El tiempo estimado de lectura es de menos de 1 minuto

Todo el mundo conoce cuales son las condiciones necesarias para que un incendio pueda producirse pero no todos somos conscientes de la velocidad en que este puede llegar a propagarse.
De ahí la importancia que las empresas dispongan de un Plan de Emergencia permanentemente actualizado, con el personal implicado correctamente adiestrado mediante sesiones formativas y simulacros periódicos, así como disponer de unas instalaciones de protección contra incendios tanto activas como pasivas acordes con el tipo de actividad, edificio y alrededores.

Como se ha dicho el fuego puede llegar a propagarse muy rápidamente pero también es cierto que gran parte de los incendios se inician por medio de extensas fases de fuego latente. En estos casos, una detección altamente sensible al humo asegura una respuesta rápida y como consecuencia mayores posibilidades de éxito.

Si bien es cierto que la normativa aplicable nos marca los requisitos mínimos exigibles en cuanto a la seguridad contra incendios en los edificios industriales o actividades en general, misión de los consultores es también asesorar cuales pueden ser las mejores medidas y sistemas para la autoprotección aplicadas a la actividad de la empresa cliente ya sea por requerimientos del local, por lo que éste contenga, se realice, se quiera o deba proteger.

En este sentido, me parece interesante mencionar, fuera de los sistemas de detección de incendios convencionales mediante detectores puntuales, el sistema de detección de humo por aspiración, el cual puede ser una buena alternativa para emplazamientos con techos muy altos o abiertos (almacenes, polideportivos, etc), donde la estética puede ser un factor importante (museos, edificios emblemáticos, etc) o donde se necesite un tiempo extra para su evacuación como pueden ser locales de pública concurrencia (teatros, aeropuertos, etc.).

Los detectores de humo por Aspiración de Aire utilizan una red de tubos de muestreo que aspiran continuamente muestras de aire del área protegida y las llevan hasta un detector. El detector láser de alta sensibilidad mide la cantidad de humo presente del aire. Los niveles de humo medidos se comparan con los umbrales de alarma definidos por el usuario. Estos umbrales de alarma permiten ofrecer una respuesta en etapas a cualquier amenaza. Por ejemplo, si se alcanza el primer umbral, se inicia una investigación, mientras que el tercer nivel puede llamar automáticamente a los bomberos.

detección de incendios - Grafica2

Según se puede apreciar en el gráfico, las tecnologías existentes para la detección en los distintos estados o etapas del fuego se ubican en diferentes puntos de la curva de progresión siendo los detectores por aspiración los primeros.

Dicha instalación permite combinar si se requiere otras aplicaciones. A la detección de humos puede añadirse la detección de gases como por ejemplo H2 en salas de carga de baterías o CH4, CO, O2 en grades espacios confinados como túneles de servicios, etc.

Aqui os dejo un video ilustrativo.

http://www.youtube.com/watch?v=ztTPJMlWxnw

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*