El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Aunque llevo varios años trabajando en Seguridad Vial Laboral, reconozco que me ha sorprendido descubrir, gracias a la campaña “SaveKidsLive“, que cada día mueren 500 niños en accidentes de tráfico, y que miles  resultan heridos.

logo-save-kids-lives

Acostumbrado a trabajar en seguridad vial con adultos, conozco el efecto que produce en los padres conductores aludir a la repercusión que tiene su comportamiento al volante sobre su propia familia. Por ejemplo, observar cómo el “Fitipaldi” de toda la vida conduce con moderación al subirse la prole, aunque algunos cuando van solos de nuevo se dejan llevar por su instinto. O cómo cuando introducimos una reflexión en las formaciones sobre las consecuencias que un accidente laboral (vial o no) puede tener en sus vidas: todos las conocemos, para qué enumerarlas.

La mayoría de nosotros sabe que los niños son más vulnerables al tráfico. Comentaré algunos casos que he conocido:

  • Recién nacidos que salen del hospital en brazos de su mamá y se caen fortuitamente en el interior del coche, se golpean la cabecita, entran en coma y fallecen.
  • Niños que circulan en el coche sin ningún tipo de sistema de retención (¡¡yo fui uno de ellos hace más de 30 años!!).
  • Excursiones a granjas infantiles en autobús que, o no dispone de cinturones o no son adecuados para menores de 2 ó 3 años.
  • Adquisición de Sistemas de Retención Infantil orientados en el sentido de la marcha, cuando es un hecho constatable que aumenta la supervivencia de quienes viajan en el sentido opuesto a la marcha.
  • Atropellos de niños que tienen como consecuencia la pérdida de un miembro (brazo, pie) con repercusiones de por vida.
  • Atropellos de niños en cruces de ciudades que motivan el cambio (ya a posteriori) de la señalización del cruce.
  • Pérdida de ambos progenitores a consecuencia de un accidente de tráfico.
  • Rescate a cargo del cuerpo de bomberos de niños víctimas de accidentes de tráfico que se habrían salvado si hubiesen llevado un sistema de retención adecuado.

pequebushext

Menuda colección de dramas, ¿verdad? Pues así es, tan cierto como que son reales, con nombres y apellidos. Pero quienes trabajamos en prevención nos enfrentamos al “lado oscuro de la fuerza” que nos lleva a hablar de palabras tan oscuras como accidente, incidente, pérdida, daño,…

Yo prefiero hablar en positivo: hablar de oportunidad. Porque cada una de las desgracias anteriores nos muestra un camino y nos señala una solución.

En países como el nuestro, muchas de las causas de defunción asociadas a infecciones o no son prevalentes o, si lo fueran, se pueden controlar total o parcialmente. ¿Y los daños producidos por el tráfico no?

Reflexionemos: soy técnico en prevención, y mi actividad va dirigida a los trabajadores. Éstos, en su totalidad, antes de ser trabajadores fueron niños. Promover la formación, la información y el cambio de comportamientos en un adulto está muy bien, pero es una tarea ardua. ¿Qué tal si la acompañamos de acciones dirigidas al “futuro trabajador”, o sea, a los niños? Como siempre se basará en el método del comportamiento ejemplar. Exigirle a un menor que espere a que el semáforo cambie a verde para poder cruzar si no lo hacemos nosotros, además de incoherente es ineficaz. La vida en una ciudad está plagada de ejemplos ilustrativos para lograr un aprendizaje sobre los efectos del tráfico en la movilidad y la habitabilidad de los espacios. Paseen por una calle peatonal, luego por otra con coches estacionados en las esquinas, sobre las aceras, donde los cruces se abordan a ciegas porque la visibilidad es nula. O esas calles franqueadas por vehículos que impiden el acceso de otros peatones, especialmente si ven reducida su movilidad (yo mismo, a nada que lleve el carro de la compra o la sillita de mi hija). Qué gran oportunidad para la educación en seguridad vial y en valores como ciudadano, como peatón, basada en el respeto y la tolerancia.

Diez estrategias para preservar la seguridad de los niños

  1. Control de la velocidad
  2. Prevención de la conducción bajo los efectos del alcohol
  3. Uso de cascos por ciclistas y motociclistas
  4. Protección de los niños en los vehículos
  5. Mejoramiento de la vista y la visibilidad de los niños
  6. Mejoramiento de la infraestructura vial
  7. Adaptación del diseño de los vehículos
  8. Reducción de los riesgos para los conductores jóvenes
  9. Proporcionar atención adecuada a los niños con traumatismos
  10. Vigilar a los niños en proximidades de las carreteras

A mí se me ocurren algunas medidas complementarias para proteger a los niños y a los adultos:

  • Usar otros medios de transporte alternativos al vehículo privado cuando sea posible
  • Renovar el parque automovilístico, para asegurarnos que la “máquina” dispone de un equipamiento moderno en materia de seguridad.
  • Revisar el vehículo a diario y periódicamente, para garantizar la fiabilidad del mismo: neumáticos (presión y desgaste), niveles, carrocería, luces, etc.
  • Entender el efecto de los automóviles sobre la contaminación atmosférica, y el efecto (pernicioso) de ésta sobre nuestra salud.
  • Entender la ITV como una medida de seguridad real: a mayor antigüedad del vehículo mayor porcentaje de rechazos en estaciones de ITV.
  • Informarse y formarse en seguridad vial: eso de lo que todo el mundo cree saber por el simple de ser conductor.

neumaticos

También podemos preguntarnos si cuidar la seguridad de los menores es una responsabilidad individual o colectiva. Si es colectiva, ¿qué papel juegan las empresas? Las organizaciones cada vez cuidan más la seguridad vial de sus trabajadores, impartiendo sesiones de sensibilización y de formación. La adquisición de estos conocimientos transversales tiene una aplicación directa en la conducción, se haga por ocio o por trabajo, y esto se refleja en los comportamientos que acaban observando y aprendiendo los menores.

DSC4802B

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento.

Simple Share Buttons