El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

El ejercicio que os planteé en el artículo anterior provoca unos resultados que se aprecian al instante.

En un ejemplo que yo mismo realicé, un amigo estaba describiéndome algunas características de su último viaje a un país del norte de Europa. Utilizaba constantemente términos kinestésicos: “El olor de la vegetación, la frescura de la brisa, la humedad, etc.; y yo le contestaba con frases visuales: “estaría todo de un tono verde espectacular, la luz tenue, etc.” La conversación acabó en pocos minutos. Se sentía totalmente incomprendido. Como si no me interesase lo que me estaba contando. NO SE PRODUJO EMPATÍA NI RAPPORT EN NINGÚN MOMENTO, porque no hablábamos en el mismo lenguaje y por tanto no éramos capaces de conectar nuestras realidades.

¿Os ha pasado alguna vez algo así?

A pesar de estar realmente interesados en lo que os están contando, no hay manera de conseguir conexión con quien os lo cuenta, y la conversación se convierte en un sin sentido del que apenas recordamos nada, solo frases sueltas. Quizá las únicas frases que recordamos sean aquellas que se emitieron en nuestro Sistema Representacional (SR) predominante.

Si no conseguimos conectar con nuestros interlocutores, el cerebro de estos se inventará toda la información que no haya recibido con claridad, rellenará los huecos que le falten adaptándolos a su propia realidad, a esa que ya tiene preconcebida; o simplemente la descartarán, saliendo de la sala con esa horrible sensación que todos hemos vivido alguna vez y diciendo “no me he enterado de nada”

 

Nuestro cerebro se inventa la realidad

La doctora Susana Martínez-Conde, directora del laboratorio de Neurociencia Visual del Instituto Barrow (Phoenix, EEUU) habla de esta cuestión en diferentes entrevistas

[…]

El cerebro inventa la mayor parte de la realidad, porque a pesar de ser una estructura complejísima es también muy limitada”

[…]

El cerebro está muestreando puntos de información crítica de la escena que nos rodea, los que tienen mayor contenido de información. Pero quedan muchos huecos que rellena mediante un proceso activo de construcción de nuestra percepción visual que se corresponde bastante bien con la realidad, pero no perfectamente.”

Quisiera destacar esta frase: “El cerebro está muestreando puntos de información crítica de la escena que nos rodea…”.

Esto ocurre simplemente porque “…Necesitaríamos un cerebro del tamaño de un edificio si tuviéramos que representar la realidad tal cual es. […] Es algo que ahorra recursos necesarios para enfrentarnos a lo que va a ocurrir en el futuro, que esto si es crítico para la supervivencia.”

Acompasame y te sigo 1

Los criterios que utiliza el cerebro para descartar una información y quedarse con otra, se escapan del objetivo de este artículo, aunque sí he de deciros que desde el modelo de la PNL se propone una explicación a través de lo que se denomina “metamodelo del mensaje y metaprogramas”, pero hablaremos de esto más adelante.

Únicamente quería destacar esta afirmación puesto que dependerá del comunicador-formador el conseguir que los asistentes consideren como información crítica aquello que nosotros queremos que asimilen y guarden como aprendizaje.

 

¿Podemos entrenarnos para aumentar nuestras formas de expresar la realidad?

Por supuesto.

Hagamos un ejercicio de autoanálisis con la intención de detectar nuestro SR. Podemos utilizar una grabadora que llevemos con nosotros y ponerla por ejemplo en nuestro escritorio o en la mesa del salón. En un sitio en el que la perdamos de vista y nos olvidemos que está allí para que no nos influya su presencia.

Después escuchamos lo que se ha grabado e intentamos detectar palabras clave que nos ayuden a identificar el SR que utilizamos predominantemente, y a partir de este punto nos dedicamos a entrenar los otros dos sistemas.

Acompásame y te sigo 2

La forma de entrenarlos es muy natural e intuitiva puesto que se trata de nuestros sentidos.

Si queremos entrenar el sistema visual podemos, por ejemplo, sentarnos en un sitio cualquiera e intentar distinguir la mayor cantidad posible de tonos de un color determinado predominante en ese lugar. Lo hacemos varias veces y al cabo de unos días veréis como cada vez sois capaces de ver más colores y tonalidades. Jugar a detectar cambios de ayer a hoy en una escena determinada que se ve, por ejemplo, desde nuestra ventana.

El sistema auditivo lo podemos entrenar, en ese mismo entorno, intentando diferenciar el máximo número posible de sonidos.

Para el resto de los sentidos hacemos lo mismo: cerrar los ojos y saborear un aperitivo,  acariciar una escultura, detenerse para captar los aromas de un buen vino, etc.

La idea es poner toda la atención en un sentido determinado. Nuestro cerebro recibirá información nueva que no tenía, porque anteriormente la había descartado, información que tendrá que procesar y representar. Esta nueva información la añadirá a su vocabulario particular que después utilizará a la hora de trasmitir nuevos mensajes. De esta forma estamos ampliando nuestra realidad. Estamos añadiendo información de la que no disponíamos, simplemente porque no la hemos percibido. La habíamos descartado.

Entrenar los sistemas es muy importante puesto que si la conversación que mantenemos tiene una carga emocional muy alta, es el inconsciente el que trabaja en gran medida por nosotros, por lo que sin pensarlo nos salen automáticamente palabras relacionadas con nuestra representación de la realidad.

Por ejemplo, cuando realizamos una formación en un entorno no demasiado seguro, si no tenemos entrenada esta capacidad de alternar palabras de diferentes SR emitiremos el mensaje en NUESTRO SR, y solo accederemos a un parte del público, aquella que comparta con nosotros la misma forma de representar la realidad.

Cuanto más automatizados tengamos estos procesos mejor puesto que podremos dirigir nuestra atención a otros aspectos de la conversación o de la formación que estemos impartiendo (Competencia Inconsciente)

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*