El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Una de las lecturas del caso Volkswagen es hasta qué punto el desempeño social y medio ambiental está adquiriendo más y más importancia para la supervivencia de las organizaciones.

El origen del planteamiento de sostenibilidad económica-social-ambiental de las empresas podría situarse en la década de 1970, cuando se demostró científicamente la relación entre la actividad humana en el planeta y el cambio climático global [1]. Desde entonces, el concepto de desarrollo sostenible asociado a este triple desempeño económico+social+medioambiental no ha hecho más que crecer.

Así, con el paso de los años, las políticas de negocio basadas en aspectos sociales y medioambientales fueron implantándose también en las grandes empresas y, desde principios de los años 1990, existen reconocidos estándares de desarrollo sostenible y responsabilidad social a disposición de cualquier organización del mundo.

Hoy, no hay empresa que no tenga en cuenta el desempeño medioambiental y socialmente responsable entre sus estrategias de negocio. Esto no significa que se cumplan, si no que se tengan en cuenta. El caso de Volkswagen es tan sólo el último y más estrepitoso ejemplo. Su memoria de sostenibilidad de 2014 -antes de publicarse el escándalo actual- es un ejemplo paradigmático:

We have learned that sustainability, environmental protection and social responsibility can be powerful value drivers.

(Hemos aprendido que la sostenibilidad, la protección medioambiental y la responsabilidad social pueden ser poderosos impulsores de valores)

Prof. Dr. Martin Winterkorn,  ex- CEO de Volkswagen AG, en el informe de sostenibilidad 2014 de Volkswagen, página 12

Este planteamiento altera significativamente del entorno en el que competían las empresas hasta no hace mucho tiempo: de un desarrollo guiado por criterios meramente productivos, de rendimiento económico, de eficiencia en costes —en los que incluso la mano de obra y los equipos humanos eran gestionados como una parte más del proceso productivo— a un escenario en el que, cada día más, los consumidores y trabajadores valoran las condiciones (laborales y sociales) asociadas a los productos y servicios que compran, así como el impacto que generan dichos bienes en el planeta. Una tendencia creciente e irreversible. No adaptarse a este contexto es una amenaza para las compañías que no hacen un apropiado análisis de actores y de aspectos relevantes para su desarrollo sostenible, como les ocurre manifiestamente a muchas de ellas.

Sin embargo, esta situación de amenaza para unas empresas supone una situación de oportunidad para otras organizaciones, concretamente para aquellas en las que los aspectos sociales y ambientales forman parte intrínseca de su actividad. Y entre estas organizaciones, ocupan un lugar privilegiado unas que los profesionales de la seguridad y salud conocemos bien, porque trabajamos con/en ellas cada día: las empresas y servicios de PRL. 

Sin ir más lejos, tenemos delante de nuestras narices compañías que por su trayectoria, conocimiento, recursos humanos, materiales y organizativos, valores, experiencia y vocación están en ventaja competitiva frente a otro tipo de negocios de asesoría de empresas más centrados en el desempeño económico o de producción. El valor añadido que profesionales y empresas de SST podemos aportar en el nuevo escenario a las empresas es inigualable.

Sin embargo, esta oportunidad no viene sola. Hay que ir a su encuentro, y esto significa dar un paso adelante a nivel estratégico en las empresas que se resume en sumar servicios de consultoría al tradicional y reglamentario servicio de prevención. Muchas empresas del sector ya lo están haciendo. Me atrevo a nombrar a esta propia compañía, PrevenControl, por poner un ejemplo significativo, pero hay más, y muchas más que se incorporarán.

Este artículo es una proclama hacia nuestro sector, hacia nuestro valor añadido y a nuestro potencial, en unos tiempos en los que la propia legislación de PRL está resultando ser una limitación —y con posible riesgo de caducidad— para el desempeño solvente de nuestra actividad en beneficio de la sociedad y del planeta.

Estamos ante una oportunidad extraordinaria. Somos los elegidos. A por ello!

Referencias:
[1] SAMUEL W. MATTHEWS. Noviembre 1976. What´s happening to our climate?. NATIONAL GEOGRAPHIC, vol. 150, nº5, págs. 576-621
Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento


Simple Share Buttons