eLearning, automatismo y formación en PRL

El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

Hace unos días leí una entrevista realizada a la doctora Susana Martínez-Conde, directora del laboratorio de Neurociencia Visual del Instituto Barrow (Phoenix, EEUU), que me resultó especialmente interesante puesto que se pueden obtener importantes aplicaciones al mundo de la Prevencion de Riesgos Laborales, y en concreto al relacionado con las acciones formativas.

Me quedo con un tramo concreto de la entrevista que tiene que ver con el aprendizaje y la posterior ejecución de determinadas acciones, que considero puede ayudarnos en nuestros propósitos como prevencionistas.

Me refiero a los automatismos.

Según indica la Doctora Martínez-Conde, nadie puede realizar dos tareas a la vez que requieran atención por separado, salvo que una de ellas esté automatizada…

No, no podemos, salvo que se haya automatizado o robotizado una de ellas. En el ámbito de la neurociencia hablamos de comportamientos zombis, porque no requieren atención y se ejecutan como un reflejo. Pero si se trata de ejecutar dos acciones que requieran atención por separado, no se podrán hacer a la vez.”

…y pone varios ejemplos relacionados con el deporte, concretamente el baloncesto, la música y el aprendizaje de idiomas.

Después de leer este punto de la entrevista me surgió una pregunta: ¿No estaremos exigiendo a los trabajadores que hagan algo que quizá sus cerebros no pueden hacer? Es decir, pedirles que tengan atención a la vez en dos aspectos de la ejecución de cualquier trabajo, la propia tarea productiva más las necesarias medidas de seguridad.

Quizá necesitemos replantearnos la forma en que realizamos las formaciones, y en vez de exigirles a los trabajadores un mayor grado de concienciación consciente, sea más apropiado enfocarlas para conseguir comportamientos automatizados, inconscientes, en algunos aspectos de sus tareas.

eLearning y automatismo

Se dice que todo proceso de aprendizaje consta de cuatro fases: Incompetencia Inconsciente, Incompetencia Consciente, Competencia Consciente y Competencia Inconsciente. A esta última es a la que se refiere la Doctora Martínez- Conde al hablar de “tareas automatizadas”. Son capacidades adquiridas y aprendidas que ejecutamos sin tener que pensar en cómo las ejecutamos puesto que las tenemos interiorizadas y automatizadas de tal manera que las hacemos de forma inconsciente. El ejemplo clásico a este respecto es el del aprendizaje en la conducción de vehículos.

Niveles Aprendizaje

¿Cómo podríamos conseguir estos automatismos en la ejecución de los trabajos?

Parece lógico creer que a través de práctica y mucha práctica, como cuando aprendíamos a conducir.

El uso del e-learning en todas sus variantes incluyendo todo tipo de gamificación puede ser una buena vía para conseguirlo. Se pretende que las personas que se entrenen a través de estos programas y juegos acaben automatizando determinados comportamientos dentro de un proceso de trabajo concreto, independientemente de si se trata de automatizar las partes del proceso más productivas o las más preventivas, desde mi punto de vista eso es indiferente, puesto que lo que pretendemos es que nuestra atención se centre en situaciones concretas e inusuales que dependan de una decisión in situ, y el resto del proceso de trabajo, automatizarlo.

¿Por qué muchas personas a pesar de mejorar su formación de manera constante, de aumentar su experiencia día a día en su oficio y de ser testigo de las consecuencias de la falta de medidas de seguridad, no consiguen llegar a un estado de Competencia inconsciente?

Porque me temo que, entre otras causas, la tan famosa y aceptada formación “adecuada y suficiente” que tanto se defiende desde determinados estamentos oficiales, esa que se considera la única “adecuada y suficiente”, a tenor de los datos de siniestralidad que se siguen produciendo, suficiente no parece.

Y como por desgracia aún hay bastantes empresas que no cuenta entre sus valores prioritarios la protección del trabajador frente a los riesgos derivados del trabajo, creo que llega la hora de que quienes se encargan de legislar, tomen cartas en el asunto y valoren la posibilidad de regular y promover este tipo de formación en las empresas para que se dediquen un mínimo de horas anuales a favorecer, mediante este tipo de técnicas de formación, la generación de automatismos que permitan a las personas focalizar su atención en esas situaciones de riesgo no controladas.

Esto es solo una propuesta a quienes tienen las competencias al respecto. Si queremos aplicar filosofías de cero accidentes como las planteadas por Joaquim Ruiz en el artículo ¿Es alcanzable la siniestralidad laboral cero? es necesario ponerse manos a la obra y comenzar a innovar en todos los aspectos relativos a la prevención de accidentes.

Como vamos hasta ahora no parece que avancemos muy deprisa, por lo que habrá que empezar a hacer cosas diferentes ¿no creéis?

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*