El tiempo estimado de lectura es de menos de 1 minuto

Como ya comentamos en un post anterior, el proceso de apreciación del riesgo comprende la identificación del riesgo, su análisis y la posterior evaluación. De esta manera obtendremos un conocimiento global de los riesgos, de sus causas, sus consecuencias, sus probabilidades, sus incertidumbres, etc. Este proceso suele necesitar un enfoque multidisciplinar para dar la mejor información posible a quien tiene que tomar decisiones, y pueda hacerlo manejando los datos más fiables.

A continuación, describiremos cada fase de este proceso junto con los métodos más adecuados para cada una.

La identificación del riesgo

La finalidad de esta fase es descubrir, reconocer y registrar los riesgos.  Este proceso incluye la identificación de las causas y el origen de los riesgos, los sucesos o situaciones que pueden tener un impacto en los objetivos de la organización.

Los métodos de identificación del riesgo pueden incluir:

  • Métodos basados en evidencias como pueden ser, las listas de verificación y las revisiones de datos históricos.
  • Enfoques sistemáticos de equipos, como los grupos de expertos que siguen un método con una sistemática estructurada de preguntas para identificar los riesgos.
  • Técnicas de razonamiento inductivo como el método HAZOP.

El análisis del riesgo

Esta fase implica una comprensión del riesgo, es decir, determinar sus consecuencias y probabilidades, teniendo en cuenta la presencia y la eficacia de los controles existentes.

Los métodos que se utilizan para este análisis de riesgos pueden ser cualitativos, semicuantitativos o cuantitativos.

  • La apreciación cualitativa se suele expresar con niveles del tipo “alto”, “medio” y “bajo” para definir las consecuencias, las probabilidades o el nivel de riesgo.
  • Los métodos semicuantitativos utilizan escalas de valoración numérica lineales o logarítmicas principalmente.
  • El análisis cuantitativo trabaja con valores numéricos realistas y obtiene el mismo tipo de resultados. El problema suele ser que, en ocasiones, junto a estos valores deben tenerse en cuenta otros factores difícilmente cuantificables o simplemente que faltan datos.

La evaluación del riesgo

En la fase de evaluación se toman las decisiones sobre las acciones futuras basadas en el conocimiento del riesgo que se ha obtenido durante la fase de análisis.

En la mayoría de las ocasiones, el criterio para tomar la decisión de, si se debe tratar el riesgo y cómo hacerlo, depende de los costes/beneficios de aceptar el riesgo y/o de implantar los controles pertinentes.

El criterio de “tan bajo como razonablemente sea posible”(ALARP) es un clásico de este enfoque de criterio.

Selección de las técnicas de apreciación del riesgo

Llega el momento clave de ver que técnica/herramienta vamos a elegir.  Los principales factores a tener en cuenta son:

  • La disposición de recursos adecuados en tiempo y experiencia, así como el presupuesto con el que contamos.
  • La naturaleza y el grado de la incertidumbre, que depende de la calidad, cantidad e integridad de los datos e información disponible sobre los riesgos considerados.
  • La complejidad de los riesgos.

Métodos de identificación del riesgo

1-      Entrevistas estructuradas/semiestructuradas

Son útiles cuando es difícil reunir a un grupo de expertos para identificar los riesgos. Este método también se usa para apreciar la eficacia de los controles existentes como parte del análisis del riesgo. Se puede realizar en cualquier fase de un proceso.

Antes de iniciar las entrevistas se deben tener claros los objetivos de las mismas, una lista de entrevistados y un conjunto de preguntas bien preparadas.

Estas preguntas que guiarán al entrevistador durante el proceso, deben ser abiertas y concretas, lo más sencillas posibles y formuladas en un lenguaje que el entrevistado entienda.

Durante la entrevista, se debe procurar no influenciar al entrevistado, ni poner en su boca las respuestas. No dar ninguna respuesta por errónea y no entrar en discusiones. Se deben tener también preparadas preguntas de seguimiento para obtener aclaraciones.

Los resultados obtenidos son las opiniones de todas las partes interesadas sobre los riesgos debatidos. Estas opiniones se deben analizar y emitir unas conclusiones que permitan seguir el proceso de apreciación del riesgo.

analytics-282739_960_720

Los puntos fuertes de este método es que permite una mayor profundización en los temas a tratar y también implicar a un mayor número de partes interesadas.

Los puntos débiles son el tiempo a emplear por parte del entrevistador.

 

2-      El método Delphi

Esta técnica permite llegar a un consenso fiable de la opinión de un grupo de expertos. La característica principal es que los expertos formulan sus opiniones de forma individual y anónima, y conocen las opiniones de los otros expertos a medida que el proceso avanza.

Esta técnica también se puede aplicar en cualquier etapa del proceso o donde se necesite llegar a un consenso de las opiniones de los expertos.

El proceso se desarrolla mediante un cuestionario semiestructurado de preguntas. Como comentamos, los expertos no se reúnen nunca, con el objetivo de que sus opiniones sean completamente independientes y sin sesgos.

Los pasos serían:

  1. Formar un grupo de trabajo para liderar el proceso y hacer todo el seguimiento
  2. Seleccionar al grupo de expertos
  3. Desarrollar el cuestionario y probar que es adecuado
  4. Enviar el cuestionario de manera individual a los expertos
  5. Una vez recibidas las respuestas en esta primera roda, se analiza y combina para posteriormente redistribuirla a todos los expertos
  6. Los expertos del grupo responden nuevamente y el proceso se repite hasta que se logra el consenso final

linked-152575_960_720

Los puntos fuertes de este método es que, todo el mundo, gracias al anonimato se siente libre para expresas sus opiniones con total libertad.

Cualquier punto de vista es igual de importante y no hay opiniones que predominen más sobre otras.

Además, no es necesario reunir a todos los expertos a la vez en un mismo lugar y tiempo, con el ahorro de costes que esto supone.

Como puntos débiles el principal es que hay que realizar una labor intensa y consume bastante tiempo si se quiere hacer bien y obtener resultados fiables y adecuados.

Por último, también es necesario que los participantes sepan expresarse por escrito de manera clara y adecuada, pues no se les acompaña en este punto del proceso y no se les puede dar el feedback adecuado in situ.

En el siguiente post continuaremos describiendo más técnicas para todas las fases del proceso de apreciación del riesgo.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

1 comment

  1. Interesante artículo. Me ha hecho reflexionar como plantear las siguientes revisiones de las evaluacionevaluaciones de riesgo en mi empresa. Gracias