El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

Bertold Brecht

Todos los días vemos en nuestro campo cómo se asumen riesgos a consecuencia de hábitos, desconocimiento, temeridad, etc. Me refiero a los que observamos en los trabajadores, en sus mandos y en los gerentes. Los mismos que asumimos nosotros pese a nuestra responsabilidad.

Ignoro si la profesión de prevencionista es vocacional. Pero sí creo que no se limita a un horario definido. Al igual que los médicos, los policías o los maestros (tenemos un poco de cada uno de ellos) resulta difícil no ver la vida con las gafas del prevencionista fuera del trabajo.

Esto puede provocar algunas situaciones de difícil manejo, como las siguientes:

Trabajador elevado subido en una carretilla elevadoraPrevencionista que observa en su tiempo de ocio cómo se ejecuta un trabajo de forma insegura. ¿Cómo actuar responsablemente? Dirigirse a los trabajadores o a la empresa no siempre es lo más eficaz ni aconsejable. Alertar a la policía municipal sería la mejor opción, aunque si esta circunstancia se da en fin de semana, las posibilidades de que la policía avise a la Inspección de Trabajo tras realizar una comprobación de los hechos es muy reducida. Alertar directamente a la Inspección no es eficaz, y hacerlo al organismo autonómico correspondiente puede no serlo tampoco. En Madrid, comunicar esta circunstancia puede ser un proceso tedioso si se logra comunicar (en teoría hay un técnico de guardia fuera de la jornada habitual). Al menos en mi experiencia, en ninguno de los casos he obtenido un reporte sobre si la comunicación derivó en alguna acción o si ésta fue eficaz. Más bien al contrario: la misma situación se repitió un día tras otro, luego no debió ser eficaz.

 

Público asistente a un evento

Prevencionista acude a eventos y jornadas sobre diferentes cuestiones relacionadas con la seguridad y salud. Resulta interesante observar cómo nadie informa sobre la actuación en caso de emergencia, los pasamanos quedan sin utilizar cuando se suben o se bajan escaleras, las conversaciones versan sobre todo tipo de asuntos no relacionados con la materia central de la jornada. El colmo sería aquella ocasión en que asistí a un evento sobre seguridad vial en el que, muchos de los asistentes, seguramente con un gran concienciamiento sobre la seguridad, no tuvieron reparos en cruzar por donde les dió la gana, para evitar caminar 40 metros al paso de peatones más próximo.

Desencuentro entre dos personas

Prevencionista acude a prestar sus servicios en un centro de trabajo y es recibido con animadversión, donde se subestima su trabajo como una molestia innecesaria de nulo valor y cuyo resultado es estéril puesto que nadie en la organización va a mover un dedo por comprender la importancia de realizar al menos un mínimo esfuerzo en cambiar las condiciones de seguridad.

Tengo algunos ejemplos más. No voy a escribir sobre ellos. Todos nosotros, a nada que tengamos un poco de espíritu crítico, hemos observado este tipo de situaciones contradictorias. Donde el discurso se convierte en retórico al no ir acompañado de la acción, de la realidad. Donde las grandes palabras se diluyen en el aire.

Superhéroe de la seguridad y salud

Yo quiero hablar sobre realidades. Sobre las grandes y pequeñas acciones. Cuando alguien te felicita con sinceridad al acabar una formación. Cuando percibes que los trabajadores te escuchan con interés. Esos momentos donde te muestras cercano, cuando eludes los tecnicismos y aproximas la realidad de las leyes y las normas al diario quehacer del trabajador. Cuando resuelves acertadamente una duda. O admites no tener respuesta para todo. Y terminas tu trabajo sabiendo que has sido útil. Y todo tiene sentido y compensa el esfuerzo.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

Y como creo que trabajar en seguridad y salud no implica ningún tipo de sacerdocio, pero sí de devoción, de implicación más allá del horario de 8 a 18 horas, quiero recordar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cuyos artículos encontramos elevadas aspiraciones de construir un mundo mejor, al que, modestamente, contribuimos con nuestro trabajo.

Artículo 23

  1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

Artículo 24

Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

Artículo 25

  1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

Podemos darnos por satisfechos con lo que hacemos a diario. O aspirar a compartir algo más. Nuestro trabajo. Nuestro talento.

¿Conocéis la organización Workplace Health Without Borders? Fundada en 2011, se ocupa de asuntos de seguridad y salud. No podemos olvidar que, pese a las deficiencias de las que adolece nuestra cultura de prevención, la mayor parte de los trabajadores del mundo llevan a cabo su actividad sin ningún tipo de asistencia profesional en materia de seguridad y salud laboral. Hay mucho por hacer.

Our Vision – A World where workers do not get sick because of their work.

Sueño con serpientes (Silvio Rodríguez)

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Muy buen artículo. La necesidad de Salud y Seguridad en el ámbito laboral, es algo por lo que todos debemos trabajar. Mucho se puede hacer Implementando OHSAS 18001

    • Antonio Serrano Oliva

      Antonio Serrano Oliva

      Gracias por comentar. Comparto contigo que OHSAS 18001 es de gran ayuda para estructurar y organizar la seguridad y la salud donde es necesario. Que debe acompañarse de medidas eficaces en sensibilización y formación adaptadas a la organización.

      Saludos,

      Antonio



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons