El tiempo estimado de lectura es de 2 minutos

A raíz del conflicto de los trabajadores del metro de Barcelona y las huelgas convocadas con motivo el Mobile World Congress, me ha parecido interesante realizar esta reflexión respecto de la transparencia en las organizaciones.

Parte principal del conflicto radica en que según indica el sindicato CGT, los directivos de la compañía que gestiona metro y autobús en la ciudad condal, TMB, se habían incrementado el sueldo en un 14% en un periodo en el que los sueldos de los empleados habían estado medio congelados.

TMB

Lo que ha provocado malestar es que para demostrar esta afirmación, han desvelado los sueldos de los directivos con pelos y señales. Desconozco la versión de la empresa, TMB, pero puede que realmente no “se hayan subido el sueldo un 14%” sino que los costes globales han subido este 14% dado que es posible que haya aumentado el número de directivos. Si tenemos en cuenta que estamos en un periodo en el que Barcelona bate records de turistas año a año, es factible que se haya incorporado más directivos al staff, máxime cuando en los últimos años han aparecido nuevas disciplinas que posiblemente hayan requerido ampliaciones en cuanto a dirección (Responsabilidad Social Corporativa, Igualdad, etc). Al desconocer este aspecto, no seguiré por este camino, pero de ser cierto, la noticia ya tomaría otro cariz.

Lo que me ha interesado de la noticia, es el hecho de que han desvelado los salarios de los directivos de TMB, y ello me ha recordado un post de hace unos meses del insigne Enrique Dans, en el que comentaba que un pequeño grupo de empleados de Google decidió crear una hoja de cálculo para compartir sus salarios, llegando a publicar en la nube ese documento para que el resto de los empleados de la compañía pudieran acceder a él. En menos de un día se desencadenó una intensa reacción viral que culminó con una gran cantidad de empleados haciendo público en ese documento no solo su sueldo, sino también detalles de todo tipo sobre sus bonus y otra información relativa a sus esquemas de compensación.

¿Pensáis que puede ser positivo no tener secretos salariales dentro de una organización?

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

1 comment

  1. Julian

    Si hubiera unos límites razonables puede que sí. Pero si tenemos en cuenta que la diferencia salarial en las grandes corporaciones es de aprox. 1.000 veces entre los sueldos base y el de los máximos directivos, creo que cualquier publicación sería contraproducente y -además- con toda lógica.
    Creo que inicialmente tendríamos que fijar unos límites razonables y luego primar la transparecencia. Por ahora, hay cosas que ocultar que lo imposibilitan