Riesgo por interrupción (II): levantarse a las cuatro a.m.

Levantarse de buena mañana puede resultar una buena estrategia para lograr eficiencia adecuada en los puestos de trabajo.

El tiempo estimado de lectura es de 6 minutos

Levantarse de buena mañana, antes de que salga el sol, puede resultar una solución para encontrar en nuestra jornada laboral un espacio para la tranquilidad, el silencio, la concentración, la creatividad y también para vencer el reto de esquivar el riesgo por interrupción del cual hablábamos en nuestro anterior post. Imagino que éste no es el tipo de solución que muchos esperaban y que les va a hacer sentirse defraudados por lo inopinado de la estrategia. Incluso puede que haya quien piense si me he tomado o fumado algo. Pues no, no resulta algo tan descabellado lo que propongo sino que más bien está en la línea de una corriente que, de alguna manera, hace trending, crea una cierta tendencia mundial nada menos que entre las élites de directivos y CEOs de empresas destacadas por su eficiencia. El caso más conocido es el de Tim Cook, CEO de Apple quien se levanta todos los días a las 3:45 para dirigirse al gimnasio; le siguen en esta estrategia Michelle Obama, que realiza su entreno diario a partir de las 4:30; Sallie Krawcheck, CEO de Ellevest, una financera de inversiones para mujeres, se levanta a las 4 para encontrar un espacio para la creatividad; Sergio Marchionne, CEO de Fiat Chrysler empieza a trabajar después de levantarse a las 3:30; Indra Nooyi, CEO de Pepsi llega a su oficina a las 7:00 después de levantarse también a las 4 de la mañana. Y podríamos seguir la lista de personas que han cosechado el éxito en sus carreras profesionales y que públicamente han confesado que, para ellos, levantarse de madrugada ha sido una pieza clave de su buen rendimiento profesional. El secreto a voces que todos comparten es que antes de salir el sol, pueden centrarse en su trabajo sin que nadie les interrumpa para nada.

tim-cook

Tim Cook, CEO de Apple Inc.

Alondras matutinas y algo más

En un post sobre jetlag social, ya comentábamos sobre los cronotipos al uso, a saber, la lechuza nocturna y la alondra madrugadora. Podríamos encajar a las personas que se encuentran cómodas en su trabajo y actividades en esa franja horaria como alondras matutinas, en contraposición  a aquellas que centran su actividad en las horas más avanzadas del día. El tema, como ya he comentado, es trending, marca tendencia, no me lo he inventado yo, ni mucho menos, sino que viene referenciado en publicaciones como The Wall Street Journal, The Huffington Post, The Guardian, Business Insider, cnbc.com, Evening Standard, BBC en lengua inglesa, y también en lengua castellana, recientemente El País, El Confidencial, y El Mundo, se han hecho eco de esta tendencia. Pero nosotros vamos a ir algo más lejos en nuestro análisis. Las personas que empiezan su jornada de madrugada no solamente consiguen un espacio de sosiego, tranquilidad, silencio y concentración. Su estrategia va más allá, y como ya referenciábamos en nuestro anterior post, la eliminación de las interrupciones en su tarea (algo que en realidad es independiente de la hora que uno se levante) les aporta:

  1. Conseguir terminar sus tareas en tiempos menores, mejorando, pues, eficiencia.
  2. Disminuir su ansiedad en el ambiente de trabajo, y, por tanto, acumulando menores fatiga y estrés al final de su jornada de trabajo.
  3. Mejorar su empatía y su estado anímico-emocional, haciéndose más asertivos con sus equipos de colaboradores, clientes, agentes… por la ausencia de irritaciones por la continua interrupción.
  4. Disminuir el número de sus errores y equivocaciones.
  5. Eliminar o minimizar el resumption lag que entorpece sus tareas.

En lengua castellana existe la dicha de “quien madruga, Dios le ayuda”; en lengua inglesa existe otra “The early bird catches the worm” (el pájaro que madruga atrapa el gusano). La tradición de los beneficios, pues, viene de lejos, nuestros abuelos ya los pregonaban. Sin embargo, estoy avanzando en mi redacción sin clarificar una propuesta. ¿Cuál es la idea, pues? ¿Que cambiemos los horarios en nuestras empresas a la madrugada?

