El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

En España llevamos desde 2003 hablando de racionalización de horarios de trabajo, de momento con resultados bastante pobres a pesar de estar comprobados los beneficios de la reducción de jornada y de la flexibilidad en el trabajo. Como normalmente ocurre, su no implantación a pesar de sus evidentes ventajas tiene sus causas, las cuales no son fáciles de ver, pero si importantes conocer para, precisamente, combatirlas. Vamos a describir algunas de las más claras:

  • Falta de confianza en los trabajadores. El mando que desconfía de sus trabajadores necesita controlarlos permanentemente, lo que implica dosis altas de tiempo no productivo y, por tanto, jornadas maratonianas.
  • Falta de liderazgo. Resulta muy habitual que los mandos asciendan tras jornadas interminables y sin una formación previa en gestión de recursos humanos antes de ocupar un puesto de mando. La consecuencia habitual es pretender que sus trabajadores hagan lo mismo, con las consecuencias negativas que ello conlleva.
  • Cultura general. A día de hoy se siguen convocando congresos a horas intempestivas, se valora positivamente la adicción al trabajo, la permanencia en el puesto largas horas, la disponibilidad a cualquier hora, se efectúan comidas copiosas e interminables…

A pesar de la evidencia de sus inconvenientes; en 2013 Marissa Mayer se convirtió en Consejera Delegada de Yahoo y adoptó entre sus primeras medidas prohibir el teletrabajo, una de las grandes herramientas disponibles para flexibilizar la jornada de trabajo y mejorar la conciliación de la vida familiar y laboral. No quiero caer en un discurso simplista y decir que sus malos resultados actuales sean consecuencia de ésta política, sólo quiero invitar a la reflexión sobre la conveniencia de gestionar el tiempo de trabajo.

No podemos olvidar dos factores, el primero que la sociedad de la información requiere trabajadores más flexibles y más creativos y el segundo que es una realidad del presente el envejecimiento de la población.

Por tanto, continuar con horarios de oficina de 9:00 a 19:00 restará inevitablemente creatividad, aparte de porque el pensamiento creativo carece de horarios las jornadas largas incrementan el cansancio (mayorado por la reducción de tiempo para el descanso), se incrementa la frustración por la imposibilidad de conciliar vida laboral y personal y, en definitiva, el trabajador caerá en la desmotivación y, por tanto, se reducirán su productividad y su flexibilidad.

Puede parecer que la gestión del tiempo sólo afecta a trabajos creativos, Toyota se encargó hace trece años de demostrar lo contrario. Gestionar adecuadamente el tiempo de trabajo en trabajos físicos es, como demuestra el caso Toyota, rentable, ético y prácticamente la única opción de futuro para una compañía. Es realmente rentable someter a un trabajador a una jornada de trabajo extenuante confiando en que, como es joven, la va a soportar? Muchas empresas han comprobado que una jornada más corta reduce el número de errores en la producción, el número de bajas, incrementa la felicidad y, por tanto, la fidelidad de sus trabajadores reduciendo los costes por rotación de personal y todo ello sin reducir la productividad.

Es ya una realidad en muchas compañías, los efectos de la generalización del teletrabajo en el Grupo Ericsson son, entre otros, incremento de la productividad y mejora tanto de la supervisión como de la comunicación con los mandos; Repsol dispone de un Departamento completo para la Diversidad y Conciliación obteniendo como resultado una mejora en el desempeño en más del 90% de los casos.

Disponemos a día de hoy de muchas herramientas para mejorar la gestión del tiempo, como pueden ser:

  • Horario flexible
  • Reducción del tiempo de comida, lo que permite terminar antes la jornada
  • Jornada comprimida, de hecho práctica habitual en muchas empresas que no trabajan los viernes por la tarde
  • Jornada intensiva: Cuántas veces hemos oído y, en algunos casos, comprobado como en la jornada intensiva de verano, incluso rindes más? Porqué no ampliarlo a todo el año?
  • Jornada reducida como ha hecho Toyota, por ejemplo
  • Luces apagadas. No es baladí el coste energético de mantener un edificio iluminado y climatizado hasta horas intempestivas. Merece la pena el gasto para una reducida minoría cuyo rendimiento muy probablemente sea elevado?
  • Autorización a salir del trabajo en caso de emergencia, medida con elevada valoración por parte de los trabajadores

No son medidas universales y requerirán análisis, ensayos, cambio de mentalidad y en algún caso inversión; inversión que tendrá un Retorno elevado además de ser garantía de futuro. Basta con recordar que la primera compañía en implantar la jornada de 8 horas en 1914, es a día de hoy una de las principales empresas en el sector de la automoción.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Ana Soengas

    Muy interesante la temática de tu artículo. Tengo la suerte de trabajar en una empresa con horario flexible y además de aumentar la productividad, desde su implantación, ha aumentado el compromiso con la compañía.

  2. Hola Rafael! Un gusto leer este artículo. Hablando del tema de productividad en las empresas muchas de ellas no tienen buenas herramientas para aumentarla. Yo, siendo una joven estoy loca por novedades tecnológicas. Por eso estoy muy contenta que en mi ofi introdujeron Kanban Tool que es un tablero virtual que permite gestionar tareas y proyectos a todos en un tiempo real. Hemos notado cierto aumento en cuanto al rendimiento de nuestro equipo. Me parece que al principio se puede probar gratuito http://kanbantool.com/es/