Los beneficios del mindfulness en las organizaciones

El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

El ámbito de la psicología ha sufrido una invasión de prácticas relacionadas con el mindfulness que están revolucionando la manera de tratar los trastornos psicológicos. Teniendo en cuenta que los riesgos psicosociales son cada vez más tenidos en cuenta en el ámbito laboral, las empresas se han lanzado a probar técnicas innovadoras que están dando resultados excelentes en las organizaciones.

La psicología se ha pasado la mitad de su existencia reivindicándose como ciencia frente al resto de disciplinas del ámbito de la salud. Siempre cuestionada desde fuera (y también desde dentro) por haber permitido que en el pasado se mezclaran con la psicología algunos métodos no demasiado rigurosos, se parapetó para proteger su credibilidad impidiendo que cualquier novedad en este campo volviera a ensuciar su credibilidad.
Cuando llegó el mindfulness, con el aire de filosofía zen, de mezcla de técnicas orientales y con su aspecto algo esotérico, la psicología más tradicional se mantuvo al margen. Sin embargo, con el paso del tiempo y los estudios científicos que avalan su credibilidad, ha terminado por incorporarlo de manera más o menos normalizada.

Pero ¿Qué es realmente el mindfulness y qué lo hace tan interesante?

La palabra mindfulness se ha traducido como “atención plena” y sus principios se remontan al nacimiento del budismo. Todo el conjunto de prácticas que ayudan al individuo a prestar atención al momento presente de manera consciente fue introducido en el modelo médico occidental hace 30 años por Jon Kabat-Zinn, con la fundación de la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts.

¿Cuáles son sus fundamentos básicos?

Se parte de la base de que el estado de la mente ordinaria engendra sufrimiento. La mente es conflictiva, voraz, insatisfecha. Su signo es el de la confusión. Es intestable, confusa. A menudo es víctima de sus propias contradicciones, su ofuscación, su avidez y su aversión. Está empeñada por la ignorancia, la división. Ha recreado durante años una enrarecida atmósfera de miedo, paranoia, hostilidad y egocentrismo. En ella arraigan venenos como el odio, los celos, la envida y tantos otros. No es una mente bella (…) Este tipo de mente es nocivo para uno mismo y para los demás, genera violencia sin límite y, desde luego, es inservible para la real búsqueda interior y la evolución consciente(Ramiro Calle, 2005).

mindfulnessEl problema es que los humanos nos identificamos con nuestro pensamiento, llegando a creer que somos la voz que escuchamos incesantemente dentro de nosotros. La propuesta del mindfulness es entrenar a la mente para que se cree un espacio entre los estímulos y las respuestas que ésta genera. Cuando aprendemos a generar este espacio, somos más libres para poder dar una respuesta más adaptativa a nuestro comportamiento. Para aprenderlo, tenemos que practicar la atención plena mediante la meditación.

Tal y como comentábamos hace un tiempo en otro post, la meditación es un proceso consciente del individuo para experimentar intensamente el aquí y el ahora, es decir, observar los movimientos de nuestra mente sin juzgar ni juzgarnos. En palabras del propio Kabat-Zinn es “prestar atención de manera intencional al momento presente sin juzgar”. Mediante este ejercicio de meditación, ponemos en práctica el ejercicio de llevar nuestra mente a un punto de atención determinado (la respiración) que sirve como anclaje para “domesticar” lentamente nuestros pensamientos.

Hoy en día se ha demostrado que la terapia con mindfulness resulta beneficiosa en pacientes con enfermedades coronarias e hipertensión, mejora significativamente los efectos psicológicos en enfermos de cáncer y reduce el consumo de analgésicos en pacientes con dolor crónico y fibromialgia. En los enfermos de Diabetes tipo I se reduce el nivel de glucosa y disminuye los ataques de asma en pacientes con problemas respiratorios. También ha demostrado sus beneficios en relación a cefaleas, depresión y esclerosis múltiple.

meditacion

¿Cómo podemos practicar el mindfulness en la empresa?

Viendo las repercusiones positivas que tiene esta práctica si se realiza de manera habitual, una de las tendencias más de moda es la adaptación al mundo laboral de las mismas. Dado que pasamos muchas horas en nuestro puesto de trabajo y (y es una de nuestras fuentes de estrés más importante) lo ideal sería poder adaptar a este ámbito alguno de los aprendizajes que nos ofrece la meditación. Louise Altman, fundadora de Comunication Consultant y autora del influyente blog The Intentional Workplace, propone algunas pautas para practicar en el trabajo:

  • Comprometámonos con la práctica. Tomemos conciencia con la toma de conciencia. Pongamos atención a pensamientos, comportamientos y sentimientos. Todo ello sin juicio.
  • Comencemos por poner atención en un solo tema: “Hoy voy a poner atención en X” y llevémoslo a cabo.
  • Ayudándonos de la respiración, dediquemos cada día unos minutos a tomar conciencia de cómo nos sentimos y qué intenciones tenemos para la jornada.
  • Si nuestra tendencia natural es a hacer las cosas con un ritmo frenético, tomemos las riendas para reducir la velocidad de nuestras acciones.
  • Durante la jornada laboral, en contacto con los otros, escuchemos a los demás. Intentemos quitar el foco de nosotros mismos para poner atención en las necesidades y sensaciones del otro.
  • Busquemos maneras de empatizar con los otros y agradezcamos logros y esfuerzos de manera amable.
  • Pongamos especial atención en el lenguaje corporal. Nuestras manifestaciones corporales tienen un impacto importante en nosotros mismos y en los otros.
  • Atendamos también al lenguaje, a las cosas que decimos (y nos decimos) y cómo lo hacemos. Nuestro organismo es trementamente sensible a los mensajes que nos damos y damos a los que nos rodean.
  • Dediquemos unos minutos a identificar qué nos gustaría que pasara, cuáles son nuestros objetivos y deseos. Identifiquemos nuestras intenciones de manera real.
  • Al final de la jornada, hagamos una pequeña auto-reflexión (sin juicio) sobre qué nos ha deparado el día y cómo hemos actuado frente a las situaciones.

Parece ser, en definitiva, que nos encontramos con una potente herramienta para ayudarnos a conseguir una mejora en la calidad de vida que puede practicarse en cualquier lugar y que cada vez está ampliando más su ámbito de aplicación. Ha llegado el momento de detener nuestra mente y enseñarle para que nos acompañe en nuestro camino.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento


Simple Share Buttons