Lo mejor y lo peor de trabajar en Agosto como Técnico de PRL de un SPA

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

Pocos son los técnicos/as de un SPA que deciden por propia voluntad quedarse de retén en el mes de Agosto, mientras los demás compañeros de los diferentes departamentos van disfrutando y volviendo paulatinamente de sus periodos vacacionales. Sin embargo, algún valiente se ha de quedar para cubrir lo que pueda surgir en un mes que parece que se para el mundo, pero que sigue registrando actividad en cada día más empresas. Resulta evidente que la opción de trabajar en el mes vacacional por excelencia tiene ventajas y desventajas, algunas de las cuales nos vamos a permitir la osadía de detallar a continuación en este artículo:

VENTAJAS (Empezaremos por la parte optimista….)

  • Las agendas de los técnicos/as se tranquilizan y las programaciones se aplazan. El mes de agosto tiene inherente, sin lugar a dudas, menos visitas y menos actividades a programar (la mayoría de los clientes también descansan).
  • Las llamadas entrantes son excepcionales. Los clientes llaman menos al móvil de los técnicos o a la oficina, pero todos sabemos que cuando llaman hay que ponerse a temblar.
  • Al disminuir la actividad suele disminuir la probabilidad de incidentes y accidentes en las empresas de nuestra cartera. Simple cuestión de probabilidad y exposición.
  • En agosto también se relajan en palacio, y por tanto las inspecciones suelen ser mínimas o nulas en la mayoría de  territorios.
  • Es el gran momento para recuperar esos informes atrasados o encallados que siempre tenemos la intención de encarar, pero que el día a día (pre-agosto) nos obliga a dejar aparcados.
  • Las distracciones en nuestra oficina se minimizan y por tanto aumenta la capacidad de atención y rendimiento. Menos conversaciones entre compañeros, menos llamadas a «café», menos reuniones informativas…..
  • Podemos tener al día nuestro correo electrónico. Tenemos capacidad de dedicar tiempo a responderlo todo durante la jornada e incluso hacer limpieza de correos antiguos para aumentar la capacidad de almacenaje. Imprimir correos relevantes y archivar es una tarea que este mes nos permite desarrollar.
  • Difícil será que en un mes de agosto se hayan programado formaciones abiertas de convenio o de directivos, o cursos básicos. La semana es toda nuestra y para nuestros clientes, sin sesiones formativas que devoren nuestra agenda.
  • Existe incluso la posibilidad de dedicar algún momento a revisar las prioridades de nuestra cartera o detectar algún cliente que tenemos un poco abandonado, para recuperarlo y ponerlo en alerta en cuando vuelva en septiembre.
  • Uno de los mejores momentos, es ver la cara de tus compañeros cuando tu te vas en septiembre, justo cuando ellos vuelven al frente (suele reconfortar bastante después del sacrificio realizado).
Me quedo en Agosto

Me quedo en Agosto

DESVENTAJAS

  • La primera y más evidente, es el inevitable sentimiento de envidia (que no tiene nada de sana) que surge al pensar que mientras tus compañeros/as se levantan a las 10 de la mañana, tu sigues con tus madrugones a las 6,30h.
  • Intentas no mirar por la ventana, pero cuando lo haces y vislumbras el estupendo «solano» que hace fuera, te preguntas «¿qué hace un chico como tu aquí, con un día como éste?». El bronceado de los compañeros/as que van volviendo no facilita que te sientas mejor.
  • Las horas suelen pasar un poco más lentas, sobretodo las del viernes. A esto hay que añadir el bajo nivel de baterías vitales.
  • Ya hemos comentado,  que las pocas llamadas que suelen entrar nos hacen temblar, o porque suelen ser temas que no son técnicos, o porque un cliente que llama en agosto suele tener una urgencia de dimensión considerable, o porque no hay nadie más que pueda intervenir que el que recibe la llamada, aunque la empresa sea de la cartera de un compañero/a. Eso puede acabar con muchas de las ventajas comentadas anteriormente y suele descuadrar las previsiones.
  • Cuando se produce un accidente o incidente en el mes de agosto, debido a menudo a la relajación veraniega o al exceso de confianza, suele ser o parecer de mayor gravedad que el resto del año. Normalmente lo parecen.
  • Volver en septiembre/octubre con la máquina en plena marcha requiere unas semanas de readaptación, que los compañeros/as que han vuelto antes que nosotros han podido digerir y gestionar. En esa época todo ha de ir «viento en popa a toda vela».

Es probable que tengáis sugerencias que añadir en ambos lados, pero sabemos que cada vez que nos solicitan los días de vacaciones debemos colocar en la balanza y decidir (si tenemos la opción de escoger) qué nos compensa más, si quedarnos de retén técnico en Agosto o preferimos aprovechar el mes veraniego por excelencia. Aunque deberemos tener presente, que si decidimos eludir trabajar en Agosto, será de buen samaritano mirar con otros «ojitos» a ese compañero/a que siempre escoge (o le toca) quedarse en la oficina por vacaciones.

 

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*