El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Una vez concluido el curso en la Harvard School of Public Health sobre Work, Health and Wellness podemos extraer algunas conclusiones no sólo del curso, sino de la experiencia cultural que ha supuesto el viaje.

La formación, un modelo a exportar

La calidad del profesorado, la profundidad del conocimiento y el rigor científico en el análisis y el despliegue de datos son apabullantes. Sin duda el grado de conocimiento de la materia que enseñan es profundo, lo que no ha impedido que reclutasen para esta ocasión a expertos sobre temas específico que han aportado su visión. Sorprende la proximidad y la disponibilidad de que hacen gala, atendiendo cualquier pregunta o comentario, y promoviendo la participación.

Aunque las presentaciones en Power Point que han utilizado no han sido impactantes en su diseño, sí lo han sido en sus contenidos. Estaban diseñadas para apoyar la labor docente más que para convencer o transmitir emociones o despertarlas en los asistentes.

Por cierto, en todo momento se habló de la formación dirigida a los empleados en materia de salud y bienestar y a nadie se le pasó por la cabeza si la formación eLearning era “adecuada y suficiente”. De haberlo planteado me habrían mirado con estupefacción: el medio que se emplee es indiferente, lo que importa es que sea de calidad, útil, que dé resultado y que sea accesible a los empleados en todo momento (24/7).

Capacidad para solucionar imprevistos

 Como muchos ya conoceréis por la prensa, nos ha sorprendido durante el curso una visitante indeseada: la tormenta invernal Juno. A consecuencia de ello tuvo que modificarse la agenda sobre la marcha debido a las restricciones que, tanto las autoridades como la propia tormenta impusieron a los desplazamientos. La capacidad del equipo docente y sus asistentes para que no perjudicase a los objetivos del curso fue extraordinaria: todo quedó resuelto cambiando el orden de algunas ponencias e impartiendo otras de forma remota, con un nivel de calidad elevado en la transmisión, que permitía igualmente la participación de los asistentes en remoto.

Orientación a la práctica

Por extraño que parezca a nuestros oídos, las referencias a la normativa de seguridad y salud norteamericana fue escasísima. Esto quiere decir que las acciones que se adoptan en ese sentido no proceden de una imposición normativa sino de la voluntad de la gente implicada por hacer su trabajo bien. No se nos debe escapar que el modelo legal que impera en los países de la órbita anglosajona es el “common law”, diferente del “civil law” tradicional en Europa. Quizá en ese sentido facilita un mayor margen de actuación que en nuestros países, encorsetados por múltiples leyes que tratan de regularlo todo y acaban siendo en ocasiones ineficaces.

 

La obsesión por los datos

En todo momento se ha hecho referencia a los indicadores necesarios para evaluar el progreso en bienestar en la empresa. Se han planteado diferentes estrategias para explotar la información de modo que permita monitorizar las acciones emprendidas y aplicar medidas correctoras. Se daba por sentado que esos datos se estaban recogiendo y que se hacían de forma sencilla (no en encuestas manuscritas). Sobre esto creo que tenemos mucho que aprender, ¿no os parece?

El papel de la vigilancia de la salud

 

Contrariamente a lo que sucede en España, la labor de los médicos del trabajo es esencial, y trabajan de forma coordinada con otros profesionales en beneficio de los trabajadores. De hecho, su conocimiento y experiencia clínica son esenciales para encauzar las acciones dirigidas a mejorar la salud de los trabajadores.

 

La investigación: mejor si es aplicada

Una vez concluido el curso, una de las preguntas del coordinador del curso fue: ¿sobre qué aspectos creéis que debería investigarse para ayudaros a mejorar vuestra labor en la empresa? Evidentemente tienen capacidad para investigar, así como recursos e ideas, pero se busca que el resultado de la investigación sea útil, se aplique, contribuya a mejorar la sociedad. Que no se quede en un artículo abandonado que acumula polvo en la biblioteca.

 

 

Cultura del respeto

Me gustaría compartir algunas experiencias positivas que me han sorprendido en el comportamiento de la gente en Boston:

En general la circulación del tráfico toma en consideración al peatón, respetándole más de lo que estamos acostumbrados en España.

La orientación hacia la satisfacción del cliente es máxima: en cualquier restaurante se desviven por complacerte. Bien es cierto que para los empleados la propina que pueda dárseles es esencial, pero cuesta creer que la sonrisa, la rapidez y la limpieza de los establecimientos se deba exclusivamente a la propina. En España existe la misma costumbre y el trato no es ni parecido.

La limpieza en los servicios (restroom) es incomparablemente mejor que en España. Es raro que estén sucios. Se limpian a menudo y suele haber consignas respecto al lavado de manos, especialmente dirigidas a los empleados. Me temo que todos nosotros tenemos experiencias opuestas en España respecto al uso de baños públicos. Es cuestión de higiene.

Se facilita el acceso a redes WiFi gratuitas en muchos lugares, como servicio añadido al cliente. En el propio aeropuerto de Boston puedes gozar de WiFi gratuito ilimitado mientras tomas algo o simplemente esperas tu vuelo.

En definitiva, que esta experiencia ha resultado enriquecedora no sólo en lo técnico o en lo académico, también en lo cultural, por lo que os animamos a hacer la maletas, respirar el aire fresco (¡¡helado en este caso!!) que circula fuera de nuestras fronteras y convertir los retos en oportunidades. Tenemos mucho que aprender y mucho que mejorar en el ámbito de la seguridad, la salud y el bienestar. Pero ojo, también mucho que aportar.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons