algunos alumnos en darle a la pelota.

En la mente de estos alumnos resonaban constantemente las indicaciones del profesor “levanta el brazo, no muevas los pies, acompaña el golpe” y se olvidaban de lo importante. Su mente estaba concentrada en asimilar y reproducir las instrucciones, y se olvidaban del objetivo, de la finalidad real, golpear la pelota.

organización preventiva

Creo que en estos momentos de crisis, está ocurriendo algo parecido en relación con algunos puestos de trabajo, que algunos denominan “no productivos” como son los readicionados con la prevención de riesgos, la calidad y otros. A algunos se les ha olvidado por completo cual es la finalidad de estos puestos, y se centran en observar, vigilar y analizar los movimientos de los integrantes de esos departamentos.

Hace unos días, un amigo muy cercano, me contó que había tenido un pequeño enfrentamiento con su superior directo. Esta persona trabaja como Técnico PRL en una importante empresa venida a menos.

Su superior directo, un Jefe de Producción (hecho que me resultó enormemente llamativo… e incompatible si me apuráis), le indicó que debido a la reducción del volumen de trabajo y de los centros de trabajo existentes actualmente en la empresa, era necesario “rentabilizar su puesto”, y que por ello se debería encargar de realizar tareas “productivas” y que si surgían problemas de seguridad en algún sitio, pues que se ocupase de ello. Mientras tanto no.

Por mis tierras manchegas tenemos una frase para esto “Pan para hoy y hambre para mañana”

¡¡¡Más Madera!!!

El grandioso Groucho Marx, lo dejó bien claro. Si quemamos los vagones para intentar llegar a nuestro destino, al final del camino, no tendremos nada.

 

Sí, es cierto. Ahora hay menos trabajadores y centros de trabajo que atender, por eso ahora es el momento de diferenciarse y de desarrollarse.

Ahora es el momento de demostrar cuales son los valores de las empresas. De demostrar que esas políticas de prevención, calidad, medioambiente y responsabilidad social, que tan alegremente se firman, no son simplemente papel mojado.

Ahora, que hay menos centros de trabajo y menos trabajadores que atender, es el momento de revisar y modernizar los procedimientos de trabajo. De hacer todas esas cosas que no se podían hacer antes porque no existía tiempo material para realizarlas.

Ahora que hay menos trabajadores es el momento de mejorar su formación, de acompañarlos en sus puestos de trabajos y observarlos y evaluar detenidamente sus necesidades. De charlar con ellos, de atenderles, de escuchar sus propuestas.

Ahora es el momento de implantar nuevas metodologías.

Ahora, precisamente ahora que hay menos trabajadores, es el momento de trabajar con las personas, de concienciarlas y de conseguir modificar esos comportamientos inseguros que tanto nos preocupan.

Ahora es el momento de invertir ese tiempo del que no se disponía antes a causa del volumen de trabajo que había.

Ahora es el momento de conseguir que los vagones del tren sean mejores de lo que eran, no de quemarlos.

………………………..

Porque cuando las empresas vuelvan a crecer, que crecerán, estos trabajadores servirán de referencia y ejemplo a las nuevas incorporaciones.

Porque los nuevos centros de trabajo que se generen lo harán con la base de la experiencia de las innovaciones y mejoras implantadas en los que sobrevivieron a la crisis.

Ahora es el momento más importante de todos, el más crucial. El momento de tener claro que lo que queremos es golpear la pelota, y olvidarnos de las partes del cuerpo que ejecutan ese movimiento.

Ese momento ha llegado, y de todos depende el no echar por tierra lo conseguido.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. No se me ocurre nadie que pudiese expresarlo mejor y con más razón.
    Enhorabuena, magnífico artículo con las virtudes que más aprecio, claro, conciso, concreto y comprensible.

    Saludos y que cualquier dios te oiga…

    • Jose Manuel Segovia

      Jose Manuel Segovia

      Gracias Xosé,

      “…cuando un árbol cae en el bosque, que no haya nadie para escucharlo no quiere decir que no haga ruido…”

      Alguien escuchará seguro.

      Un saludo Xoxé, y no te rindas por favor 😉



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons