El tiempo estimado de lectura es de menos de 1 minuto

La legionella, es de esos aspectos en una organización que tiene una gran importancia ya que un mal funcionamiento de una instalación con este tipo de riesgo puede provocar una afección a los trabajadores o a personas ajenas a la entidad que puedan estar expuestos.

http://www.wavelms.co.uk/?page_id=59

La prevención es un factor fundamental para evitar el riesgo que genera la bacteria de la legionella.

Esta prevención y control viene regulada por el RD 865/2003 mediante la adopción de medidas higiénico-sanitarias en aquellas instalaciones en las que la bacteria es capaz de proliferar, ver art.2 del RD.

Los brotes de legionella ocurridos recientemente, hicieron saltar las alarmas sanitarias y probablemente las instalaciones mas peligrosas y conocidas, torres de refrigeración en este caso, serán las primeras en revisar el protocolo de mantenimientos establecido hasta ahora y adoptar las medidas legalmente establecidas si no las había.

Aun así, además de las torres de refrigeración, el riesgo es latente para todas las instalaciones que utilicen agua en su funcionamiento y produzcan aerosoles (las bacterias legionella viven/proliferan en aguas estancadas a temperaturas entre 20-45ºC y se dispersan mediante aerosoles de dichas aguas). Sin ir mas lejos, el último caso de brote de legionella en Ripollet fue originado por un camión de limpieza de calles.

No es el objetivo del presente post, hacer un recorrido por todas ellas por razones obvias pero si, centrarnos en las instalaciones de agua caliente sanitaria (ACS), por la sencilla razón de que es común en prácticamente todos los edificios y en muchas ocasiones carecen de las medidas aplicables reglamentariamente como podemos comprobar con nuestra propia experiencia.

Existen numerosos tipos de instalaciones de ACS diferentes. Desde el punto de vista de las actuaciones para evitar el crecimiento de Legionella, distinguiremos:

a) Instalaciones que al no producir aerosoles pueden considerarse fuera del ámbito de aplicación del RD:

Instalaciones de ACS con lavabos y sin duchas ni otros elementos que produzcan aerosoles.

Aun así, por ser susceptibles de crear hábitats adecuados para el desarrollo de Legionella, es recomendable, al menos, realizar una analítica de Legionella anual y en caso de detectar presencia, deberá realizarse una limpieza y desinfección de la instalación.

b) Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

-Instalaciones con generador de calor instantáneo y sin depósito acumulador con duchas u otros elementos que produzcan aerosoles.

-Instalaciones con acumulador y sin circuito de retorno (con duchas o elementos que producen aerosoles).

c)Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

Instalaciones con acumulador y circuito de retorno. (con duchas o elementos que producen aerosoles).

Así, el riesgo de proliferación de la legionella en las instalaciones anteriores es creciente y los mantenimientos a realizar se resumen en el cuadro siguiente:

Cuadro resumen de inspecciones/verificaciones en instalaciones de ACS con riesgo de Legionella

Las instalaciones dedicadas a lugares públicos o con multitud de usuarios, tales como hoteles, hospitales, residencias, gimnasios, vestuarios laborales, etc., presentan un especial riesgo por el elevado nivel de población que las utiliza y porque el uso de circuito de retorno está muy extendido en este tipo de instalaciones de gran tamaño.

Además, en algunos casos, estas instalaciones de ACS son utilizadas directamente por personas especialmente susceptibles: residencias de ancianos, hospitales, etc.

A modo de aclaración, de todas las instalaciones de ACS que produzcan aerosoles, quedan reguladas legalmente las ubicadas en el interior o exterior de edificios de uso colectivo, instalaciones industriales o medios de transporte que puedan ser susceptibles de convertirse en focos para la propagación de la enfermedad, quedando excluidas las instalaciones ubicadas en edificios dedicados al uso exclusivo en vivienda.

Así, las instalaciones de ACS centralizadas en viviendas particulares, no están recogidas en el ámbito de aplicación del Real Decreto 865/2003. No obstante, dado que se trata de una instalación de riesgo de proliferación y dispersión de Legionella, aunque muy bajo, deberían disponer de un programa de mantenimiento acorde a los requisitos del citado Real Decreto.

En este caso, los aerosoles creados en una instalación de ACS no son emitidos al ambiente exterior, por lo que la población expuesta al riesgo se limita a los usuarios de dicha instalación.

Para finalizar, viendo la periodicidad con la que deben realizarse ciertas verificaciones o controles (ver tabla anterior), se hace prácticamente imprescindible que aparte de la contratación de una empresa especializada inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de la comunidad autónoma respectiva, personal propio de la empresa titular de la instalación disponga del carné para tratamientos higiénico-sanitarios contra legionella indicado en la Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero y que deberá ser renovado cada 5 años.

Parece que el revuelo originado posteriormente por el caso de infección por el virus del ébola, ha acallado el ruido inicial generado por los brotes de Sabadell y Ripollet, que esto no haga bajar la guardia…

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*