Ergonomía en casa. Cómo trabajar desde el sofá

El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

Ergonomía en casa. ¿Porque?

Hace unos días tuve un accidente deportivo, con consecuencias directas para mi movilidad durante unas semanas. Esta situación, por suerte, no limita mi trabajo, puesto que tengo la ventaja de poder hacerlo desde casa.

Por esta razón, me gustaría proponeros una serie de recomendaciones de ergonomía en casa, para adecuar lo máximo posible nuestro lugar de trabajo en el hogar, concretamente desde el sofá, puesto que no es lo mismo adaptar un mesa de trabajo para trabajar con un portátil, que tener que hacerlo con una pierna inmovilizada.

También quería añadir, que hay otras personas, que por motivos laborales ya trabajan desde su hogar y muchas veces, lo hacen desde el sofá. En este caso, también sirven las medidas propuestas que se enumerarán a continuación.

En primer lugar, deberemos recordar la premisa siguiente:

  • Al seleccionar un lugar donde trabajar, siempre se busca la mayor COMODIDAD.
  • En el caso de estar lesionado, el sofá es un buen lugar puesto que se trata de un asiento más blando que una silla (que suelen ser más rígidas) y según el tipo de sofá puede permitirte apoyar la totalidad de la pierna lesionada.

Recomendaciones para trabajar

Habilitar el espacio de trabajo. Al estar lesionado y necesitar muletas:

  • Despejar la zona, puesto que en caso de tener que moverse, cuantas menos cosas por medio mejor (a veces elementos de la estancia, como por ej. mesas de centro, que dificultan la movilidad por el espacio).
  • Disponer de una regleta próxima, donde poder conectar portátil, tablet…
  • Tener a mano el teléfono (tanto móvil como el de casa).

Sentarse en el sofá, con las lumbares bien “recogidas”. Para ello podemos usar un cojín (o varios), toalla enrollada… Debemos tener en cuenta, que tal y como pasa en una silla de oficina convencional, cuanto más tiempo esté bien sujeta la zona lumbar, más tiempo de trabajo sin doblar la espalda, torcerse…

Elevar el portátil. Usar uno o varios cojines, mantas… y colocarlos encima de las piernas, para posteriormente colocar el portátil encima. De ésta forma se consigue evitar entrar en contacto directamente con el portátil (que emite calor) y reducir la torsión del cuello.

Apoyar los brazos. Al elevar el portátil, hay riesgo de escribir sin apoyar las manos; es recomendable ubicar cojines debajo de los brazos, que permitan apoyar los codos y mantener el antebrazo relajado.

Usar ratón. Si bien es complicado usar un teclado independiente, si que es recomendable usar un ratón. Hoy en día casi todos son de láser y es muy fácil ponerlos sobre cualquier superficie. De ésta forma evitaremos tener que mover continuamente los dedos sobre la superficie del portátil.

Y la postura quedaría así:494

Podemos optar por usar ayudas técnicas. También se puede recurrir a usar alguna ayuda técnica que nos permita adecuar el espacio de trabajo, como por ejemplo algún soporte para portátil (hay varios modelos, a partir de 30€).

PC Sofa
Además de lo anterior, recuerda:

Controla la entrada de luz exterior y el uso de otras fuentes de luz (por ej. lámparas).

Es necesario levantarse: evita trabajar más de 2 horas en la misma posición (aunque estés lesionado).

Cambia el enfoque visual: cada hora, deja de mirar el portátil y enfoca un punto lejano de la habitación donde estés, durante 10-20 segundos.

 

Tienes trabajadores en movilidad? Consulta con nosotros para asesorarte

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons