El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Como todos sabemos, y explicado de manera escueta, la forma tradicional de gestión de riesgos laborales empieza con una toma de datos en un momento dado sobre los riesgos y factores. Esos datos se procesan, se valoran y culminan con la elaboración del correspondiente informe de evaluación de riesgos laborales. Con la información plasmada en ese informe de evaluación se procede a preparar la planificación de la actividad preventiva que de él deriva y a partir de este momento es cuando se empieza realmente a actuar sobre los riesgos y factores para subsanarlos o reducirlos.

Desde nuestro punto de vista, este paradigma tiene varios inconvenientes:

  • Hasta que no se finaliza el informe de evaluación de riesgos no se empieza con la programación y la gestión real de los riesgos, por lo que finalizar este informe cuanto antes resulta crucial, pero en contraposición elaborarlo correctamente también resulta de vital importancia para las tareas posteriores.
  • A partir del momento en que se da por cerrado el informe de evaluación de riesgos, éste ya puede quedar obsoleto por algún acontecimiento posterior acaecido.
  • Normalmente existe un periodo de tiempo (más o menos dilatado) desde el momento en que se realiza toda la toma de datos y el momento en que se finaliza el informe de evaluación de riesgos, durante el cual no se dispone de la información necesaria para iniciar actuaciones sobre los riesgos.
  • Cuanto más complicada es la estructura o el contenido de dicho informe más dilatado puede ser ese periodo de tiempo necesario para su elaboración, y por tanto más tarde se puede empezar a gestionar.
  • Muchas veces este tiempo muerto, por su complejidad, se puede alargar más en organizaciones en las que se precisa actuar con más urgencia.
  • No presenta un sistema fácil ni ágil de aportación de nuevos riesgos o medidas procedentes de investigaciones, inspecciones, reuniones, comités de seguridad y salud, observaciones preventivas, incapacidades o sensibilidades sobrevenidas, etc. en el mismo momento que se detectan, habiendo de esperar en un cajón hasta una nueva revisión del informe. Y en el mejor de los casos estas nuevas aportaciones requieren una revisión del informe en ese momento, iniciando así de nuevo el proceso tradicional.
  • Si no se dan imprevistos durante el periodo de gestión de riesgos, en el mejor de los casos, no se lleva a cabo una actualización y/o revisión de la planificación preventiva hasta transcurrido un año, con lo que todo lo que se ha detectado en ese periodo queda en standby hasta ser incorporado al informe para entrar en el sistema de gestión.

Visto desde un punto de vista crítico, este sistema resulta muy rígido y poco eficiente, diseñado quizás en momentos en que no se disponían de suficientes herramientas como para crear una metodología mejor.

En este sentido, con la inquietud de mejora que nos caracteriza en PrevenControl, y después de valorar todos estos inconvenientes hemos determinado implementar un sistema de gestión de riesgos laborales en tiempo real.

Pero, ¿en qué consiste la gestión de riesgos laborales en tiempo real?

El sistema de gestión en tiempo real consiste en una recogida y reporte de dados al sistema de forma continuada en el tiempo, de modo que un riesgo, factor de riesgo o medida se reporta y empieza su gestión en el momento que se detecta. Sin tener que esperar a que se plasme y valore en un informe para permitir su gestión posterior.

En este sentido las fuentes de reporte continuada que admite el sistema pueden ser varias:

  • Tomas de datos puntuales
  • Inspecciones de seguridad programadas o no
  • Observaciones preventivas de seguridad
  • Análisis de deficiencias
  • Auditorias
  • Aportaciones del personal implicado, puntuales o periódicas
  • Investigaciones de accidentes e incidentes.
  • Reuniones del CSS
  • Etc.
realtime

Esquema de entradas continuadas para gestión en tiempo real

De modo que en el momento que se recogen estos datos se incluyen en el sistema para su valoración, gestión y planificación individualizada, inmediata y continuada, pero al mismo tiempo se da la actualización y/o eliminación a aquellos entrados con anterioridad tal como se van ejecutando y avanzando. Manteniendo un sistema siempre vivo y en constante evolución.

Esta sistemática no utiliza el informe de evaluación de riesgos como base para el trabajo. Para este sistema el informe de evaluación de riesgos es simplemente un reporte que muestra el estado en que se encuentra la gestión de riesgos en un momento concreto.

Con este sistema superamos los inconvenientes detectados con el paradigma tradicional:

  • El sistema se actualiza continuamente por lo que no queda obsoleto en ningún momento
  • No precisa de un informe de evaluación previo por lo que no existen tiempos muertos hasta poder iniciar la gestión de los riesgos detectados y permite esta gestión desde el minuto 0.
  • Permite la continua aportación de nuevos riesgos y medidas para su gestión inmediata, sin necesidades de esperas.
  • No requiere de revisiones o actualizaciones programadas en el tiempo porque la gestión continua mantiene actualizado el sistema en todo momento.

Además de las ventajas de solucionar los inconvenientes del sistema tradicional, la gestión en tiempo real aporta estas otras ventajas:

  • Atender las necesidades cuando se detecten en base a su prioridad, evitando la entrada masiva de datos guardados a la espera de una nueva actualización del sistema.
  • Saber en qué momento se detecta cada ítem que se introduce en el sistema para su gestión, de modo que permite un rastreo individualizado.
  • Implantar nuevos indicadores y objetivos relacionados con la detección continuada de nuevos ítems a gestionar y el cierre de los mismos.
  • Plasmar documentalmente el estado de la gestión de riesgos en cualquier instante, sin necesidad de esperar a la revisión periódica programada.
  • Atender de inmediato a la situación personal de un trabajador o conjunto de trabajadores con incapacidades o sensibilidades sobrevenidas.

Hoy en día disponemos de tecnología y posibilidades de diseño informático que nos ayudan y facilitan esta gestión de riesgos en tiempo real.

Es por ello que en PrevenControl hemos aportado nuestro esfuerzo en el desarrollo de una completa herramienta informática llamada SmartOSH, que entre otras muchas funciones incluye todas las funcionalidades que permiten esta gestión de riesgos en tiempo real.

Y tú, ¿qué opinas de la gestión de riesgos en tiempo real?

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

1 comment

  1. Mario

    Muy buen artículo.

    Nosotros en Latam estamos promoviendo el uso de aplicaciones móviles para potenciar el suministro de datos hacia los sistemas de gestiones HSEQ.

    Lo mejor, es que las mejoras son significativas.

    Mario Villalobos Reyes
    Safety for Life.
    Innovación en seguridad laboral.
    Callao 3037, Las Condes, Santiago.
    +56 9 7806 8873
    http://www.safetyforlife.cl

    “Mejores prácticas preventivas 2015”
    Conecta >> Colabora >> Construye



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons