Día Internacional de la Música: ¡Escúchala mientras trabajas!

El tiempo estimado de lectura es de 5 minutos

Con la llegada del Día Internacional de la Música, fijado en el calendario el 21 de junio, vuelve a ponerse sobre la mesa una de las discusiones más frecuentes entre compañeros de trabajo: ¿es bueno escuchar música mientras realizamos nuestras tareas? Más allá de las razones que podamos dar a favor o en contra, la realidad es una: más de la mitad de los españoles trabaja al ritmo de sus canciones favoritas. Según un informe recientemente publicado por Oi2, y basado en las respuestas de 800 personas de entre 18 y 65 años, casi siete de cada diez españoles (el 68%) escucha música al menos una hora al día, el 29% entre dos o tres horas y el 13%, más de cuatro horas cada día.

MúsicaOtros trabajos elaborados con anterioridad demuestran que escuchar la música adecuada mejora nuestro estado de ánimo y aumenta nuestra productividad. Las melodías consiguen generar efectos físicos y psicológicos en las personas ya que afecta directamente al cerebro, concretamente al córtex auditivo. No obstante, no debemos dejar de lado el tema de la salud auditiva, algo de lo que cada vez tenemos más consciencia. Según los datos del estudio citado, el 13% «confiesa» escuchar música con el nivel de volumen alto y el 82%, con un nivel «medio».

¿Qué beneficios nos puede aportar? No debemos olvidar que escuchar música es un placer para las personas con lo que si escuchamos aquello que nos gusta, acabaremos poniéndonos de mejor humor. Entre los beneficios de trabajar con canciones sonando está el del aumento de la creatividad, ya que se estimula el lóbulo central del cerebro y así se ayuda a que las ideas rompedoras fluyan de una forma más natural.

Las canciones también nos entretienen y logran que la jornada laboral no sea tan tediosa. A su vez mejoran la concentración (aunque no en todos los casos) y constituyen una motivación para afrontar nuevos proyectos y reuniones pesadas.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que por lo general nuestra comprensión lectora y la memorización decaen si estamos escuchando música. ¿Dónde está la clave? En saber elegir qué tipo de melodías son las adecuadas para cada persona y, sobre todo para cada tarea. Hay que partir de la base de que los hilos musicales no son una buena herramienta ya que la música afecta de forma positiva cuando es aquella que nos gusta. Si oímos una compilación de temas elegidos al azar será difícil contentar a todo el personal, con lo que los efectos de la música podrían  ir en nuestra contra.

Los especialistas recomiendan elegir música que no tenga letra o que esté en un idioma que no entendamos. De esta manera nuestra mente no se irá al hilo de lo que esté sonando, y podremos mantener la concentración en la tarea a realizar. Cabe mencionar que escuchar música constante, repetitiva y sin grandes cambios incrementa el desempeño de tareas cognitivas simples.

Si realizamos un trabajo en el que tenemos que estar en movimiento o de pie, lo mejor es oír rock en cualquiera de sus variantes: hard rock, rock clásico, heavy metal… Si eligiéramos música más tranquila nos sentiríamos sin energía. Estilos movidos como el punk, el hip hop o el rock and roll también están recomendados para atletas, ya sea en auriculares o por altavoces para que llegue a todo el grupo.

Las personas que trabajan de cara al público es mejor que opten por ritmos suaves, aunque el género puede ser cualquiera. Por el contrario, aquellos trabajadores que pasan su jornada al volante (taxistas, transportistas, etc.) tienen como opción recomendada el pop, la música clásica y los oldies. De esta manera no se alterarán tanto por los problemas de tráfico y estarán más alerta de lo que ocurre a su alrededor.

No obstante, si eres de los que tiene un trabajo en el que hay que ser creativo y en el que la concentración es la base de las labores a realizar, el jazz, la música clásica o la barroca serán las mejores alternativas. La mayoría de ellas va sin voces, y buenos recursos son Miles Davis, Alice Coltrane o Thelonious Monk. De la misma manera, si lo que debemos hacer es administrar papeles y hacer cálculos, la música repetitiva será a que evite distracciones, como la composiciones de Steve Reich o Philip Glass.

Un estudio de ergonomía llevado a cabo en el año 1972 demostró que los trabajadores de las fábricas se desempeñaban mejor con canciones felices de fondo. Y es que las canciones en clave mayor son las que nos ayudan a que el tiempo pase más rápido y nos ponen de mejor humor. El reggae es el estilo del buen humor por excelencia.

La música es algo que gusta a todos con lo que escucharla en horario laboral puede considerarse como una retribución. Después de una reunión o de un proyecto intenso, ¿qué mejor recompensa que ponernos nuestro tema favorito?

Algunas canciones también pueden servir para motivar equipos. Antes de afrontar una reunión importante, muchos empresarios utilizan bandas sonoras de películas de acción para aumentar la predisposición y ánimos de sus trabajadores. Only God Forgives es una de las más recurrentes.

Otro estudio, esta vez realizado por Teresa Lesiuk para la Universidad de Windsor en Canadá, certificó que existe un porcentaje de población que necesita abstraerse del ambiente en el que se encuentran en el trabajo, y que hacerlo con música les facilita sus labores. Lesiuk insiste en que las melodías elegidas han de ir en función de los gustos del trabajador, ya que así asociará su empleo con algo placentero. No debemos dejar de lado el hecho de que la música favorece la producción de dopamina, con lo que escucharla nos hará estar en un estado más positivo y mejorará la calidad de nuestro trabajo.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Pingback: Actitud Segura » Escuchar música en el trabajo

  2. Avatar

    Sin duda, la música afecta a nuestro estado de ánimo. Me ha resultado muy interesante el tipo de música ideal para cada tipo de trabajo. Muchas gracias, saludos