La VO2max (y III): aprendiendo a medir la prevención contando METs

La eficiencia cardiorespiratoria en el centro de atención

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

 Escucha la lectura de este artículo

 

¿Cuántos METs por semana desarrollas?

Dentro de un tiempo, quizás no mucho, esa podría ser la pregunta que nos hará el médico de cabecera en la consulta o la que nos haremos nosotros mismos. Durante muchos años hemos hablado del colesterol, del azúcar y de la consabida presión arterial. Y hemos estado todos pendientes de estos parámetros como medida de prevención, y para mesurar la evolución y la recuperación de nuestro estado general de salud.

Sin embargo ha llegado el momento de empezar a contar METs. A nivel práctico los METs contabilizan el trabajo cardiorrespiratorio que realizamos, con una certeza efectiva que podemos traducir en parámetros de salud.

¿Entonces podemos medir nuestra salud en METs?

De forma parecida a la VO2 max, el MET (Metabolic Equivalent) es una medida del múltiplo del volumen de oxígeno necesario para mantener el metabolismo de nuestro cuerpo en estado de reposo. A más intensidad de ejercicio, más demanda de oxígeno, más METs. Veamos un ejemplo, el más sencillo: caminar. Contando los minutos (u horas) que caminamos por semana y los km que recorremos, y con ayuda de esa sencilla tabla obtenemos el cálculo de nuestras METs / semana. La tabla está diseñada con una propuesta de alcanzar el objetivo de unos 20 METs/semana.

METs para caminar

Podemos asumir que 1 MET se corresponde con 3,5 ml/kg/min de consumo metabólico de oxígeno.

 

20 METs/ semana representa el objetivo mínimo por debajo del cual nuestra salud entra en compromiso de riesgo para múltiples enfermedades. En un entorno laboral, debería considerarse el estándar base mínimo saludable que todos deberían asegurar de una manera u otra. Las empresas deberían facilitar los medios y las condiciones para conseguir este mínimo en la medida de lo posible. Por debajo de los 20 METs, acechan diabetes tipo II, cardiovasculares y algunos tipos de cáncer; neurodegenerativas siguen detrás también al acecho.

Veamos otro ejemplo muy extendido, la tabla para la actividad de práctica del running:

Nos damos cuenta, pues, que con actividades de más intensidad de ejercicio, se consigue un consumo metabólico más elevado y, por tanto, la consecución del objetivo de las 20 METs de forma más rápida.

Otros niveles de rendimiento

Por encima de este mínimo entramos en una zona digamos de buena salud hasta los 50 METs/ semana, un umbral que, al cruzarlo y superar este segundo “tope” la mejora en el bienestar es considerable. Siguiendo para arriba entraríamos en la zona de los deportistas profesionales que ya desarrollan actividades físicas durante varias horas al día.

Cuándo dejo de ser sedentario

Este debate ha sido discutido y se debe tener en cuenta especialmente para personas que trabajan, por ejemplo, en oficina. Aunque su nivel de ejercicio físico sea bueno (20-50 METs /semana) en realidad no han perdido su condición de personas sedentarias. Reflexionemos: un entreno de una hora al día x 5 días / semana nos permite prepararnos, por ejemplo, para competir en una media maratón (o incluso una maratón), pero –démonos cuenta-, una semana tiene 7×24=168 horas. Aún haciendo 5-6 horas de ejercicio, estamos activos solamente un 3% de nuestro tiempo, quedándonos sentados o en reposo físico un 97% de nuestro tiempo: seguimos siendo sedentarios. Y se ha visto que de ahí derivan consecuencias para la salud.

Escoger nuestro nivel adecuado

Se suele aconsejar un esfuerzo entre moderado y vigoroso, eso es entre 3 y 9 METs/ hora de intensidad. Mejor combinado, unos días más intensidad y otros días menos, y sobre todo que sea repartido, mucho mejor 40 minutos diarios que 3 horas seguidas en el fin de semana.
Sin embargo hay que introducir matices según las edades, sexo, complexión física, estado de salud, peso, gasto metabólico en reposo, capacidad cardiorrespiratoria y algunos factores de tipo genético. De ahí, pues, que sea bueno buscar consejo en personal especializado, entrenadores, preparadores físicos y médicos.

Si se superan determinados niveles de esfuerzo, podríamos entrar en una denominada zona de riesgo, cosa que habría que valorar, con consecuencias muy diversas por fatigas por sobreesfuerzo, lesiones músculo-esqueléticas, cambios hormonales o incluso patologías de tipo cardiovascular.

¿Qué sucede cuando mejoro mi rendimiento en 1 MET?

Vamos a fijarnos en la columna de color salmón de cualquiera de las dos tablas que hemos insertado. Esa columna es reflejo de nuestro estado de buena forma cardiorrespiratoria, de nuestra VO2 max. Si realizamos un entrenamiento eficaz, dedicando nuestra atención, mejorando las horas dedicadas al ejercicio, conseguiremos a buen seguro mejorar el rendimiento.

Pues bien, la comunidad científica acepta ya que cuando conseguimos descender por la columna salmón el equivalente a ~1 MET, nuestro riesgo de mortalidad en global (todas las enfermedades) disminuye un 13%, y un 15% en el caso particular de mortalidad por enfermedad cardiorrespiratoria.

Démonos cuenta que al hablar de mortalidad global eso incluye, además de las enfermedades cardiorrespiratorias, el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas y también el accidente. La supervivencia en un accidente grave es mejor en personas con mejor rendimiento cardiorrespiratorio, incluyendo accidentes o imprevistos durante cirugías.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons