El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Os invito a ver este video antes de comenzar.

Parece claro que cuando existe conexión entre dos personas, se produce, de forma inconsciente una imitación entre ambas. Este aspecto parece estar relacionado con las Neuronas espejo existentes en nuestro cerebro descubiertas por Giacomo Rizzolatti en 1991, a través de las cuales se producen instintos de imitación del comportamiento y de las acciones que captamos del entorno.

Somos seres sociales y nuestro aprendizaje se conforma en gran medida por la imitación del comportamiento de otras personas a las que, de alguna u otra manera, les hemos otorgado un papel relevante: “La capacidad de imitar es la base de la cultura humana y de la transmisión del conocimiento por lo que constituye un importante recurso educativo”  (Las Neuronas Espejo y la Educación)

En el mismo artículo que he enlazado se expone que si los alumnos consideran a un profesor “como un referente tanto en lo académico como en lo emocional…” éste los puede guiar en su aprendizaje. “Asimismo, como muestra del trabajo cooperativo, los alumnos con mayores facilidades para desarrollar ciertas tareas pueden colaborar con los compañeros que presenten mayores dificultades favoreciendo el progreso general”.

No creéis que sería un maravilloso logro preventivo conseguir de algunos trabajadores suficiente grado de compromiso y aceptación de los valores preventivos más importantes, para que estos posteriormente y de forma natural lo realicen y sirvan de modelos de imitación para el resto de los compañeros. Sería un avance espectacular seguro. (Podéis ver este artículo publicado en Prevenblog en relación a este tema).

 

Hablemos el mismo idioma

Como hemos visto en el vídeo, el acompasamiento se produce tanto a nivel verbal como no verbal.

Quiero dedicarme en esta primera serie de artículos a este último, porque el acompasamiento verbal es imprescindible si queremos conectar y conseguir Rapport.

El Doctor Mario Alonso Puig, en el prólogo del libro de Enric Alcant “Influye” deja claro este aspecto: “pensamos en palabras y esas mismas palabras afectan a lo que pensamos”. El filósofo Ludwin Wittgenstein llegó a decir: “Los límites de nuestro mundo son los límites de nuestro lenguaje”; no podemos pretender conectar e influir en otra persona si no utilizamos sus mismas palabras, porque su mundo está limitado por ese lenguaje.

Por tanto la primera cuestión a tener en cuenta será la de detectar esas palabras a través de las cuales representa su mundo. De esta forma seremos más capaces de comunicar desde su mapa, generar empatía y posteriormente Rapport.

Cuanto más afinemos nuestra comunicación a la realidad del otro, más conexión existirá.

Desde el modelo de la PNL se establecen tres grandes formas de representar la realidad, lo que denominaron Sistemas Representacionales (SR): visual, auditivo y kinestésico. Cada uno de nosotros procesamos la información que nos llega del exterior de una manera particular y la representamos de una forma diferente. Cada una de estas formas de representar la realidad marca definitivamente la manera en “cómo” pensamos

Las personas con un SR visual representan el mundo principalmente a través de imágenes, los auditivos a través de sonidos y los Kinestésicos a través de sensaciones (no confundir con sentimientos o emociones) gusto, olfato, tacto . Planteado de esta forma tiene mucha lógica, puesto que al fin y al cabo la principal manera que tiene el cuerpo humano de captar información del exterior es mediante sus sentidos.

Haced una prueba rescatando algún recuerdo de vuestra memoria. Algunos de vosotros lo recordareis principalmente con imágenes (en color, en blanco y negro) otros sonidos (música, gritos) y otros con sensaciones (un olor característico, frio o calor). Digo principalmente no exclusivamente.

Sistemas Representacionales

Puesto que según hemos indicado antes “Los límites de nuestro mundo son los límites de nuestro lenguaje”, cuando comunicamos lo hacemos principalmente a través de uno de esos sistemas. Una persona con un SR visual utilizará eminentemente palabras relacionadas con el sentido de la vista (no lo veo claro, la luz al final del túnel) los auditivos palabras relacionadas con el oído (que mal me suena esto, es como música celestial) y los kinestésicos son el resto de los sentidos (me dan escalofríos solo de pensarlo, este negocio huele bien)

Si cuando hablamos con otra persona utilizamos palabras que no se corresponden a su SR, nos entenderá, pero será muy difícil que podamos conectar con su visión del mundo, con su mapa de la realidad y por tanto que se sienta acompasado. Aplicándolo directamente al mundo de la formación en PRL, nos será mucho más fácil promover nuevos aprendizajes en los demás si la información la emitimos en el SR predominante de quienes la reciben. Si el grupo es muy numeroso, tendremos que hacer un mayor esfuerzo como formadores y emitir el mensaje principal en los diferentes SR para asegurarnos que llega a la mayor cantidad posible de personas.

 

Vamos a practicar este aspecto

Primero calibramos, observamos a la otra persona con la intención de detectar si existe un grupo de palabras que utilice de forma más habitual y que nos de alguna pista sobre el sistema representacional predominante: visual, auditivo, kinestésico. (Tenéis algunos ejemplos en la imagen anterior)

En la conversación que mantengamos con esa persona introduzcamos ese grupo de palabras en nuestro lenguaje. Si nuestro acompañante utiliza muchas palabras visuales, nosotros haremos lo mismo y fijémonos en los resultados que se obtienen.

En otra ocasión podemos hacer lo contrario. Si nuestro acompañante utiliza palabras visuales nosotros utilizaremos las de otro grupo, por ejemplo kinestésicas. Y observemos que pasa.

Ya me contareis.

Os dejo otro vídeo que trata este tema con un toque de humor.

 

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*