¿Por qué usar los casos como recursos de aprendizaje en SST? (II)

El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

 Escucha la lectura de este artículo

 

En la anterior entrada de “¿Por qué usar los casos como recursos de aprendizaje en SST?” introducíamos el método del caso como recurso formativo, vimos su potencial y descubrimos que el método se centra en formar a los alumnos a partir de situaciones reales que tienen que estudiar, analizar y resolver, promoviendo además un espíritu analítico, resolutivo y colaborativo. Estas situaciones pueden representar cualquiera que nos imaginemos, por lo que esta metodología nos resulta muy útil si pensamos en la formación de la Seguridad y Salud en el Trabajo, ya que podemos diseñar ejercicios prácticos centrados en diferentes ámbitos de la seguridad y salud en el trabajo, ya sea seguridad, ergonomía o cualquier medida preventiva o riesgo que queramos trabajar.

Después de conocer lo básico sobre el método del caso, es hora de hablar de cómo este recurso puede sernos beneficioso, por lo que veremos las características principales de la teoría metodológica y las vamos a analizar desde un punto de vista formativo, además de situarnos en nuestro sector. Veámoslo a continuación:

Práctica vs. Teoría

Al formar a trabajadores en temas de SST es muy importante saber transmitirles la teoría, ya que deben saber con exactitud qué actuaciones y qué medidas deben llevarse a cabo en cualquier situación de riesgo. Si usamos los casos para formar, tanto la teoría y la práctica se equilibran para poder trabajarse a la par, ya que la práctica sirve para vehicular la teoría, y la teoría sirve para fundamentar la práctica.

Cualquier situación laboral puede ser usada como escenario, y en ella se pueden representar situaciones de riesgo de distinta gravedad o distinta tipología. Esto nos ayudará a exponerle al estudiante un contexto determinado y, a partir de la observación y el análisis, el alumno deberá valorar y construir el conocimiento relacionado con esa medida preventiva, ese riesgo o cualquier otro aspecto. Aun así, tal y como hacen con el método del caso, la observación, la guía y el acompañamiento por parte del profesor será de vital importancia para poder corregir al momento los errores o confusiones durante la realización del ejercicio.

Investigación focalizada

En muchos casos, la investigación de accidentes es de vital importancia para resolver y evaluar cómo ha podido producirse y, por lo tanto, de qué forma podemos evitarlo para situaciones futuras. Por lo tanto, el método del caso nos servirá para crear situaciones determinadas o específicas del entorno o sector que estemos trabajando en ese momento. Pueden recrearse situaciones en una fábrica y una máquina en concreto, o irse a otro extremo y escenificar una oficina con mobiliario.

La investigación focalizada nos permitirá dedicar el máximo de esfuerzos en objetivos concretos dependiendo de las necesidades que tengamos, por lo que esto deberá verse según la petición o la formación que llevemos a cabo.

Trabajo colaborativo

Si recordamos la anterior entrada, hablamos cómo el método del caso equilibraba el trabajo individual y el colaborativo. El desarrollo y estudio de un caso requiere que en primer lugar se estudie el contexto y las variables que lo componen. Los detalles que se aportan sobre el caso son los necesarios para que el alumno pueda llegar a unas conclusiones aproximadas a la resolución, hecho que posteriormente deberá contrastarse en grupo con el resto de compañeros.

En nuestro caso, esto último es algo que debemos aprovechar, ya que la actividad en grupo es un factor que aporta cierto dinamismo a las formaciones. El trabajo colaborativo fomenta un espíritu comunicativo y crítico, y a la hora de usar casos para formar en temas de SST donde debemos tratar situaciones muy determinadas, estas dinámicas nos permitirán investigar las soluciones en equipo y llegar a un punto en común.

 

Representaciones realistas

El desarrollo del método del caso suele realizarse en sesiones presenciales, estructurando la sesión con un trabajo autónomo y estudio previo, para luego realizar sesiones prácticas en las que se desarrollan las últimas fases colaborativas. Aun así, ya hablamos como estos casos pueden desarrollarse en metodologías on-line, gamificadas (como los simuladores de Harvard) y, en este caso, en escenificaciones “teatrales” en las que los alumnos estudien el caso y, posteriormente, se lo encuentren representado cara a cara y deban hacer los pasos o procesos desde un punto de vista puramente práctico. Esto permitirá poner a prueba la capacidad resolutiva y proactiva para hacer frente a diferentes situaciones, además de potenciar sus habilidades y conocimientos mediante la práctica real.

Una actividad práctica que podría adaptarse son los actualmente famosos escape room, donde un grupo de personas debe resolver una serie de retos para salir de un recinto. Este tipo de actividades, bien pensadas, podrían adaptarse a una formación al uso donde los alumnos deban aprender e investigar una serie de elementos para ir adquiriendo información, y de esta forma usarla para desbloquear nuevos retos que les lleven a lograr un objetivo o conocimiento final.

 


Estas cuatro características extraídas del método del caso son las que considero más importantes a la hora de adaptar y simplificar esta metodología tan compleja. Por supuesto, el desarrollo de casos es un proceso extenso y tiene que estar bien fundamentado para poder ser estructurados de forma que no hayan vacíos de información. Por lo tanto, será imprescindible que antes de desarrollar una formación a partir de esta metodología la conozcamos muy bien y, posteriormente, dedicaremos los máximos esfuerzos para que el caso diseñado pueda satisfacer las necesidades de los alumnos, a la par que aportarles nuevos conocimientos e información no conocida anteriormente.

Si te interesan otras metodologías aplicables a la formación y adaptables al sector preventivo, te recomendamos leerte las siguientes entradas de blog: Cómo usar el microlearning para una formación eficienteStorytelling: una mirada a cómo aprender mediante historias.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

1 comment

  1. Excelente explicación de los beneficios! Creo que empezaré a incluir casos en las formaciones de Seguridad. Buen trabajo!

    -1