La importancia de cocinar: la predigestión

El tiempo estimado de lectura es de 2 minutos

Quedamos para comer. Escogemos fecha, nos llamamos o bien improvisamos. Algunos se chiflan por la mariscada, otros por la paella, el asado, el cochinillo, la fabada, manjares para todos los paladares y también para todos los bolsillos. La comida es un fenómeno social, una ceremonia, una fiesta. Vestimos las fiestas según el calendario con un manjar y sus debidos acompañamientos, los postres, la repostería. Hasta el último detalle, todo se prepara o se improvisa, da igual, pero se goza.Digestio

Sabemos que vamos a comer y qué es lo que vamos a comer: ahí empieza la denominada digestión cefálica o pre-digestión. Se ha comprobado que es una fase más de la digestión; se segregan jugos gástricos y enzimas. De hecho no hace falta hacer ningún estudio científico, todos sabemos que la sola idea de que vamos a comer algo apetecible “nos hace la boca agua”.

Esta fase de la digestión es importante, aunque es mejor escribir imprescindible. Por lo tanto, todo el tiempo que dedicamos a preparar la comida, viendo los alimentos y oliéndolos es buena cosa para nuestra salud y bienestar. A veces se ha reivindicado desde el feminismo la banalidad de las tareas culinarias, pero en realidad deberíamos contemplarlo como privilegio. Cocinar es importante, es vital, insustituible.

Si prescindimos de la fase cefálica y engullimos nuestras comidas a toda prisa, sin ningún tipo de preparación, cosa cada vez más frecuente, ocurre que nuestro estómago se ve con dificultades para producir las enzimas necesarias, y el proceso digestivo se ralentiza de forma considerable. La producción de secreción gástrica se puede ver disminuida hasta un 50%. Se descontrola el pH del estómago, generándose hiperacidez o bien lo contrario, hipoacidez.  La digestión es menos eficiente y la fase intestinal se resiente.

Os dejamos hoy con una infografía que hemos preparado para verlo mejor de forma gráfica.

Existe otra cuestión, y es que normalmente deglutimos sin masticar ni salivar suficientemente. El alimento llega al estómago de forma muy inadecuada. No lo pasamos por alto, nos lo reservamos para otra ocasión.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento


Simple Share Buttons