Islotes de aislamiento

En realidad, el éxito que consiguen los que se levantan de madrugada, visto desde esta perspectiva, es de lograr una zona de aislamiento, impermeabilizarse a las siempre inevitables interrupciones. Y lo consiguen sólo porque muy poca gente sigue ese patrón: si lo hiciera todo el mundo, las 4 de la madrugada sería una hora de máximo bullicio. Lo que se trata, pues, es de conseguir generar islotes de aislamiento, para lo cual podemos emplear estrategias diversas. Famosas son las de Gustav Mahler (1860-1911), compositor austríaco que se recluyó en Maiernigg, a orillas del lago Wörthersee, en los Alpes, paraje singular por su belleza y su tranquilidad, lo que le permitió desarrollar su creatividad y componer sus sinfonías quinta, sexta, séptima y octava, esta última en una actividad creativa de lo más frenético, generando un monumental espacio sonoro coral y orquestal donde los haya.

Lago de Wörthersee

Lago de Wörthersee

Y otra famosa es la del filósofo racionalista prusiano Immanuel Kant (1724-1804) quien también se levantaba temprano para escribir, pero en su necesidad de gozar de un espacio para simplemente discurrir, pensar, adquirió el hábito de darse cada día, después de comer, un paseo de dos horas por los bosques de Königsber, creando así, según la leyenda de forma puntual en extremo, a las 3:30 de la tarde, su particular zona de aislamiento que le permitía, ayudado del suave ejercicio del paseo, evitar cualesquiera interrupciones y potenciar su actividad filosófica.

Trasladando escenarios de forma conveniente, estamos ya en condiciones de diseñar estrategias adecuadas para cuando necesitemos un período de reclusión, por necesidades “del guion”, en nuestras tareas. Los períodos pueden ser relativamente cortos (de unas horas) o más largos, de algunas semanas. Todas las tecnologías de la información y la comunicación permiten la desconexión. Desconectarnos de redes sociales, poner el teléfono móvil en modo avión, o desactivar los avisos del correo electrónico ya se apuntó como buenas soluciones. Sin embargo, con los ejemplos que hemos citado, hemos abierto un espacio que confluimos en los objetivos de la reforma horaria, la cual, en su diseño básico, contempla instrumentos de flexibilidad laboral necesarios para lograr, en cada caso particular, adaptarse a las necesidades específicas. Darse un paseo, quedarse en casa para terminar determinada labor en un ambiente menos invasivo o buscar un lugar relativamente apartado o aislado pueden ser, entre muchas otras, buenas estrategias para disminuir el riesgo por interrupción. Y, ¿por qué no? la modificación de horarios.

La península ibérica cuando anochece: muchos están todavía en su oficina, intentando terminar tareas.

La península ibérica cuando anochece: muchos están todavía en su oficina, intentando terminar tareas.

La estrategia española

España se caracteriza por ser un país con una productividad menor que la de los países vecinos del centro y norte de Europa, por diversos motivos, pero el bajo rendimiento en el trabajo es uno de los más importantes. Cuando no se gestiona correctamente la organización, el riesgo por interrupción puede colapsarnos impidiendo que terminemos nuestras tareas a tiempo, dentro de los plazos previstos. Llega el final de la jornada y el trabajo se ha amontonado encima la mesa. ¿Qué hacemos? ¿Nos quedamos? De forma incomprensible en otros países, los españoles quedan atrapados, en ocasiones, hasta las nueve o las diez de las noche en sus oficinas intentando resolver, en el mismo límite de la fatiga, lesionando gravemente la conciliación con la vida familiar y el espacio necesario para el ocio y el deporte, alargando de forma interminable la jornada laboral, la pila de los asuntos pendientes amontonados. Perniciosa estrategia, poco saludable y objetivo básico a eliminar con la implantación de la reforma horaria.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons