El tiempo estimado de lectura es de menos de 1 minuto

 Escucha la lectura de este artículo

 

Una cultura preventiva adecuada se consigue mediante un buen desempeño en seguridad, es decir, realizando una actividad preventiva de calidad, no solo orientada a la realización de actividades sino ejecutadas con criterio. Un sistema de indicadores orientados al buen desempeño preventivo ayuda a conseguir buenos resultados en seguridad y salud, las personas conocen los requisitos de calidad de su actividad y saben que van a ser evaluados por ellos.

Un buen software diseñado para ello permite la creación de indicadores de desempeño basados en la evidencia, y por lo tanto ayudará a mejorar los resultados de la actividad preventiva y la cultura preventiva.

El resultado de la implantación de una cultura de seguridad no es otro que el logro de conductas seguras, conductas definidas de modo concreto que pueden ser observadas y que son asumidas por todos. Las Observaciones Preventivas (sean en formato tradicional o en formato etnográfico), han de formar parte del sistema de gestión de prevención de riesgos laborales y deben estar por ello, convenientemente planificadas con su consecuente seguimiento y evaluación. Esto nos permite conocer mejor cómo hacemos las cosas, orientándonos hacia la excelencia en la gestión de los riesgos laborales y contribuyendo así a crear Cultura Preventiva. Para ello es necesario poder contar con un software que lo sustente y que permita trabajar en campo a través de una app.

La aplicación, además, debe permitir el acceso a videos tutoriales que nos proporcionen información sobre buenas prácticas para llevar a cabo la actividad preventiva, de forma que los responsables de su desarrollo puedan revisar los criterios de desempeño antes de realizar las mismas. Por ejemplo a la hora de llevar a cabo observaciones, charlas, paseos de seguridad, etc.

Lo mismo pasa con la Gestión de los accidentes/incidentes/eventos, es otra base del aprendizaje organizacional clave para impulsar la Cultura Preventiva. Disponer de un software posibilita la gestión de la accidentalidad a partir de la información recopilada con respecto a los accidentes/incidentes/eventos sufridos y su representación numérica y gráfica. Esto facilita aprender de los errores y de los aciertos pudiendo incluso clasificarlos en función de las variables que se precisen: transgresiones (rutinarias, de necesidad..), errores humanos (por conocimientos, basados en reglas…).

Para ello es fundamental contar con una buena plataforma de análisis de datos que nos permita principalmente aprender tanto del buen desempeño (Safety II) como de los distintos sucesos, así como que nos permita evaluar y analizar la participación y compromiso de los empleados para con la cultura de seguridad. Poder detectar posibles patrones anómalos o que denoten que no existe una voluntad real de participar en las observaciones preventivas (dado que el software nos indique que se realizan observaciones, por ejemplo, siempre el último día de plazo establecido), nos ayudará a trazar mejores estrategias para contar con el compromiso de los distintos equipos.

Lógicamente otro punto fundamental a la hora de impulsar la Cultura Preventiva en el seno de una organización es que Dirección, Mandos y Trabajadores tenga una base formativa mínima y para ello es necesario Gestionar las acciones formativas que se requieran. El software debe permitir establecer las necesidades formativas de cada trabajador, de cada puesto de trabajo o de cada actividad con el fin de poder elaborar temarios y contenidos personalizados sobre aspectos culturales como: liderazgo, comunicación, trabajo en equipo… así como una más detallada planificación de la formación. El sistema debe disponer además de un generador de informes que facilite la gestión documental de las formaciones: listados, certificados, temarios, contenidos, profesorado, etc.

A la hora por ejemplo de Diagnosticar el nivel Cultural Preventivo de la empresa es necesario poder llevar a cabo Cuestionarios Personalizados y que requieren en la mayoría de las ocasiones gestionar los resultados obtenidos en función de los puestos de trabajo, de características de los trabajadores… Así aspectos tan importantes en Cultura Preventiva como percepción del riesgo, clima de seguridad… pueden ser gestionados a través de la herramienta.

Finalmente destacar la importancia de la trazabilidad. Con un aplicativo de estas características quedará registrada cualquier entrada de datos y modificación de las mismas. Ello hará visible, por ejemplo, el hecho de que se hagan las cosas “el día antes de la auditoría”. Precisamente esta circunstancia debe servir como acicate para planificarnos mejor y en definitiva trabajar de forma más adecuada. De lo contrario, nos estaríamos haciendo “trampas al solitario”, autoengañándonos con un desempeño que no es el real. Y por tanto, creando una mejor cultura de la seguridad.

¿Y si todas estas funcionalidades estuvieran integradas en un sólo software?… Pues entonces el SmartOSH es la herramienta.

Prevencontrol

PrevenControl es la firma especializada en seguridad y salud laboral que propone soluciones eficaces e innovadoras para la mejora del negocio y la reputación de sus clientes a través de la consultoría, el uso de la tecnología y la formación.
¡Contáctanos!

¿Quieres recibir puntualmente las novedades de PrevenBlog? Suscríbete a nuestro blog!

Dejar un comentario

*