El tiempo estimado de lectura es de 4 minutos

plane_02-[Convertido]

El otro día, dándome un paseo por internet (cosa que hago habitualmente para tener una primera impresión de las marcas), me propuse el objetivo de incidir sobre las más importantes marcas del sector de PRL y experimentar que era lo que me encontraba.
Aunque ya estaba bastante condicionado, porque creía saber más o menos con lo que me iba a encontrar, os aseguro que hasta yo mismo me sorprendí.

De ahí se me ocurrió la primera parte del título de este post, el título de aquella película (absurda y disparatada) con la que todos los que somos algo veteranos nos destornillábamos de risa con las peripecias de los personajes del vuelo 209 de la Trans American (Los Ángeles con destino a Chicago) y como (Otto) un piloto automático (hinchable), ayudaba a aterrizar el avión.

Pues eso es lo que te puedes encontrar, cuando visitas (on-line) algunas de las web de unas cuantas marcas. El poder aterrizar en ellas es un verdadero suplicio. Me imagino el símil, con la aviación civil, en la que un piloto de cualquier aerolínea con un Airbus A380 (y 500 pasajeros a bordo), avista por primera vez uno de estas pistas de aterrizaje y resulta estar en medio de una selva amazónica, con una pista de tierra, con antorchas marcando la pista, sin ayudas tecnológicas, … Un verdadero problema.

No estoy exagerando, si os digo que hay muchísimas webs, aún con una tecnología flash (antediluviana), con una arquitectura (para los que no entendemos nada de esto) totalmente desfasada con los tiempos que corren y lo más alarmante, en algunas vas a consultar su página de noticias o actualidad, … y ¡¡¡la última es del año 2007!!!…

Sin entrar en aspectos comerciales, a veces no nos damos cuenta que este tipo de cosas tienen muchísima más importancia de lo que pensamos, y si no, fiémosnos de lo que hacemos nosotros mismos, normalmente, cuando alguien nos da una referencia o esta la encontramos por casualidad:

  1. Vamos (visitamos) al origen de la referencia (lugar físico en el off line o web en el online)
  2. Observamos y según lo que veamos,
    • nos convencen (una buena impresión)
    • no nos gusta y nos vamos

Vuelvo a reiterar, …, olvidémonos de fines comerciales, …, pero,  ¿alguien se cree que la calidad percibida por cualquiera de los visitantes a las webs de estas marcas ha sido satisfactoria?. Ni mucho menos. ¿Entonces?, ¿Que nos llevaría a inclinarnos hacia esas marcas, si estuviésemos buscando, a un colaborador especializado y con experiencia, para realizar un proyecto relativamente complejo en PRL (p.e consultoría estratégica, auditoría como e-saludable, elaboración de estudio para obra de gran complejidad, aportación de nuevas tecnologías para un proyecto determinado, …)?

10

Todas estas cosas, nos condicionan a:

  • acercarnos y preguntar (interesarnos) o
  • alejarnos.

Yo soy de los que creo como otros muchos, que esto no es fruto de una pasividad de estas marcas, sino más bien por un desconocimiento de por donde nos estamos moviendo actualmente.
Hace no mucho tiempo, se oía (sobre todo entre los detractores de las actuales TICs), aquello de que “las redes sociales no me aportan nada” o que “si no estás en condiciones de estar, mejor no estar“. Pues, hoy en día, estar y tener presencia, p.e. en redes sociales no es una opción, ¡¡¡es una obligación!!!, ya que de alguna forma esto refleja la política interna de las empresas. Es decir, las que están dispuestas a compartir, interactuar, a favorecer un canal de comunicación maravilloso con sus clientes (o los que no lo son) e incluso a recibir críticas sobre sus productos o servicios, … De alguna forma, estas cosas nos hacen ver un poco más allá y poder conocer realmente como son las marcas o empresas en las que debemos de confiar, a veces aspectos tan comprometedores como los que tienen que ver con la PRL.

Además, si una empresa está segura de sí misma, de los servicios que ofrece y de la calidad de los mismos, normalmente no tendrá ningún problema en abrir las puertas al exterior, para compartir conocimiento con los demás. Por el contrario, los que tengan dudas, optarán por un mayor oscurantismo.

Por eso entre el “aterriza como puedas” y el e-business (*)

(*) Se puede definir como la utilización del canal de comunicación de internet como forma de interconectar los diferentes procesos llevados a cabo por una organización, bien internos, intercambio de información entre departamentos o trabajadores o externos, con los agentes con los que se interrelaciona (clientes, proveedores, competencia, …)

, siempre hay un término intermedio, pero que el camino, nos guste o no nos guste, va hacia este último.

En Prevencontrol, desde hace algún tiempo, se viene mirando hacia este escenario donde el 2.0 prima sobre cualquier otro concepto, donde no se tiene miedo a compartir contenidos y conocimientos con los demás (ejemplo de ello es este Blog), con el desarrollo de nuevas tecnologías (apps), que mejorarán sin duda los objetivos que las empresas tengan en PRL, en definitiva, una estrategia orientada hacia este e-business y donde los consumidores

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*