El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

El ambiente en el que trabajamos es de gran importancia ya que pasamos gran parte de nuestros días en él, y si no es el adecuado puede generar problemas tanto en nuestra persona como en el funcionamiento general de la empresa. Por definición entendemos como “clima laboral” el medio ambiente humano y físico en el que se desarrolla el trabajo cotidiano, y el cual está demostrado que influye en el grado de satisfacción de los empleado y también en su productividad. ¿Qué podemos hacer para mejorarlo?

El departamento de recursos humanos tiene como uno de sus objetivos tratar de que el clima laboral sea lo más óptimo posible. La crisis económica que tanto a golpeado a gran parte de las empresas de nuestro país ha hecho que aspectos relacionados con el bienestar en la oficina se hayan dejado de lado al considerarse secundarios, pasando a focalizar la atención en aspectos más relacionados con salarios, contratación y reducción de plantillas. No obstante, cabe remarcar la importancia extrema del cuidado del lugar donde se desarrolla la actividad profesional porque, tal y como apuntábamos al inicio, repercute de forma directa tanto en el trabajo de los individuos como en los resultados finales de la empresa.

Para lograr motivar a los empleados la base es establecer canales de comunicación que hagan, por una parte, que los trabajadores se comuniquen entre sí y, en segundo lugar, que también haya un feedback con sus superiores. A esto se le denomina comunicación horizontal y permite que los compañeros se interrelacionen y complementen en sus labores a la vez que son conscientes de lo que se espera de ellos.

La formación es otra de las claves para lograr que el clima de trabajo sea el idóneo para desarrollar las tareas encomendadas. Además de aportar un nuevo conocimiento al trabajador, éste ganará confianza en sí mismo porque se sentirá útil, versátil y con capacidad para afrontar nuevos retos que se le planteen. No debemos olvidar además que las formaciones ayudan a romper la monotonía de la oficina y son una manera de dar aire a la rutina diaria.

A todos nos gusta que se nos reconozca nuestra labor y nuestros logros en el trabajo. Los incentivos por conseguir objetivos marcados por los superiores son una buena manera de mantener el buen ritmo de trabajo y de reforzar la motivación de los empleados.  Más allá de la felicitación de palabra, también se puede premiar con otros sistemas que no tienen que ser necesariamente económicos.  ¿Por qué no hacerlo con reducciones de jornada? La posibilidad de conciliar vida laboral y personal es un punto muy valorado por quienes tienen que llevar acabo largas jornadas fuera de casa, con lo que dar horas libres a cambio de los buenos resultados conseguidos es un sistema que seguro que agradará a la mayoría.

Dentro de las estrategias relacionadas con la psique de los empleados está también la de delegar. Saber otorgar responsabilidades a nuestro equipo ofrece un grado de confianza y satisfacción que pone en marcha el motor de la motivación. La plantilla sentirá que esos retos son una responsabilidad a la vez que un voto de confianza en su buen hacer, así que los esfuerzos que se dirijan a cumplir con lo encomendado serán fruto del optimismo.

Tampoco podemos dejar de lado elementos que obedecen a las herramientas con las que nuestros trabajadores deban desarrollar sus tareas. Disponer de espacios luminosos, tranquilos, harmónicos en su diseño y decoración, y equipamientos que funcionen como es debido, agilizará el trabajo y ofrecerá el clima de concentración necesario para llevarlo a cabo.

Muestra de la importancia que tiene el clima de trabajo es la iniciativa que hace poco llevó a cabo Promotur-Turismo de Canarias. En ella se buscaba a la empresa con mejor clima del mundo, una acción para identificar y premiar a los empleados que generen el mejor ambiente de trabajo en sus compañías. Para ello los participantes debieron responder a un cuestionario que medía el grado de buen ambiente laboral de su empresa, y así entrar en el sorteo. La empresa ganadora, Radmas, disfrutó de un viaje de 3 días a Canarias para celebrar una cena de navidad con el mejor clima del mundo. Aquí abajo mostramos el vídeo que refleja el porqué Radmas resultó ganadora de la competición.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Gracias por la información. Toda empresa debe tomar en cuenta el clima laboral de sus empleados, de este modo su desempeño en su labor dependerá si este clima es no óptimo para ellos. La evolución del clima laboral por medio de métodos digitales o programas en linea en esta era tecnológica se ha hecho más que una opción, una necesidad, pues los softwares aceleran los procesos de evaluación, obteniendo así resultados positivos e tiempos aun mas rápidos.

  2. Es necesario tener un sistema en el cual investiguemos la opinión del personal y entendamos sus necedades tales como, relación entre compañeros, entorno físico ordenado, coordinación con su equipo de trabajo, etc. Un buen clima laboral repercute positivamente en la productividad de los procesos y resultados empresariales.



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons