La formación en Seguridad y Salud, qué hacer para que sea eficaz (III)

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Como hemos comentado en varias ocasiones, si queremos que nuestra formación sea eficaz deberemos comenzar invitando a la reflexión a los asistentes. Efectivamente necesitamos enfrentar a los trabajadores a sus creencias y conseguir que se planteen su validez, lo cual requiere elegir una o, según corresponda, varias técnicas.

La elección de la técnica viene determinada por el público al que queremos invitar a la reflexión, para ello consideramos factores:

  • a quién va dirigida la formación?
  • cuántos asistentes tendremos?
  • qué conocimientos previos tienen?
  • qué duración tiene la formación?

Efectivamente no es lo mismo dar formación a mandos intermedios con personal a su cargo, que al propio personal a su cargo, ni una acción formativa de una hora que una de 10 horas.

Si tenemos que impartir una formación inicial de 2 horas, ésta información es suficiente para, al menos, generar una pequeña reflexión seleccionando el método adecuado y aplicando dinámicas que permitan captar la atención. Los obstáculos más habituales son no conocer el grupo al que va dirigida la actuación, lo cual no impide comenzar la formación indagando sobre las motivaciones y conocimientos de los asistentes a través de dinámicas que permitan, además de aportarnos información sobre cómo continuar con la acción formativa, implicar a los asistentes en la misma y, por tanto, invitarles a la reflexión.

Es por ello que nuestro primer objetivo en una acción formativa ha de ser recabar información previa que permita elegir la herramienta más idónea para generar reflexión. Para ello deberemos responder concretamente a las preguntas planteadas y orientarlas a qué queremos conseguir con nuestra acción formativa:

  • Los asistentes a la formación determinarán nuestros objetivos concretos. Partiendo de un objetivo base que es incrementar la seguridad y salud de los trabajadores, necesitamos conocer en qué punto de madurez se encuentra su cultura preventiva; para ello disponemos de herramientas como la curva de bradley, o el análisis de competencias que explicaremos en el próximo blog. No es una opción realista pretender conseguir en una acción formativa que una organización que, por ejemplo, se encuentre en la Fase dependiente de la curva de Bradley pase a la Fase interdependiente, o subir dos niveles en el modelo Dreyfus de competencias, de la misma forma que no podemos utilizar las mismas herramientas para generar reflexión en un grupo con cultura preventiva reducida que en un grupo con alta conciencia de seguridad, o enunciado de otra forma, con elevados conocimientos en la materia.
  • El número de asistentes es determinante a la hora de la elección de los métodos; se puede afirmar que hasta 25 participantes el /los métodos idóneos serán los participativos, siendo más aconsejable recurrir a métodos dogmáticos en grupos mayores.
  • Como hemos comentado, una formación de 2 horas permite sólo un acercamiento a la reflexión, es decir, habitualmente necesitamos más tiempo; tiempo que viene determinado por el nivel de cultura preventiva de la compañía. Una formación corta es poco efectiva, una formación demasiado larga supone desperdicio de un recurso muy valioso como es el tiempo y reducción de la eficacia de la actividad formativa.

Existen diversos métodos, si bien nuestros favoritos en Prevencontrol son las dinámicas. Un ejemplo utilizado en varias ocasiones es proporcionar globos a varios asistentes y pedirles que los inflen hasta el punto que piensen que van a explotar, con un guiado adecuado conseguiremos generar reflexión sobre la percepción del riesgo que tiene el grupo.

2014-05-27-11-51-57

Ésta técnica es útil en muchas ocasiones en las que la percepción del riesgo es baja o heterogénea en el grupo y pretendemos generar reacción, pero de escasa utilidad en un grupo en que la cultura preventiva está arraigada, es decir, necesitamos conocer el nivel del grupo para el que trabajamos.

En el próximo post profundizaremos sobre la siguiente acción del método R-O-A, que es la aportación de Objetos o herramientas a los asistentes.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento


Simple Share Buttons