El tiempo estimado de lectura es de 3 minutos

playa

El periodo de vacaciones siempre ha sido la fecha más esperada tanto por estudiantes como por trabajadores. Disponer de unos días de descanso, relax y desconexión del trabajo es la mejor recompensa tras los duros meses de esfuerzo. Sin embargo, en la era tecnológica en la que vivimos es prácticamente imposible mantenerse aislado de lo que ocurre en la oficina y muchas veces, sobre todo las personas con cierto cargo de responsabilidad, tienen verdaderas dificultades para descansar de sus empleos al 100%.

Por ello, los expertos recomiendan que, a menos que sean indispensables, los teléfonos de empresa y los ordenadores es mejor dejarlos en casa.  En Europa es algo que ya se hace pero en Estados Unidos la mayoría de trabajadores siente la obligación de mantenerse “disponible” por si surge algún imprevisto en su empresa.

Si a pesar de las recomendaciones, se siente la necesidad de seguir conectado con la oficina, lo mejor es establecer un pequeño horario de disponibilidad y comunicarlo a los compañeros que siguen trabajando. De esta manera se evitará dejar de disfrutar de las vacaciones por estar pendiente del teléfono. También es buena idea dejar un teléfono o correo de emergencia a uno de los compañeros para que puedan comunicar una incidencia urgente.

Tal y como aconseja Ranstad a raíz de un estudio recientemente presentado, lo idóneo es diseñar unas alertas que avisen de que no se está disponible antes de marcharnos de vacaciones. Tanto en el mail como en el buzón de voz, debemos aclarar que no estamos disponibles y que en nuestra ausencia otra persona se encargará de suplir nuestras labores. Indicar el día de retorno a la oficina también es preciso.

Otros líderes de equipo ven en los días de descanso una oportunidad para comprobar la valía de sus empleados. Observar cómo se manejan en su ausencia y cómo resuelven las cuestiones que se les plantean a diario es una buena forma de testar la valía del equipo que dirige.

Para muchos resulta imposible no consultar el correo a través del Smartphone o no revisar por medio de las redes sociales como fluye la actividad empresarial en su ausencia. Sin embargo, debemos otorgar a las vacaciones el valor que se merecen porque sin ellas acabaríamos por presentar cuadros negativos para la salud.

Descansar y desconectar de nuestra rutina laboral es una necesidad que nos aporta muchos beneficios. Diversos estudios han demostrado en los últimos años que los trabajadores, tras disfrutar de unos días de relax, regresan a sus puestos de trabajo con más energía y con una mejor predisposición para afrontar nuevos proyectos.

Por tanto, no debemos sentirnos culpables por tomarnos nuestras más que merecidas vacaciones. Martha Eskew, coach laboral, asegura que “las vacaciones son necesarias para mantener nuestra salud mental. Estos días de desconexión me dan la oportunidad de valorar mi trabajo y considerar cuales son los pasos que llevo a cabo”.

Cabe añadir que Eskew se prestó a hacer estas declaraciones mientras estaba de vacaciones en las playas de Florida. No obstante, en su intento de localizar al investigador sobre la felicidad Shaw Achor, se encontró con que éste seguía su propio consejo: “desconectado excepto en caso de emergencia”.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*