Conducción eficiente. Seguridad, medio ambiente y ahorro

El tiempo estimado de lectura es de 6 minutos

Antes de empezar a hablar de conducción eficiente, sería interesante conocer algunos datos:

¿Sabías que?

  • El rendimiento real del vehículo es de un 15 % (el 62% son pérdidas del motor, un 17% por marcha al ralentí y un 6% se pierde por la transmisión de fuerzas).
  • En punto muerto, un turismo consume aprox. 0,5 litros por hora.
  • El ruido que genera un vehículo (nuevo) a 4000 rpm equivale al de 32 coches a la vez a 2000 rpm.
  • Las emisiones de CO2 por litro de gasolina son de 2,3 Kg. (2,6 Kg. en caso de vehículos diésel), que pueden permanecer hasta 200 años en la atmósfera.
  • En el 75% de los desplazamientos urbanos en vehículo solo hay un ocupante.

Son datos interesantes pero, ¿cómo puedo hacer que mi vehículo consuma menos?

El consumo de tu vehículo puede variar

A continuación podemos observar una tabla con variables donde el consumo de carburante se incrementa:

SITUACIÓN CONSUMO (INCREMENTO)
Por cada 100 Kg. de peso 15%
Usando el aire acondicionado 20%
Con las ventanillas abiertas 5%
Falta de mantenimiento 3% -12%
Presión baja en neumáticos 3%
Con accesorios exteriores 7% -39%

¿Has sumado todas las variables que pueden darse en un trayecto (diario, vacacional…)?

Por ejemplo, en un vehículo con 4 ocupantes, cargado (por ej. con maletas) y con un cofre en la parte superior, circulando con el aire acondicionado, el consumo se puede incrementar hasta un 120% aprox.

 

Nace la conducción eficiente

En los últimos años, en determinados países europeos (Suiza, Alemania, Holanda y Finlandia) fueron conscientes del desajuste existente entre la evolución tecnológica de los vehículos y la forma de conducir “heredada de nuestros abuelos”. Desarrollaron y probaron una serie de nuevas técnicas de conducción que veremos a continuación son muy efectivas.
Los objetivos son los siguientes:

  • Ahorro de carburante y reducción en el mantenimiento del vehículo.
  • Disminución de accidentes.
  • Reducción en las emisiones de CO2 y la contaminación acústica.

3507716478_400e516a9f_z

¿Cómo conducir de forma eficiente?

A continuación os hago un resumen de algunas premisas (hay más) a tener en cuenta:

  • Lo primero, cambiar el concepto de “acelerar”; tenemos tendencia a acelerar de forma continuada para avanzar; lo más importante es mantener una velocidad constante durante el trayecto.
  • Se debe intentar circular con la marcha más larga posible, cambiando a unas 2.000-2.500 rpm en caso de vehículos de gasolina y entre 1.500-2000 rpm en caso de diésel (por ej. se puede llegar a circular en 5ª marcha a 50 km/h por ciudad), mantienedo pisado el acelerador ligeramente.
  • Intentar usar la primera marcha sólo para arrancar, puesto que es la que más consume.
  • Anticipar los movimientos durante la conducción, para evitar detenerse. Por ej., cuando nos aproximamos a un semáforo que se pone en verde y hay 4-5 vehículos parados que aún no han arrancado, procurar aminorar la marcha para acercarse más lentamente y así no detener completamente el vehículo.
  • Aprovechar en todo momento la inercia del vehículo, por ej. no acelerando en bajadas.
  • Reducir de marcha lo más tarde posible.

2863313412_c50749860c_z

 

Otras recomendaciones que os ayudarán a reducir el consumo:

  • Realiza el mantenimiento de tu vehículo periódicamente, según las recomendaciones del fabricante.
  • Controla la presión de tus neumáticos, según el tipo de ocupantes y carga que lleves.
  • Distribuye la carga uniformemente y siempre que puedas, evita el uso de vacas, cofres (aumentar la resistencia aerodinámica del vehículo).
  • En caso de usar el aire acondicionado, procurar mantener una temperatura de 23-24 ºC.
  • Controla el uso de las ventanillas.
  • Circulando en bajadas, procurar no acelerar, puesto que la misma inercia del vehículo provoca que éste acelere (y siempre con la marcha más alta posible).
  • Durante paradas superiores a 1 minuto, parar el vehículo completamente (por ej. en atascos interminables).

5591761716_57cf063d96_m

La prueba

Para demostrarlo, hemos realizado una prueba con un turismo turbodiésel, en un recorrido de 15 Km., en el que se circulaba por un trazado formado por núcleo urbano (ciudad) e interurbano (carretera convencional y autopista).

En la primera prueba, se ha realizado el recorrido conduciendo de forma “habitual”, tardando 26 minutos con un promedio de velocidad 36 Km./h y un consumo de 7,2 L/100km.

En la segunda prueba, aplicando los criterios de conducción eficiente, se ha tardado exactamente el mismo tiempo (26 min.), con un promedio de vel. de 35 Km./h y un consumo de 4,5 L/100km.

Consum 1

Os puedo asegurar que la sensación al volante es al principio un tanto extraña y tienes la sensación de ir más lento, pero no es cierto, puesto que el hecho que implica la aleatoriedad del tráfico, como por ej. parar en semáforos o en STOPS, ceder el paso… hace que acabes tardando lo mismo.

Y lo más importante, te acabas acostumbrando y además, podemos observar que la diferencia de consumo es de casi 3 litros (2,7 L) por cada 100 km.

Aquí os muestro el recorrido efectuado por otro usuario (con el mismo vehículo), que ha conseguido reducir  1,1 litros de consumo medio:

Consum 2

Beneficios

Y es que la conducción eficiente puede aportarnos muchos beneficios, no solo económicos:

Ahorro de carburante

  • Según lo visto anteriormente, podemos tener en cuenta que haciendo un promedio de 15.000 Km/año estaríamos ahorrando 405 litros de carburante, lo que puede suponer (con un precio estimado del diésel de 1,30 euros/litro) un ahorro de casi 530 euros al año.

En mantenimiento del vehículo

  •  Al conducir menos revolucionado, el motor sufre menos, por lo que a largo plazo, los costes relacionados con estas reparaciones pueden alargarse, suponiendo un ahorro de un 20-30% aprox.

 Conducción más tranquila y segura

  • Acelerar a bajas revoluciones y procurar mantener siempre una velocidad constante, implica indirectamente que la forma de conducir sea más relajada;
  • El hecho de tener que prever y anticipar posibles situaciones que se dan habitualmente, provoca la necesidad de dejar una mayor distancia de seguridad y disponer de un campo de visión más amplio, reducción entre el 10% y el 25% de sufrir un accidente:

Conducció

Reducción en emisiones de CO2

  • Muy sencillo, según el cálculo anterior, el solo hecho de reducir el consumo provoca una reducción en la emisión de CO2 de 390 Kg. al año y contribuyendo a una mejor calidad de aire (especialmente en ciudades).

Contaminación acústica

  • Al circular a bajas revoluciones, generamos menos ruido y por lo tanto, contribuimos a una menor contaminación acústica

 

¿Estás pensando en cambiar tu vehículo?

  • Ten en cuenta, a la hora de decidir sobre la compra de un vehículo, su clasificación energética; en caso de emisiones de CO2 inferiores a 120 g/ Km., ¡puedes ahorrarte el impuesto de matriculación!
  • Otra opción muy interesante es adquirir un vehículo híbrido. Su precio actualmente es ligeramente superior al de un diésel, pero mucho menor que un coche completamente eléctrico.
  • Una opción para otros vehículos, es que lleven equipado el sistema “Start Stop”, para contribuir a reducir el consumo de carburante y reducir las emisiones de CO2 en un 5% adicional.

Consum E

 Y recuerda que no todo se basa en conducir siempre:

  • Puedes compartir el vehículo para desplazamientos o usar el transporte público.
  • La bicicleta te ayudará a no gastar ni un céntimo de carburante y que tus desplazamientos sean más saludables.

4123049539_e3828d0709_m

¿Has mirado el consumo medio de tu vehículo? ¿Quieres conducir de forma más segura? Podemos enseñarte esto y mucho más con nuestro Road Safety Car

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

Dejar un comentario

*



He llegit i accepto la Clàusula de Consentiment.

Simple Share Buttons