PRL Internacional: Normativa de Portugal en materia de SST

El tiempo estimado de lectura es de 6 minutos

El pasado 2 de diciembre se celebró en Oviedo la última de las jornadas organizadas por la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) en lo que va de año, dentro del ciclo “Prevención de Riesgos Laborales en el ámbito Internacional”. Esta vez el país objetivo no fue otro que nuestro país vecino: Portugal. Fiel a su cita, Prevencontrol acudió a la jornada.

Legislación portuguesa en materia de SST.

Como sabéis, la normativa portuguesa en prevención de riesgos laborales emana de igual modo que la española de la Directiva Marco. Este hecho dota a ambas legislaciones de un alto grado de similitud, más si atendemos a otros factores como la proximidad geográfica, cultural…y las excelentes relaciones diplomáticas mantenidas por ambos territorios. A continuación os presentamos algunos de los textos que conforman la normativa básica en prevención de riesgos laborales aplicable al territorio luso:image002

  • Ley 7/2009 (Código de Trabajo): En sus artículos 281-284 establece algunos principios generales relativos a la salud y seguridad en el trabajo.
  • Ley 102/2009: Esta Ley incorpora al ordenamiento portugués la Directiva Nº 89/391/CEE y, en desarrollo del artículo 284 de la Ley nº7/2009, establece un nuevo régimen de promoción en Seguridad y Salud.
  • Decreto-Ley nº 109/2000, de 30 de junio de 2000. Establece las formas de organización y principios de funcionamiento de los servicios de seguridad, higiene y salud en el trabajo.
  • Decreto-Ley nº 50/2005, de 25 de febrero de 2005. Regula los requisitos mínimos de seguridad relativos a la utilización de máquinas y equipos de trabajo.
  • Ley 98/2009: Regula el régimen de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Organización de la prevención.

Tal y como ocurre en nuestro país, la legislación portuguesa atribuye a la figura del empresario el deber de velar por la seguridad y salud de los trabajadores a su cargo. El cumplimiento de esta obligación se traduce en la necesidad de organizar la prevención en el seno de la empresa. Para ello, el empleador portugués puede optar por una de las siguientes modalidades preventivas:

  • Asunción personal: Sólo aplicable a empresas que empleen hasta 9 trabajadores y cuya actividad no se considere de riesgo elevado. El empresario debe poseer la formación adecuada (válida por un periodo de 5 años) y permanecer de forma  habitual en el establecimiento.
  • Trabajador designado: En las mismas condiciones, el empresario puede optar por delegar la gestión de la prevención a un trabajador debidamente cualificado para ello.
  • Servicio propio: Están obligadas a adoptar esta modalidad las organizaciones que cuenten con más de 400 trabajadores, así como las empresas de un mismo grupo que superen dicha cifra y que se encuentren en un radio de 50 kms. A modo de ejemplo, si dos empresas del mismo grupo con 200 y 250 empleados cada una se ubican a menos de 50 kms. de distancia, deberá constituirse un servicio de prevención propio que dé cobertura a ambos centros. Del mismo modo, toda empresa cuya actividad esté legalmente catalogada como de especial riesgo y exponga a más de 30 empleados deberá constituir un servicio propio.     images (2)
  • Servicio común: En este caso, diversas empresas no pertenecientes al mismo grupo – y no obligadas a constituir un servicio de prevención propio – pueden acordar por escrito compartir un mismo servicio de prevención, el cual solo podrá ejercer sobre estas empresas y sus respectivos trabajadores.
  • Servicio externo: Los SPA portugueses deben contar con la correspondiente certificación por parte de la autoridad laboral de Portugal. Para las actividades correspondientes a la seguridad e higiene en el trabajo esta acreditación será expedida por la Autoridade para as Condiçoes do Trabalho (ACT); para las actividades relativas a la medicina del trabajo el organismo acreditante es la Direcçao Geral da Saúde (DGS).

Evaluación de riesgos

El informe de evaluación de riesgos es el documento por excelencia mediante el cual se articula gran parte de las obligaciones atribuidas al empresario en materia de seguridad y salud. Los factores de riesgo a identificar y posteriormente evaluar no difieren en absoluto de los que conocemos los técnicos de nuestro país. Sin embargo, cabe decir que la regulación portuguesa incide particularmente en el tratamiento que deben tener aquellos factores de riesgo susceptibles de afectar a la composición genética y la capacidad reproductiva de los trabajadores expuestos. Las etapas de la evaluación de riesgos, así como los supuestos que motivan una revisión de la misma, no varían de país a país.

 

Accidentes de trabajo

La materialización de un accidente de trabajo conlleva una gestión posterior de la cual el empresario es el principal responsable:

  • Notificación de accidentes: Los accidentes de trabajo deben ser comunicados a la ACT tal y como la norma así establece. Los plazos para la notificación divergen en función de la grave
    dad del mismo: 24 horas para los accidentes graves o mortales y 48 horas para el resto, desde el momento en el que tiene constancia del accidente. El trabajador accidentado también tiene la obligación de informar al empresario sobre ello, en los casos en los que el empleador no se encuentra en el mismo centro de trabajo. Dispone de 48 horas para ello.
  • Registro de accidentes: Tal y como ocurre en nuestro país, existe la obligación de registrar aquellos accidentes de trabajo acaecidos en el seno de la empresa. Si bien no se comentó en la jornada, cabe destacar el largo periodo de registro exigido por la normativa portuguesa: 40 años. (art. 46, Ley 102/2009 del 10 de septiembre).
  • Investigación de accidentes: Los accidentes de trabajo deben ser investigados con el objetivo de determinar las causas que lo motivaron en aras de revisar la evaluación de riesgos.

AcidentesTrab_art_210812

Propuestas para nuevas jornadas

En general, la jornada supuso una interesante exposición del ordenamiento jurídico aplicable al territorio luso en materia de seguridad y salud en el trabajo. Sin embargo, la presentación estuvo muy centrada en describir de forma general el marco normativo sobre el cual se articula la prevención de riesgos laborales en Portugal. En este sentido, proponemos dos puntos que hubieran añadido mayor interés, si cabe, a las presentaciones:

  • Implicaciones en materia preventiva en los casos de desplazamiento de un trabajador español para ejercer temporalmente en el país vecino. Pongamos como ejemplo la obligación de notificar a la autoridad laboral los accidentes sufridos por nuestro trabajador desplazado. En tal caso, el empresario debería notificar el suceso tanto a la autoridad laboral portuguesa como a la española en aquellos casos en los que se hubiera optado por mantener nuestra legislación como la aplicable en materia de seguridad social. El desconocimiento de un detalle como éste puede acabar materializándose en forma de sanción económica para la empresa.
  • Diferenciación entre la normativa de ambos países. Una de las frases que más sonó a lo largo de la jornada fue: “Como veis, prácticamente no existen diferencias en cuanto a los requisitos en PRL en ambos países”. El paralelismo entre ambas regulaciones es notorio, sí, pero existen matices, el desconocimiento de los cuales puede redundar en una pérdida de eficiencia en cuanto a los resultados de las empresas que se aventuren a implantarse en Portugal. Os dejamos con un breve cuadro resumen de diferencias extraído de nuestra base de datos de PRL Internacional:

blablannnnnn

Enhorabuena a FADE por la iniciativa!

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons