¿Qué debemos saber para evitar las garrapatas y sus enfermedades asociadas?

El tiempo estimado de lectura es de 6 minutos

Hace poco falleció una persona a consecuencia de de la enfermedad conocida como fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC), que contrajo a partir de una picadura de garrapata. Según indican los medios de comunicación, una enfermera del equipo de la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del hospital donde fue atendida esta persona pudo haberse contagiado con los fluidos del paciente, presentó síntomas compatibles con la enfermedad, y tras un período de aislamiento ha recuperado la salud.

No me voy a extender con el relato de los acontecimientos que ya ha sido tratado de forma extensa (que no intensa) por los medios de comunicación. Para conocer las claves de esta enfermedad, recomiendo consultar mejor bibliografía científica y divulgativa como ésta que indico a continuación:

Como prevencionista, me planteo si:

  1. ¿Se podría haber evitado el fallecimiento del paciente?
  2. ¿Se podría haber evitado el contagio de la enfermera?
  3. ¿Se pueden evitar futuras infecciones?
  4. ¿Es posible proteger a los trabajadores de este peligro?
  5. ¿Cuál es el papel de los prevencionistas?
  1. Cómo evitar las picaduras de garrapata:

how-to-prevent-tick-bites

  • Infomarse sobre este tipo de riesgos al llevar a cabo actividades al aire libre.
  • Vestir ropa de de manga larga, así como pantalones largos metidos dentro de los calcetines.
  • Se recomienda que la ropa sea de color claro para identificar mejor sobre ella a las garrapatas.
  • Usar sustancias repelentes para las garrapatas al exponernos a ellas.
  • Al finalizar la actividad examinar la ropa, mascotas y a uno mismo para localizar garrapatas.
  • No retirar las garrapatas usando métodos caseros (manos, fuego, aceites, etc) que pudieran provocar regurgirtación en la garrapata: es mejor retirarlas con pinzas y siguiendo un método establecido.
  • En caso de retirar la garrapata por medios propios, conservarla para su posible estudio en un centro sanitario.
  • No consumir productos locales que no hayan sido sometidos a pasteurización.
  • En zonas de riesgo donde pueda darse exposición a garrapatas, informarse sobre la disponibilidad de vacunas eficaces (por ejemplo, frente al virus de la encefalitis transmitida por garrapatas).
  • Visitar al médico ante la menor sospecha e informarle sobre los viajes que hayamos realizado.

Por supuesto ninguna de estas medidas garantiza que no nos pique ninguna garrapata ni que pueda transmitirnos algún tipo de enfermedad, pero sí permite tomar cierto grado de control sobre este problema.

  1. Cómo evitar el contagio con fluidos biológicos de pacientes:

cc-info1

  • Siempre manipular fluidos biológicos con los medios de protección adecuados que se hayan previsto (guantes, mascarilla, gafas, etc).
  • Informar de cualquier incidencia (pinchazo, rasguño, incumplimiento de los protocolos al equipo de vigilancia de la salud para su seguimiento y control.
  1. Cómo evitar futuras infecciones:

hyalomma-03

Es sabido desde hace tiempo que el virus que provoca la enfermedad está presente en cierto tipo de garrapatas (del género Hyalomma), que suele asociarse la presencia de la garrapata con la presencia del virus y que, a su vez, está presente al menos desde 2006 en diferentes países de Europa como Albania, Alemania, Bulgaria, Chipre, España, Francia, Grecia, Holanda, Italia, Kosovo, Moldavia, Portugal, Reino Unido, Rumanía, Rusia, Serbia, Turquía y Ucrania.

En el caso de España, ya a finales del año 2010 se detectó la presencia de RNA viral en garrapatas (Hyalomma lusitanicum) adheridas a ciervos salvajes de la provincia de Cáceres.

Los artículos científicos publicados sobre esta enfermedad dan importancia al control de la presencia de este tipo de garrapata en los animales que parasitan. Se intenta establecer qué animales portadores son los más adecuados para actuar como indicadores de la presencia de estas garrapatas y del virus que provoca la enfermedad. Por tanto una labor clave es la actuación epidemiológica y preventiva dirigida a obtener información sistemáticamente y controlar la evolución de las poblaciones y los virus para mantener un cierto control y un nivel de alerta adaptado a esa información.

A partir de ahí, procedería informar a la población sin caer en el alarmismo sensacionalista sobre enfermedades emergentes, informando con claridad, rigor y perspectiva a la población, por ejemplo a través de consejor prácticos como los anteriores. Es un gran reto para todos: prevencionistas, comunicadores, sanitarios, autoridades, etc. Como suele decirse, es mejor sensibilizar y prevenir que curar. Por cierto, también más barato y menos doloroso. No olvidemos que ha fallecido una persona por esta enfermedad y que otras muchas viven con el miedo de haber contraído la infección.

  1. Cómo proteger a los trabajadores

tick

Hay varios colectivos de trabajadores que, por desarrollar su actividad al aire libre (guardas, forestales, brigadas, agricultores, guias de montaña, etc), o trabajar con animales que pueden infectarse (veterinarios, ganaderos, etc), son susceptibles de entrar en contacto con garrapatas.

Para dar cumplimiento a nuestra responsabilidad de formar e informar a los trabajadores, sería deseable aprovechar el foco mediático sobre este problema para sensibilizar a quienes están expuestos a este riesgo, revisando la exposición, las medidas de protección adecuadas y la propia evaluación que se ha realizado del puesto de trabajo.

En el caso de los trabajadores que no están expuestos directamente a la garrapata pero sí a los fluidos de personas potencialmente infectadas, se presenta la oportunidad de revisar los protocolos de autoprotección, las pautas de uso de medios de protección y la comunicación de incidencias (pinchazos, exposiciones, etc) al departamento de salud laboral. De esa manera es posible implantar mejoras en los procedimientos y conocer la magnitud del riesgo real en los trabajadores.

Si se ha identificado al agente infeccioso y se asocia a ciertas zonas, ¿por qué no señalizarlas? ¿Por qué demandar de las autoridades acciones dirigidas a un mayor control epidemiológico de estos vectores de enfermedades? ¿Por qué no preguntar a la gente de la zona, que conoce al detalle estas cuestiones?

Evidentemente, la información no lo es todo: podemos ofrecer a los trabajadores medios de protección, pautas de comportamiento basado en la evitabilidad del riesgo, canales de comunicación eficaces, formación persuasiva y otros muchos recursos dirigidos a controlar este riesgo cada vez más presente.

5. ¿Cuál es el papel de los prevencionistas?

ticks

De entrada, abrir los ojos a la realidad. Salir de la zona de confort que ofrece la operativa habitual del técnico en prevención convencional. Arriesgarse a identificar nuevos riesgos emergentes, quizá sólo potenciales. Ver en ellos una oportunidad para mejorar nuestro trabajo, para mejora la salud de los trabajadores. Incluso más allá del horario de oficina: igual que el aprendizaje de idiomas viene bien en cualquier contexto, imaginad el impacto sobre los trabajadores de adquirir unos conocimientos sobre seguridad y salud que le servirán las 24 horas del día los 365 días del año y le serán de utilidad a él y a sus familiares y amigos. Salud en tiempo de ocio además de en el negocio.

Como técnicos, miremos lejos, veamos qué se hace a nuestro alrededor, seamos curiosos, y actuemos de forma proactiva. No esperemos que aparezca el daño o la enfermedad: actuemos antes para prevenirla. Cada vez son más los trabajos que se realizan en lugares donde hay enfermedades endémicas que, por desconocidas, no son incluidas en la evaluaciones de riesgo. Luego los trabajadores nos vuelven con un souvenir indeseado. Llámese malaria, Crimea Congo, zika…

 

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*

2 comentarios

  1. Xavi Iribarren

    Xavi Iribarren

    Los riesgos por garrapatas están presentes en nuestras latitudes. En concreto, la Borrelia es una bacteria residente en especies de garrapatas que viven en Europa y en EUA y Canadá y que provocan la enfermedad de Lyme, de difícil tratamiento, diagnóstico complejo y con secuelas importantes. La famosa cantante canadiense Avril Lavigne fue atacada por una garrapata que la infectó y tardó casi medio año en ser correctamente diagnosticada.
    Las protecciones son las mismas que tú muy bien indicas, pero falta mucha información en nuestras latitudes sobre esta temática. El cambio climático global provocará un aumento de este tipo de casuísticas.

    • Antonio Serrano Oliva

      Antonio Serrano Oliva

      Gracias por comentar, Xavi. Los estudios científicos realizados desde el año 2011 muestran una clara expansión por Europa de las garrapatas.

      Quizá uno de nuetros problemas es que en la calle se percibe a la garrapata como una animal que produce repugnancia, pero no se ve como un vector de graves enfermedades (víricas como la FHCC, o la encefalitis, y bacterianas, como la borreliosis).

      Cuestión de concienciación, de información y de adoptar medidas preventivas y controles epidemiológicos.

      Gracias y un saludo,

      Antonio

Nombre y apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento


Simple Share Buttons